Ser sociable cuando eres tímido no es fácil 10 Claves Científicas para SERLO

art 2

Ser sociable cuando eres tímido no es fácil 10 Claves Científicas para SERLO

  1. Empieza gradualmente

Si quieres conocer gente, ve paso a paso. Empieza con retos más asequibles, como darle conversación a un camarero. Cuando lo hayas hecho varias veces verás que ya no te pones tan nervioso: esa es la señal de que tienes que ponerte un objetivo mayor. A esta técnica se le llama exposición gradual, y ha demostrado científicamente4 que es una de las estrategias más eficaces para superar la timidez y ansiedad social.

La confianza se consigue después de actuar, nunca antes. No esperes a sentirte confiado porque te quedarás esperando siempre. Nervioso o no, hazlo.

  1. ¿Qué hacer con tus pensamientos negativos?

Quizás te pongas algo más que nervioso. Quizás tu miedo al rechazo o al ridículo te paralice por completo. Quizás te asalte un torrente de pensamientos invitándote, otra vez más, a no arriesgarte. En lugar de luchar contra tus pensamientos, acéptalos. No les quites espacio, dáselo. Reconoce que tus pensamientos negativos están ahí. Pero reconoce también que puedes actuar sin hacerles caso.

  1. La herramienta emocional que reducirá tus nervios

No es teoría. Se ha demostrado científicamente que reconocer tus emociones minimiza el impacto que tienen sobre ti. Y no solo eso: también consigue que los demás empaticen con ellas, te perdonen más errores y te encuentren más atractivo.

  1. Una última estrategia de emergencia

tecnica de la máscara: Consiste en crearte un alter ego, una personalidad que te permita hacer cosas que normalmente no harías. Eso te da la seguridad de que si haces el ridículo o alguien te evita, en realidad no te rechaza a ti: ¡está rechazando a tu personaje!

Aunque lo ideal es que seas capaz de actuar siendo tú mismo, te recomiendo esta estrategia cuando necesites armarte de valor instantáneamente. Te sorprenderá.

  1. Consigue que tu cuerpo hable por ti

Para evitar que la gente se ponga de inmediato a la defensiva aprende a comunicar señales del primer tipo:

Sonríe, pero de verdad. Ya sé que es el típico consejo, pero es que funciona. No sólo se ha demostrado que al sonreír conseguimos que la gente confíe más en nosotros, sino que también nos perciben como más generosos y extrovertidos.

Aunque existe mucha disparidad científica en cuanto a su utilidad, parece ser que levantar rápidamente las cejas es una señal social que transmite cercanía y buena voluntad.

Mantén un lenguaje corporal abierto. Intenta no cruzar brazos ni piernas, ni tocarte la cara. Son señales defensivas que inconscientemente pretenden cubrir tus puntos débiles, transmitiendo inseguridad y desconfianza.

  1. La fórmula para empezar conversaciones

La fórmula que más eficacia ha demostrado para iniciar conversaciones es la Triangulación. Se trata de crear un triángulo entre tu, tu interlocutor y algo que tengáis en común, con un comentario sobre lo que estáis haciendo, viendo o escuchando.

  1. El secreto para mantener viva una conversación

Descubrir en qué te asemejas a tu interlocutor.

Se ha demostrado en varios estudios científicos que la similitud es una herramienta de influencia potentísima. Encontrar lo que os une fortalecerá vuestra sensación de cercanía y unidad, y tu interlocutor te verá con mejores ojos.

  1. Muestra tus virtudes… y tus vulnerabilidades

Ser más sociable no solo implica vencer tus miedos y empezar conversaciones, también supone ser capaz de convertir esas interacciones fugaces en relaciones que perduren en el tiempo.

En esta etapa del proceso no hay demasiados secretos y sí bastante esfuerzo. Cuanto más similares seáis mejor conectaréis, pero también deberás cuidar el resto de los cuatro elementos de la amistad: la frecuencia, la proximidad, la duración y la intensidad.

  1. Frecuencia

Sencillamente, si quieres fortalecer tu relación con alguien deberás verlo con asiduidad.

La ciencia dice que por lo menos deberías establecer contacto una vez cada quince días, y aunque lo ideal es que lo hagas en persona, hoy en día tienes multitud de opciones para conseguirlo:

  • Llamar por teléfono
  • Enviar un whatsapp
  • Escribir un email
  • Dejar un mensaje en Facebook

Conozco gente que incluso tiene alertas en la agenda que le recuerdan que debe contactar con sus amistades. Hazlo como desees, pero si quieres amigos deberás esforzarte en verlos a menudo.

        10.Proximidad

La proximidad física también es fundamental para crear relaciones más sólidas, por eso en el punto superior he remarcado la importancia de encontrarse en persona.

Aunque mudarte al barrio de las personas con las que quieres establecer relación no suele ser posible, puedes crear otro tipo de proximidad mediante videollamadas por Skype, por ejemplo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *