10 claves prácticas para ser CARISMÁTICO

formato-articulo

10 claves prácticas para ser CARISMÁTICO

¿Cuáles son los beneficios de ser carismático?

La capacidad para relacionarse y conectar con las personas ha demostrado innumerables ventajas en multitud de estudios científicos. Seguramente, nada sea capaz de aportar más alegría a nuestra vida.

10 claves prácticas que puedes usar hoy mismo

  1. Contesta rápido y con aplomo

En un estudio, unos participantes observaron cómo los estudiantes de una clase respondían una serie de preguntas sobre cultura general. Posteriormente, se les preguntó cuán carismáticos creían que era cada estudiante.

El sentido común nos haría pensar que aquellos que contestaron más preguntas correctas fueron juzgados como más carismáticos e inteligentes, ¿verdad?

Pues no. El carisma no tuvo ninguna relación con la inteligencia de los estudiantes, sino con la velocidad con la que habían respondido cada pregunta, independientemente de si lo hicieron bien o mal. En otras palabras: resulta más carismático contestar rápido y con vehemencia que hacerlo con la respuesta correcta.

¿Injusto? Quizás, pero así se forman las percepciones sociales. Cuando alguien expone su opinión con firmeza, tendemos a asumir que sabe de lo que habla.

  1. Gesticula (mucho) con tus manos

Las personas carismáticas no se mantienen quietas cuando hablan, sino que apoyan sus mensajes con los gestos de las manos.

En un estudio, el público valoró como más competentes y efectivos los ponentes que gesticulaban con las manos mientras hablaban, frente aquellos que las mantenían quietas. No solo eso, sino que también se ha comprobado que reforzar tus palabras con las manos provoca que los demás recuerden mejor tus mensajes.

La clave es utilizar gestos que se correspondan con el significado de las palabras, no movimientos al azar, y evitar aquellos con connotación negativa. Según el experto en lenguaje corporal Allan Pease, existe una forma correcta de

  1. Usa palabras emocionales

Se trata de las palabras emocionales, aquellas que en lugar de dejarnos fríos nos evocan sentimientos y sensaciones. La gente más carismática añade pasión a sus mensajes, y suele hacerlo mediante nombres y adjetivos que transmiten emociones.

  1. Interésate por los demás

Si quieres que alguien se interese por ti debes intentar impresionarle, ¿verdad?

Esto es lo que hace casi todo el mundo cuando quiere llamar la atención de alguien. Y, sin embargo, suele provocar precisamente el efecto contrario.

En otras palabras, los demás no se sienten bien cuando les cuentas sus éxitos: se sienten bien cuando te cuentan los suyos. Y si se sienten así en tu presencia, desearán pasar más tiempo contigo.

  1. Haz evidente lo que te une a ellos

Seguramente ya sabes que la similitud es un ingrediente fundamental para crear vínculos sociales, pero lo que quizás te sorprenda es que la cantidad de parecidos es más importante que su calidad.

Dicho de otra forma, se ha demostrado que no es sobre qué coincidimos, sino sobre cuánto coincidimos. Cuantas más similitudes tengamos con alguien, más nos atraerá, independientemente de lo que sea.

Cuando las personas carismáticas detectan un posible punto en común con su interlocutor, no lo dejan escapar. No importa que parezca trivial, porque saben que cuanto más semejantes, mejor. Lo ponen en evidencia y dirigen la conversación hacia allí.

  1. Demuestra vulnerabilidad

No tengas miedo a revelar tus sueños, temores o preocupaciones. La perfección y el hermetismo son enemigos del carisma.

  1. Repite su nombre

Hace tiempo me fijé que la mayoría de gente carismática que conozco suelen repetir con frecuencia el nombre de aquellas personas con las que están hablando.

En aquel momento lo consideré una casualidad, pero el tiempo me ha demostrado que me equivocaba.

Resulta que en una investigación realizada mediante resonancia magnética se comprobó que, cuando escuchamos nuestro propio nombre, se activa el área del placer en nuestro cerebro.

Quizás esas personas carismáticas lo hicieran inconscientemente, pero estaban provocando a sus interlocutores una sensación agradable que aumentaba su deseo de estar cerca de ellos.

  1. Usa infracciones morales divertidas

Otra característica habitual de la gente carismática es su sentido del humor. Afortunadamente, la ciencia también ha identificado qué nos hace más divertidos.

 

 

  1. Haz cumplidos honestos

Según el fenómeno psicológico de la reciprocidad, nos sentimos atraídos por aquellas personas a las que sabemos que gustamos. Por eso las personas carismáticas no dudan en mostrar su aprecio por los demás haciéndoles cumplidos

 

La eficacia de los cumplidos para hacer sentir bien a la gente es enorme. Incluso se ha demostrado que recibir un halago activa la misma área del cerebro que al recibir dinero.

10. Toca más… y mejor

 

El contacto es un multiplicador de la conexión emocional. De forma inconsciente, lo asociamos con aquellas personas con las que tenemos mayor vínculo, como nuestra familia o amigos más íntimos. Por eso, cuando tocas a alguien le predispones a conectar contigo.

 

¡Pero cuidado! Tocar también puede generar rechazo si lo haces de forma inapropiada. El tipo de contacto capaz de aumentar tu carisma tiene la siguiente característica: Se produce en la zona que va desde la parte superior del brazo hasta el hombro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *