Cómo tratar a un jefe DIFÍCIL

cvbx

 

Cómo tratar a un jefe DIFÍCIL

 

Si eres de los que han trabajado desde siempre, seguramente te has tropezado con un jefe difícil de manejar. En más de una ocasión habrás lidiado con un jefe que parece dinamita por estallar en cualquier momento. El único que saldrá perjudicado si la explosión se propaga, eres tú.

 

En caso de que te haya tocado un jefe difícil, de pocos amigos, siempre hay una forma inteligente de abordarlo sin perder el respeto. En varios de los casos no porque se lo merezca, sino porque es de sobrevivencia y, además, caer en amargura nunca es algo bueno.

 

Cómo tratar a un jefe difícil

 

Lo primero será reconocer si tu jefe es malhumorado por naturaleza o si está atravesando un mal momento en su vida privada. De antemano, juzgarlo no será la solución.

 

Habrá que saber todo aquello que consiga motivar a tu jefe. O sea, comprender qué razones reales son las que preocupan a tu jefe y hacen que se comporte mal. Por ejemplo, tal vez no es por tu tardanza al comer lo que le inquieta, sino, lo que piensen los otros empleados de él si tú te tardas en hacerlo.

 

Por eso, es significativo saber qué conducta posee tu jefe o el supervisor. No hay que darle el permiso y que todo eso te termine afectando en tu rendimiento. Si piensas que adoptar una actitud tan rebelde como al de tu jefe, estás en malos pasos. Hacer esto, únicamente le dará más motivos de tratarte mal o, inclusive, despedirte.

 

Claro que ser astuto nunca está de más. Es decir, mantente anticipado a cualquier exigencia que sea relacionado a tu trabajo. De esa forma, no le darás la oportunidad a un jefe difícil el atacarte.

 

Para terminar, la mejor forma de impedir este tipo de tratos con un jefe difícil es evitar todos los problemas posibles. Cuando eres entrevistado intenta ser más perceptivo. En caso de que sepas de algún colega que trabaje en la empresa, siempre pregunta el trato que tienen los jefes con los demás.

¿Cómo podemos mantener la concentración en el TRABAJO?

xcvfd

 

¿Cómo podemos mantener la concentración en el TRABAJO?

 

La verdad es que mantener la concentración en el trabajo mientras hacemos nuestras actividades, puede ser complicado. Tan solo habrá que prestar mucha atención a lo que se hace. Sin embargo, en un buen trozo el día no lo podemos lograr. Es por eso que mantener la concentración en el trabajo es un gran reto para todos.

 

La misión es entregar un trabajo con la mejor calidad, en un tiempo corto, para hacer la tarea y así no concentrarnos en la misma. Dicha forma de trabajar es la normal. Tendríamos que ir saltando de un tema a otro y en sí, la multitarea nos suele agobiar, no podemos dedicarle 10 minutos a una sola tarea porque llega un email y de una vez corremos a abrirlo.

 

Mantener la concentración en el trabajo para menos estrés

 

concentración en el trabajo

 

Claro que aparecen otros tipos de interrupciones como las llamadas por parte de clientes, los mismos compañeros, el teléfono móvil, etc. Muchas veces perdemos más de 10 minutos sin hacer nada y lo peor de todo es que no nos damos cuenta.

 

Sin embargo, la capacidad de concentración si la tenemos, más de uno la ha experimentado una vez. Cuando se está jugando al FIFA, por ejemplo. Nos da la sensación que hemos empezado hace 10 minutos cuando en realidad pasaron 2 horas. Lo mismo sucede cuando se ve algún partido en la televisión, cuando tenemos una cita, etc.

 

Todos deben encarrilarse

 

Hay muchas alternativas para mantener la concentración en el trabajo. Normalmente, lo que hago es dividir las tareas que tengo por hacer. Me encargo de ir eliminando las tareas de manera más rápida para que al final, poniendo las más importantes por delante. Una de las ventajas de esto es que me encanta mi trabajo y ya con eso, puedes ser más productivo.

 

Poco a poco se consigue mejorar la capacidad de mantener la concentración en el trabajo. Con el tiempo, todo se vuelve más fácil y al final, la misma concentración es algo que hay que entrenar. El esfuerzo, al final, valdrá la pena.

 ¿Te interesan los temas de emprendimiento? te invitamos a capacitarte y mejorar tus habilidades, nosotros somos un centro de capacitación para emprendedores y empresarios, te invitamos a conocernos en un entrenamiento presencial gratuito, más info aquí…

 

Un trabajador motivado vale por DOS

ASCC

 

Un trabajador motivado vale por DOS

Sabemos la importancia de mantener al trabajador motivado, por eso, queremos compartirlo contigo. El objetivo de toda compañía es poder mejorar la productividad de los mismos trabajadores. Por ello, mantenerlo motivado es un factor importante y a pesar de que sea fácil de mencionar, es difícil de lograr.

El objetivo esencial es poder reanimar el entusiasmo hacía el trabajo como tal, donde, muchas veces, se apaga mientras el tiempo avanza.

Mantener al trabajador motivado siempre será bueno

Normalmente, ser productivo se vincula a la capacidad de concentrarse. Si existe algún tipo de inquietud familiar, personal o estamos muy mal de salud, es mejor detenerse e ir a casa a descansar. Claro que esto no tiene relación con huir de las labores, sino, de estar en la mejor forma para trabajar después.

Lo que hace con el empleado es mostrarle que existe un compromiso moral en la compañía. En ese momento, se ha retirado el empleado por cualquier enfermedad o, por tener que atender un asunto urgente y personal. Al darle el espacio, supondría que en los siguientes días trabajará con más entusiasmo y fuerza.

Otra poción que ayuda a la optimización de productividad es dejarle el control del proyecto a cualquier trabajador. Eso ha involucrado el hecho de ceder cualquier decisión. En un momento que ellos mismos han caminado y solventado la forma de hacer las cosas, le han puesto mayor entusiasmo a que algo salga bien.

Claro que no sugiere que el jefe se encierre en su oficina y deje a los demás solos. De hecho, tan solo es cuestión de separarse un poco, supervisarlo pero no tan seguido. En especial, si se deja a disposición cualquier indicador en general. Todas estas acciones no crean más que confianza entre el empleado y el jefe, una confianza mutua.

¿Te interesan los temas de emprendimiento y negocio? Nosotros somos un centro de entrenamiento para emprendedores y empresarios, te invitamos a conocer nuestro calendario de actividades del mes, mas info aquí…

Mejorar la motivación y productividad del TRABAJADOR

art1

Mejorar la motivación y productividad del TRABAJADOR

No existe compañía que no busque la mejora de tu motivación y productividad. Por eso, es esencial que toda motivación por tu parte y el de los empleados, algo que puede ser sencillo de decir y difícil de obtener. Claro que lo bueno de todo es que no es imposible. Para eso, veremos de qué manera podemos motivar al trabajador para que mejore todo su resultado a un plazo relativamente corto. La idea es poder reactivar la pasión que se tiene por el trabajo, ese que en varias ocasiones se termina perdiendo mientras se van cumpliendo años en la compañía.

Y esto no tiene que ver estrictamente con la política de los incentivos. Sabemos que los mismos, en varias ocasiones, se atribuyen por la retribución. Cada trabajador conoce de ello y vive jugando con eso.

pequeñas metas para la motivación

Motivación

Existe un punto que debes tomar en cuenta cuando piensas en motivación y eso lo aprendemos de los mismos videojuegos. Para que sea funcional y que el interés no se pierda, hay que motivar con recompensas a cada participante. Sobre todo, a esas personas que tienen “muchas horas jugadas”. Esos logros, harán que la motivación no desaparezca tan fácilmente.

Para ello es requerido determinar algunos objetivos a la semana, esos que los trabajadores logren obtener y vayan añadiendo a su propia política para cada incentivo a nivel global. Lo mismo puede hacerse con todo puesto de trabajo, no importa cuál sea.

Si no sirve, hay que marcharse al hogar

La motivación y productividad en varias ocasiones se relaciona con la técnica de concentración. En caso de que exista alguna incomodidad en el hogar, privado o sencillamente se está un poco enfermo, hay que marcharse al hogar. No es algo que se usa para “escabullirnos”, sino que, la salud importa y así no conseguiremos la eficiencia que buscamos.

El beneficio que la empresa obtiene también es tuyo

Finalmente, la mejoría de toda productividad debe verse reflejado en la facturación y todo tipo de beneficio. Para ello, lo requerido es poder socializar dichos beneficios. La idea es lograr que las dos partes terminen consiguiendo la victoria. Todo trabajador debe ver que de verdad está mejorando, posiblemente con un aumento salarial o mejor condición.