Pasos para abrir una tienda ONLINE

ARTDOS

Pasos para abrir una tienda ONLINE

En la base, los conceptos son los mismos: pensar tus necesidades, el tipo de clientes al que vas a llegar, hacer un estudio de mercado. En cualquiera de los dos modos son planteamientos básicos que tienes que hacerte antes de salir a conquistar el mundo con tu nuevo proyecto. Pero sin duda, hay algunos elementos que sí son particulares para el emprendedor del e-commerce, los cuales se describen a continuación:

Elegir la plataforma. Para empezar, debes tener en cuenta que cual sea el área de tu negocio a abordar, en el mercado habrá tres posibilidades entre las cuales elegir para tu tienda en línea: Sistemas SaaS (software como servicio), desarrollos a medida y herramientas open source. Deberás analizar las ventajas y desventajas que te ofrece cada una de estas.

Otra opción es instalar tu tienda dentro de alguna “galería” o “centro comercial” compartiendo servicios con otros comercios. Aquí el equivalente sería un directorio web y se utiliza si tu tienda es menor y los recursos también.

Registra tu dominio. Es recomendable que, si te encuentras en México, cuentes con la terminación .mx.

Crear un acta constitutiva. Uno de los puntos más complejos tiene que ver con el reconocimiento del lugar de origen de la empresa, al ser la red un espacio global. Por ello, una vez que se eligió la plataforma es necesario crear el acta constitutiva (en caso de ser una empresa completamente nueva). Si tu empresa ya existía, solo debe verificarse que en el acta no exista ninguna restricción en cuanto a desplegarla en la red.

Registro de nombres. Es indispensable registrar los nombres, logos y cualquier símbolo o representación de la empresa ante el Instituto Mexicano de Propiedad Intelectual.

Busca a los expertos. Se recomienda a los primerizos afiliarse a la Asociación Mexicana de Internet, que es la encargada de legitimar a las empresas mexicanas insertas al e-commerce.

Elige las modalidades de pago. Uno de los temas sensibles de lo cual dependerá también tu relación con el cliente. No solo debes asegurarte de tener las medidas más seguras, sino dejar claras las políticas de seguridad y confidencialidad de los datos y operaciones de los clientes.

Y el modo de entrega. Es básico que definas qué zonas, regiones o países cubre tu entrega y en cuánto tiempo llega al consumidor final.

Otros puntos que debes tomar en cuenta si estás en México es que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público tiene obligaciones para tu negocio:

 

Registrarse ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para obtener la cédula fiscal.

Guardar la información correspondiente que acredite la legalidad de la mercancía vendida.

Entregar facturas a los clientes y conservarlas durante los tiempos establecidos en ley.

Realizar las declaraciones fiscales correspondientes.

¿Qué caracteriza a un empresario EXITOSO?

art 2

 

¿Qué caracteriza a un empresario EXITOSO?

Descubre si cuentas con las capacidades necesarias para poner en marcha tu empresa y lograr el éxito en el mundo de los negocios.

Un empresario es una persona que, con información, conocimientos, contactos y altos niveles de innovación y creatividad, reúne dinero, equipos, materias primas y personal con el fin de poner en marcha una empresa y lograr el éxito.

Sin embargo, para ser un empresario exitoso debes tratar de desarrollar ciertas capacidades que influyen en el éxito de cualquier empresa.

  • Capacidad de detectar oportunidades

Un empresario exitoso debe tener “olfato” para visualizar un negocio donde la mayoría de las personas sólo ven caos, contradicciones, dificultades o inclusive amenazas. Es por esto que si quieres ser un empresario exitoso debes estar informado permanentemente sobre las novedades y cambios en tu sector y tener la curiosidad suficiente para conocer e investigar el entorno y a tus clientes.

  • Capacidad de innovar o crear

Debes tener la capacidad de crear nuevos productos o servicios para satisfacer de manera eficiente las necesidades de tus clientes, actuales o potenciales. Para lograr esto infórmate y usa tu inteligencia en la producción y comercialización para obtener mejores resultados. Además, no debes temer a hacer las cosas diferentes.

  • Capacidad para luchar frente a los inconvenientes del entorno

Tu vida como empresario siempre estará llena de retos y vicisitudes, por lo que tanto tú como tu empresa deben ser flexibles para adecuarse rápidamente al entorno. Tu labor como empresario es anticiparte a los cambios y estar listo para adecuarte a ellos. Evita que te sorprendan sin estar preparado.

  • Capacidad de adaptación a los cambios

Los cambios son normales y saludables para un empresario exitoso, pues se trata de personas optimistas que -con entusiasmo, esfuerzo, conocimientos y muchas horas de trabajo-, se anticipan y responden siendo capaces de convertir una amenaza en una oportunidad.

  • Capacidad de dirección

Los empresarios exitosos son capaces de planificar, organizar, dirigir y controlar las actividades de su empresa, pero sobre todo capaces de liderarel proceso dinámico de visión, creación y cambio. Y es que se trata de personas capaces de conducir un equipo, pero también de inspirar a los colaboradores a alcanzar las metas. Por eso, debes desarrollar habilidades de liderazgo.

 

  • Capacidad para tomar riesgos calculados

Un empresario exitoso se preocupa constantemente de reunir información que le permita tomar decisiones con el mayor grado de certidumbre posible. No arriesga su capital ni lo que tiene en ningún negocio que no haya analizado previamente. Sin embargo, tampoco se queda en la inacción sin tomar riesgos, sino que logra un equilibrio entre ambas opciones.

  • Capacidad para tomar decisiones

Lo que diferencia a un empresario exitoso de un administrador o gerente, es que el empresario disfruta de la construcción de una nueva empresa más que de observar, analizar y describir una empresa existente. Por ello, estará obligado a tomar decisiones que le permitan constituir un equipo empresarial fundador, capaz de identificar, acumular, controlar y garantizar los recursos necesarios para el inicio y continuidad de la nueva empresa.