Cómo dominar la mente de tus CLIENTES

formato-articulo

Cómo dominar la mente de tus CLIENTES

Si tu deseo es ser un gran empresario o vendedor, debes saber cómo negociar con tus clientes. Un verdadero genio de las ventas es aquel que logra convencer a las personas para que compren sus productos o contraten sus servicios.

Existen algunos métodos que pueden darte una ventaja estratégica a la hora de cerrar una venta y para poder aplicarlos debes estar muy preparado y seguro de ti mismo.

Principios básicos

Cuando se trata de negociar tu objetivo principal debe ser vender. Debes mentalizarte en que eres el único y más importante vendedor de tu empresa, independientemente de que realices otras actividades, como atender ciertas cuestiones administrativas u ocuparte de la gestión de tus proveedores.

No importa qué tipo de negocio o productos ofreces, las negociaciones siempre son las mismas y todas siguen el mismo principio psicológico: Entrar en la mente de tus clientes.

El conocimiento es poder

En cualquier negociación la parte que está mejor preparada es la que gana. Si tienes más información puedes ser la persona que establezca los términos, controlar la dirección de las negociaciones y lograr que la misma se concrete.

Cuando tengas a tu cliente en frente, tienes la obligación de haberte preparado de una manera más que exhaustiva. Procura conocer muy bien tus productos y las necesidades de las personas que se acercan a ellos, si entiendes bien tu mercado puedes manejar información específica que te dará una ventaja sobre la competencia.

Haz que tus clientes sepan que eres un experto en el ramo, dales la información necesaria que respalde tus argumentos.

Diles por qué necesitan contratar tus servicios o comprar tus productos y por sobre todo cómo y cuánto mejorarán al hacer negocios contigo. De esta manera los tendrás a la expectativa.

Crea respuestas

Si conoces los problemas a los que se enfrenta un futuro cliente, debes conocer las soluciones. Una vez que hayas conseguido la atención de las personas con las que estás negociando, debes convencerlos de que los productos que ofrece tu empresa es lo que necesitan.

Los métodos y soluciones que ofrezcas a tus clientes al momento de la negociación, deben convencerlos de que comprar e implementar tus productos será fácil, y de que no requerirán de muchos esfuerzos ni recursos. Y eso es lo que te hace superior a la competencia.

Con mucho esfuerzo, nos hemos concentrado en hacer las cosas fáciles, logrando tener un sistema pre-configurado que puede comenzar a ser utilizado por una empresa en menos de un día.

Debes ser cauteloso al momento de hacer tus proyecciones, si los beneficios y ganancias que manejas mientras realizas la venta son excesivos o poco realistas, crearás desconfianza.

Haz un programa

No sólo debes hablar de los beneficios o ganancias, también debes establecer cuánto tiempo tardarás en lograrlos. En los negocios el tiempo es un factor clave, y una empresa que ofrece mejores resultados en menos tiempo obtiene más ventas.

Para hacer un plan de trabajo efectivo debes hacer una lista de prioridades, los clientes más importantes, los que puedan ser convencidos más fácilmente y produzcan mejores resultados, serán los que deberás atacar primero.

Tu plan de trabajo debe ser discreto pero realista, con resultados a corto, mediano y largo plazo. En tu programa siempre incluye una planificación del dinero que gastarás y el impacto que tendrá en las ganancias de la empresa, ya que los factores económicos son los más relevantes.

Sé agresivo, sé muy muy agresivo

Si has desarrollado perfectamente tu estrategia, para este punto tendrás casi asegurado el éxito. Pero debes tener mucho cuidado, ya que todavía hay posibilidades de que todo se arruine.

La manera en la que cierres la venta es vital. No seas tímido y pregunta directamente si la negociación ha sido exitosa. Es recomendable que plantees la pregunta de la manera adecuada, para que la única respuesta posible sea un sí. Esto te ayudará a mostrarte como una persona segura y decidida.

Los buenos negociadores son agresivos, si tienes el producto o servicio adecuado para tu cliente, ¿Por qué no harían negocios contigo?

Un buen vendedor no espera que un gran cliente lo busque, él mismo contacta a las personas con las que quiere trabajar. Localiza una empresa, analiza sus problemas, crea un programa y ponte en contacto con la persona adecuada para que puedas hablarle de los beneficios que tus servicios o productos podrían conseguirle.

¿Te gustan los temas de emprendimiento y negocios? nosotros somos un centro de capacitación de emprendedores y empresarios, da clic para conocer nuestro calendario de actividades, clic aquí..