¿Qué es un plan FINANCIERO?

formato-articulo

¿Qué es un plan FINANCIERO?

 

Cuando emprendemos, el plan financiero es bien relevante en nuestros objetivos. Y es que para muchos, éste tiene todas las pautas para empezar y se halla dentro del plan de negocio. En el mismo se estudia cada dato económico y financiero del negocio, por eso, nos da la posibilidad de generar una idea para la visibilidad y factibilidad de la compañía que se piensa hacer.

Poco funciona que se tenga una idea, un excelente análisis del mercado y poderosos estudios sobre marketing y comunicación previa la creación de la compañía si luego, no hay capacidad de traducir todo en prácticos números económicos.

El plan financiero y sus características

Cuando hablamos del plan financiero, podemos decir que se trata de una herramienta que nos da la posibilidad de planear todo lo que será de nuestra empresa. Esto es hablándolo en términos de economía, claro está. Cada uno de los objetivos hechos con previo aviso estaban en el plan del negocio. Éste nos da la posibilidad de saber qué precios empresariales tendrán los negocios a comenzar. Luego, hay que tener la capacidad de poder calcular qué será de nuestros posibles ingresos y ventas. La idea es poder conocer si se puede obtener beneficios y que nuestro plan sea realmente rentable.

Conocer el precio de qué costara el comenzar el nuevo emprendimiento empresarial es esencial. Claro, teniendo en cuenta si se desea saber el dinero que se requiere (obviamente, si lo queremos). Finalmente, se debe seleccionar el camino para el plan financiero en la empresa que más ventajas nos traiga y empezar con el modelo de negocio.

En conclusión, tener el plan financiero a disposición sacará a muchos las “patas del lodo”. Lo ideal es empezarlo y estudiarlo minuciosamente para prevenir posibles fallas. Pedir colaboración siempre es bueno en este tipo de situaciones.

Cómo fijar el valor verdadero de tu NEGOCIO

formato-articulo

Cómo fijar el valor verdadero de tu NEGOCIO

Ya sea que tengas contemplado vender tu startup o levantar una ronda de inversión, en algún punto será necesario valuar tu compañía.

Aunque determinar el valor de un negocio no es una ciencia exacta y tiene mucho de subjetivo, para los emprendedores es necesario tener una idea concreta y realista de cuánto vale lo que han construido, especialmente en un contexto en el que los inversionistas no abundan.

Las empresas valen en función de diferentes aspectos que configuran una suma de valor y va a depender del estado o nivel de desarrollo que tenga la startup. Con las startups la valuación depende de si tienen un concepto probado o si aún no tienen ninguna tracción.

Si la startup cuenta con ventas, clientes y presencia en el mercado, se puede realizar una proyección a futuro y valuar la empresa basándose en estos flujos con cierto grado de credibilidad debido al antecedente.

Cuando la startup no tiene tracción se utiliza un modelo de valuación de intangibles en donde lo que se evalúa es cuánto vale el emprendedor, la idea, el timing de la oferta del negocio, su capacidad de ejecución, modelo de negocio, parámetros de riesgos, entre otros factores, y a partir de eso se realiza la valuación.

Si bien la valuación con más peso la realizan los inversionistas, los emprendedores deben hacer su trabajo y tener muy en claro cuál es su parámetro. Es como una gráfica de Venn y en las coincidencias de las dos valuaciones se comienza a negociar.

Llegar a buscar a un inversionista con una valuación irreal de la propia empresa es una de las formas más rápidas para ser bateado por los fondos de inversión. Para que tengas una mejor idea de lo que vale tu empresa, te recomendamos tener en cuenta estos consejos al momento de realizar tu valuación:

  • No pidas las perlas de la virgen

Puede que tu compañía tenga una oferta de valor muy atractiva, un historial de ventas comprobado y un modelo de negocios infalible, pero si la valuación de tu empresa es exagerada entonces los inversionistas dudarán de tu capacidad de tomarle el pulso a tu propio negocio.

Tienes que tener en cuenta que un inversionista espera obtener un retorno de su dinero, así que no puede pagar un precio alto por la empresa pues reduciría mucho sus márgenes. Una valuación irreal da la impresión de que no tienes ni idea o la suficiente inteligencia para poner una propuesta real sobre la mesa y esa es la manera más rápida de arruinar un pitch. Sobrevalorar o creer que vale menos de lo que en realidad vale son errores graves desde el punto de vista desde un inversionista, ¿cómo no vas a saber cuánto vale tu empresa?.

  • Ten un buen plan de negocios

Armar un plan de negocios coherente es indispensable, pues es lo que termina por concretar los elementos intangibles de un negocio. Con un buen plan de negocios, que tenga una proyección realista con premisas aterrizadas, la credibilidad y el valor de la empresa aumentarán.

Si llegas a pitchar un negocio en una servilleta o no conoces bien los números de tu empresa o tu mercado, obviamente la percepción de riesgo es más alta y la calidad de ejecución tendrá una menor calificación, derivando en una valuación mucho más baja.

  1. Pide ayuda

Si estás por comenzar negociaciones con fondos de inversión, será básico que conozcas la valuación de tu startup. De ser posible, pide que te expliquen los parámetros que son apropiados y el criterio de valuación, de esta manera podrás desarrollar una estrategia fundamentada con la cual proteger tu trabajo al llegar a la mesa de negociación.

Quizá todo esto te resulte ajeno y complicado. Si es así, la alternativa es buscar a un especialista para que te ayude a realizar tu valuación. Más vale.

¿Qué errores debe evitar cualquier EMPRENDEDOR?

art 2

 

¿Qué errores debe evitar cualquier EMPRENDEDOR?

Según el Centro Regional para la Competitividad Empresaria, éstos son los 10 principales errores de los emprendedores. ¡Evítalos!

 

  • CONFUSIÓN. El emprendedor sueña con iniciar una empresa sin analizar las características que lo harían vivir como empresario. Ante las dificultades, el emprendedor desiste de su idea de negocio y lucha por ingresar en el mercado laboral. El empresario insiste hasta concretar su negocio.
  • INTUICIÓN. Cuando se tiene una idea de negocio, lo primero que se debe preguntar es: ¿qué necesidad y a quién va a satisfacer mi producto o servicio? Generalmente esta pregunta la realizan hasta que lo lanzan al mercado.
  • PLAN DE NEGOCIOS. Es necesario establecer las guías de acción para disminuir las debilidades, mantener sus fortalezas, aprovechar las oportunidades y minimizar los riesgos, además de determinar la viabilidad de su negocio.
  • MEJORA CONTINUA. Una vez que se abre la empresa, los emprendedores dejan a un lado el plan de negocios que elaboraron y las mejores prácticas empresariales para operar nuevamente de manera intuitiva                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                   Desconoce los trámites necesarios para abrir un nuevo negocio, lo que trae como resultado erogaciones adicionales por multas, actualizaciones, y recargos, e incluso, suspensión de actividades.
  • FLUJO DE EFECTIVO. El emprendedor realiza una planeación de la operación de su empresa con base en las utilidades que se generan, sin considerar su ciclo financiero, el cual le permitirá conocer sus necesidades de efectivo para un periodo determinado.
  • RECUPERACIÓN. Las inversiones se recuperan con las utilidades y el capital de trabajo con las ventas. Frecuentemente no se distinguen y cuando hay financiamiento se aprietan los plazos. Los imprevistos desfasan las inversiones y generan costos que descontrolan el negocio.

El emprendedor busca afanosamente obtener pedidos iniciales. Sin embargo, minimiza la importancia que tiene el segundo pedido, ya                   que, en la búsqueda de nuevos clientes, no da seguimiento a los compradores cautivos.

  • ORGANIZACIÓN. El emprendedor es el “hombre orquesta”, ya que le cuesta mucho trabajo delegar actividades en su afán de disminuir gastos para maximizar las utilidades.
  • Mezclar gastos personales con los del negocio genera descontrol y dificultad para evaluar la rentabilidad del negocio. Podrían sobregirar la capacidad del negocio.

¿No sabes cómo incrementar tus ventas? Descúbrelo…

art 2

 

 

 

¿No sabes cómo incrementar tus ventas? Descúbrelo…

Prepara tu estrategia de inicio

  • La primera impresión es clave. Nunca tendrás una segunda oportunidad para causar una buena primera impresión. Por eso, desde el principio enfócate en satisfacer los deseos del cliente y no te concentres sólo en presentar una oferta. Si tu inicio es débil, el final será igual.
  • Traza un plan para conquistar clientes. Crea un plan general antes de tratar con nuevos clientes y uno especial para tus cuentas principales. Perfila a cada uno de tus prospectos con base en datos generales y necesidades específicas que observes. Recuerda que el plan es sólo un punto de partida que deberá adaptarse según el caso, pues cada cliente es diferente.
  • Escucha primero y anticípate. Una vez que trazaste un plan, el segundo paso se llama “anticípate”. ¿Cómo hacerlo? Permite que el cliente te explique en detalle qué desea. En ocasiones, las palabras no son un recurso suficiente para expresar lo que en realidad sentimos, así que también toma en cuenta las expresiones del rostro y ademanes. Cuando sea tu turno de hablar, utiliza toda la información que captaste para presentar las características de tu producto o servicio como la solución exacta a las demandas planteadas.
  • Elige un buen lugar para tu negocio. La ubicación es un punto fundamental para que los clientes disfruten ir a tu negocio con gusto y sin complicaciones. Toma en cuenta las vías de comunicación para llegar a tu local y el tipo de zona, es decir, que no sea demasiado conflictiva, peligrosa o de difícil acceso. También considera prioritario tener un estacionamiento propio o haz una alianza con uno cercano y ofrece una tarifa especial para tus compradores.
  • Estudia tu mercado. Invierte tiempo para ser un experto conocedor de tu mercado. Asiste a exposiciones comerciales y eventos que tus consumidores consideren importantes. Ahí podrás convivir de cerca con ellos. También aprovecha la ocasión tanto para observar qué está haciendo tu competencia como para detectar qué tipo de productos y servicios son los más demandados. Otra opción es mantenerte al día sobre las tendencias del mercado a través de publicaciones especializadas e involucrándote y participando en cámaras y organizaciones gremiales.
  • Ponte en los zapatos de tu cliente. Un grave error es pensar que el servicio al cliente es una actividad estandarizada y que las mismas tácticas funcionarán para satisfacer las expectativas de todos. Las personas son únicas y especiales. Ponte en los zapatos de la otra parte y plantéate la siguiente cuestión: ¿cómo me gustaría que me traten: bien o mal? Entonces ofrece un trato, al menos, bueno. Mejor aún, excelente. Inicia con un plan general de atención y, según sea el caso, diseña estrategias específicas para crear una experiencia “diferente” para cada cliente.
  • Transforma tu sitio virtual en una experiencia real. Tener un sitio web comercial no debe ser obstáculo para que el cliente no sienta como si realmente estuviera en contacto con el producto o servicio. Una descripción detallada y fotografías de buen tamaño y desde diferentes perspectivas ilustrarán mejor a los visitantes. Con estas herramientas despertarás el interés de los consumidores para que se atrevan a hacer el pedido y, de esta manera, vivir plenamente la experiencia de compra. Si lo consigues, no durarán en regresar nuevamente.
  • Mantén informado a tu cliente. No basta con poner a la vista los datos de contacto en tu sitio web si no das una respuesta rápida. Instala un generador automático de correos electrónicos que indique a tus compradores, una vez que hagan una orden de compra, que su solicitud fue recibida con éxito. Haz alianzas con varias compañías de mensajería y ofrece una amplia gama de opciones de envío. Cada día manda un e-mail a tu cliente para informarle sobre el progreso de su orden. En caso de algún retraso, repórtalo y explica las causas. La honestidad es una de las reglas de oro en servicio al cliente.
  • Da todas las facilidades de contacto y envío. Es importante que tu sitio comercial sea fácil de navegar. Dentro del menú principal crea un apartado especial donde el visitante encontrará todas las respuestas a sus dudas acerca del tiempo de entrega, formas de pago y envío, políticas de devoluciones, etc. Asegúrate de incluir todos los datos de contacto de tu empresa: dirección, número telefónico y correo electrónico. Esta información será de gran utilidad para tus clientes y te ayudará a darles un mejor servicio sin importar que sea a través de una computadora.
  • Responde las “preguntas frecuentes”. Un estudio del Grupo Pelorus demostró que el 42% de los sitios web comerciales tardan, al menos, cinco días en responder las preguntas que envían sus clientes. Crea una sección de “Preguntas Frecuentes” (FAQ, por su nombre en inglés) dentro de tu menú principal. También incluye una dirección de correo electrónico que servirá de enlace entre tus visitantes y tu negocio. Revisa constantemente la bandeja de entrada y responde a la brevedad posible todas las consultas que recibas.
  • Sorpréndelos con promociones exclusivas. Agrega un elemento sorpresa a los correos automáticos que envíes a tus consumidores cuando hagan su pedido. Puede ser un cupón de descuento válido para su siguiente compra o información extra sobre el producto que acaban de adquirir. Anexa un breve cuestionario para saber más acerca de ellos y conocer cuáles son los productos que buscan.

Aumentar la competitividad en la empresa ¿Buena o MALA?

art 2

Aumentar la competitividad en la empresa ¿Buena o MALA?

Seguramente no conoces lo importante que es la competitividad en la empresa. El que alguna compañía consiga tener éxito o fracase de forma inevitable pudiese depender en una gran escala a la competitividad. Sin embargo, la competitividad en la empresa es algo que no se obtiene de un día para otro. Es requerido el aplicar todo empeño y dedicación para que la empresa ofrezca lo mejor de sí misma.

Es por eso que, siguiendo unos puntos sencillos, se puede alcanzar al incremento de la competitividad en un negocio.

  1. Hacerse cargo de la plantilla

Con algunos trabajadores realmente animados es factible el incrementar de manera considerable la competitividad. Elaboren algún medio de comunicación constante con el grupo, otorguen un tipo de recompensa por el trabajo bien elaborado y empezarán a notar una clara mejoría en toda la productividad. Pudiese valerse de algún plan para incentivos y para conseguir metas. Asimismo, lograr objetivos y poseer trabajadores más complacidos y comprometidos.

  1. La innovación

Deben conseguir un valor agregado incluyendo la creatividad en la empresa. Si bien no se debe dar por sentado que la innovación va vinculada a lo que es la producción, ya que se emplea en diversas zonas como Recursos Humanos o la atención al cliente. Todo el tiempo se debe estar dispuesto a recibir nuevas propuestas y no tener algún miedo al momento de coger nuevos métodos.

  1. Cuidar toda estética o imagen

El ser reconocidos por el branding es lo que toda compañía debiese aspirar a conseguir. Estar perfectamente posicionado en la mente de casa consumidor brinda una clara ventaja competitiva frente a cualquier competencia. Para eso, lo más significante es proteger la imagen corporativa debido a que tiene un papel fundamental para hacer que cada consumidor recuerde la marca que ofrece.

  1. Olvídense del miedo a entrar en el mundo digital

En la actualidad se debe tener la certeza de que el ámbito digital es imprescindible. En el momento que se da la posibilidad de poder interactuar con cada cliente, se debe aprovechar de cada oportunidad. Por medio del mundo digital y sus plataformas se consigue llegar a cada consumidor de forma más directa y lograr fidelizarlos brindándole regalos, descuentos o algunas promociones. Una excelente forma de lograr esa meta es por medio de programas de fidelización.

La competitividad en la empresa es un buen método para conseguir prosperar rápidamente. No dudes en aplicarla e investigar más al respecto. ¿Qué piensas tú?

Ser líder en el mercado con solo estos 4 PASOS

art 2

 

Ser líder en el mercado con solo estos 4 PASOS

Ser líder en el mercado es un desafío en todo sentido y más cuando se quiere superar a esa persona que actualmente lo es. El camino al éxito resulta bastante complejo y son pocas las personas que consiguen sobrepasar al actual líder. Muchas compañías han conseguido esa meta por seguir varias metodologías y estrategias. El día de hoy veremos 4 de ellas para ser un buen líder en el mercado.

  1. Es más sencillo atacar los mercados emergentes

En el contexto emergente, cada liderazgo se torna provisional. Aquellos que consumen han sabido sobresalir hacia una u otra marca. Es allí donde cada decisión de adquisición no es consolidada. Es allí donde se abre el momento.

  1. Reacción por parte de líder

Con un buen seguro se puede impedir cualquier tipo de peligro. El proteger cada cuota de mercado es más sencillo que reinar sobre ellas. Todo es por la gran potencia en los recursos (red de ventas, la tecnología, la publicidad, etc).

Hay que saber calcular cada consecuencia con el fin de que cada uno pueda reaccionar a tiempo. No obstante, tampoco sería raro el adoptar un carácter más pasivo y que disminuya el ataque del rival. Es un error que puede ser el comienzo de un final en el liderazgo.

  1. Jamás seguir el mismo camino que el número uno

Se trata de una falla grave el imaginar que seguir con la metodología empleada por el líder actual es la única viable. Si se busca copiar la misma estrategia, lo único que se logra es entrar en el campo donde está más fuerte. Siguiendo este punto el fracaso es inminente.

  1. Ser líder puede esperar

En caso de que tengas los recursos suficientes, se podría liberar un ataque frontal aplicando nuevos métodos de publicidad, productos, etc. Por lo que, si quieres el éxito, la meta sí que puede conseguirse a corto o medio trayecto. En caso de no ser así, hay que planificar un nuevo método a largo plazo.

Qué cuidar al buscar FINANCIAMIENTO

art 3

 

Qué cuidar al buscar FINANCIAMIENTO

  1. Modelo de negocio

Tiene que ser perfectamente claro para ti. ¿Quién es tu cliente potencial? ¿Cuál es la forma o proceso con el que ganarás dinero? ¿Cómo esa forma o proceso de negocio garantiza la entrada de efectivo? No dejes nada a la deriva. Se me han presentado miles de ideas de negocio, pero puedo contar con los dedos los proyectos que han tenido procesos que los garanticen. Si tú te centras en trabajar en ello seguramente tendrás éxito.

  1. Trayectoria personal

Muchas veces no se trata de qué es lo que se apoya, sino a quién se apoya. Tienes que estar seguro de tus fortalezas, capacidades, habilidades y competencias, y el cómo éstas se conectan con el negocio, ya que en un pitch (vivencial o por escrito) se tomará en cuenta si tú y tu equipo son los indicados para llevar a cabo el negocio. Recuerda que es más fácil apoyar a alguien con experiencia en el campo o en el sector de negocio que fuera de él. Checa la vinculación de tu trayectoria y tu negocio. Si ésta es débil asóciate con especialistas que brinden la solidez que necesitas. Sólo toma tus precauciones y hazlo inteligentemente.

  1. Número de socios

Todos los inversionistas y las personas que fondean a emprendedores siempre preguntan por el número de socios, ya que en la medida que éste crece, también crece la percepción de problemáticas derivadas de desacuerdos. Imagina: si en ocasiones dos socios no pueden ponerse de acuerdo, ahora piensa en cuatro. Por experiencia te digo que entre menos socios, más solidez verás en el futuro de tu proyecto.

  1. Tendencias

A todos les gusta invertir en proyectos cuyo negocio potencial esté de moda, sea una tendencia de mercado o que permita –mediante estructuras clave– afianzar las ventas. Si tú te centras en ello estarás a un paso de conseguir lo que quieres. Un consejo: si te es posible, echa mano de la tecnología.

  1. Estado del mercado

No aceptaría, ni regalada el día de hoy, una franquicia de un videoclub. Y creo que tú tampoco. De nada me sirve un negocio cuyo formato de consumo está muerto o moribundo, gracias a las nuevas facilidades de consumo en televisión por cable e internet, que lo han desplazado en fondo y forma. El mercado y la forma de consumo de tu producto son clave para garantizar las ventas. Pregúntate ¿cuál es la forma más conveniente para el consumidor final de adquirir mi propio producto? ¿Cómo le gustaría adquirirlo? ¿Cómo le sería más fácil? ¿Cómo le es más conveniente? Asegura con datos duros el tamaño de tu mercado, describe la forma de consumo en torno de tu negocio en la actualidad y define ¿cómo tu negocio se vincula con los clientes potenciales?

  1. Sé duro

Sé duro contigo mismo y con tu negocio tanto como puedas. No lo alcahuetees. No lo defiendas estúpidamente. La mayoría de los emprendedores lo defienden estúpidamente. ¡Tú no lo hagas! Si tu negocio da para ser un gran negocio, tú tienes que ser el primero que se ponga el sombrero negro y le pase filtros. ¡Que sea tu propio negocio el que te sorprenda! o el que te haga ver las debilidades reales. Los emprendedores cegados por sus “ideas brillantes” pocas veces le pasan filtros al proceso. Ser duro no es desconfiar de tu negocio, es tener la suficiente fortaleza para ver los pros, los contras y las posibilidades reales del mismo de forma real, con la única finalidad de reestructurarlo y hacerlo más y más sólido. Siempre apóyate en números reales y datos duros, y pásale tantos filtros como puedas. Recuerda que ¡sólo así se obtiene la grandeza!

 

Cuidar estos 6 puntos te será de suma utilidad si piensas solicitar fondos, recursos, generar alianzas o inclusive presentar esto a socios inversionistas.

Errores más comunes al emprender en tu hogar ¡EVÍTALOS!

art 2

 

Errores más comunes al emprender en tu hogar ¡EVÍTALOS!

Aprende a superar los retos y a deshacerte de las distracciones para emprender con éxito desde tu hogar.

Iniciar un negocio desde casa puede proveerte de gran flexibilidad y darte el balance entre trabajo y vida personal que tanto has buscado. Pero la realidad es que esta modalidad de trabajo también incluye una serie de retos.

Te compartimos los ocho errores que debes evitar al emprender desde tu hogar:

Pasar mucho tiempo en casa

La soledad es la principal queja de la gente que trabaja desde casa. Muchas personas no están preparadas para el ambiente laboral aislado. Aunque es más fácil hacer todo virtualmente, no es la mejor estrategia. Tómate tiempo fuera para hacer reuniones cara a cara que te ayuden a impulsar tu negocio. Planea citas para comer con clientes o aliados, asiste a grupos de networking y de vez en cuando trabaja en una cafetería o en algún otro espacio público.

Permitir interrupciones

Sin un jefe que esté vigilando lo que haces, es fácil tomar una llamada de familia y amigos. Pero cuando te encuentras constantemente en el “modo interrumpir” puedes afectar el enfoque de tu negocio. Para combatir las interrupciones, se recomienda apartar momentos del día en los que no recibas llamadas ni revises tus mails. También necesitas evitar que tareas como cuidar a tus hijos o ir a la tintorería te tomen más tiempo del necesario. Recuérdales a tus familiares o niñeras que sólo te busquen si es urgente.

Depender demasiado de los seres queridos

Sin colaboradores cerca de ti, puedes fácilmente caer en el hábito de hablar de los problemas del negocio con tu pareja o amigos. Pero los seres queridos pueden cansarse de hablar tanto del tema, y además, probablemente no te den los mejores consejos. Por eso intenta conectarte con personas en tu industria y tener un equipo de consejeros o un grupo de emprendedores desde casa.

No tener un área de trabajo

Incluso si no vives en una gran casa, debes tener un espacio dedicado únicamente al trabajo. Elige una habitación poco usada o un rincón vacío donde puedas crear una barrera física entre el trabajo y la casa. Si debes trabajar en un área común en tu hogar como el comedor o la sala, quita los objetos que limiten tu actitud y sentir profesional.

Dejar que tus empleados abusen de tu casa

Puedes arriesgarte a que haya daños en tu casa si no estableces reglas sobre cómo tus empleados deben comportarse en ella.

Ser desorganizado

Cuando el trabajo se acumula es fácil caer en la desorganización cuando trabajas en el mismo lugar que en el que vives, puesto que también es un espacio donde no sueles convivir con empleados o visitas.

Iniciar el día sin un plan

Sin tomar decisiones a consciencia sobre cómo usar el tiempo, tu día se puede ir sin haber hecho algo productivo. Organiza tu tiempo para realizar tareas a corto plazo y otras que beneficien a largo plazo de manera que tu negocio esté más balanceado. Crea un horario y atente a él. También, asegúrate de dejar tiempo libre en tu agenda para atender asuntos inesperados.

Gestos y posturas para una negociación con ÉXITO

art 3

 

Gestos y posturas para una negociación con ÉXITO

Lo que dices comunica sólo la mitad de lo que la gente escucha. El 55 por ciento del mensaje que mandas viene de tu lenguaje corporal. Desde el siglo pasado, hemos logrado muchos avances al entender los miles de significados del lenguaje no verbal. Aquí hay 17 de los hallazgos más importantes:

  • Encoger los hombros es una señal universal de no saber qué está pasando. Todos hacen esto. Es un buen ejemplo de un gesto universal que es usado para mostrar que la persona no conoce o entiende lo que dices.
  • Las palmas abiertas son una señal antigua de honestidad. ¿Alguna vez te has dado cuenta que en una corte la gente debe poner una mano sobre un texto religioso y levantar la otra con la palma hacia la persona a la que le hablan? Eso es porque una palma abierta se asocia con honestidad, lealtad y sumisión.
  • Busca la falta de arrugas alrededor de los ojos para detectar una sonrisa falsa. Es casi imposible sonreír cuando se ordena y que ésta se vea auténtica. Es por eso que las fotos familiares se ven tan extrañas. La sonrisa tiene mucho que ver con la gente que está a tu alrededor. Cuando sonríes con ganas tus ojos se arrugan, cuando finges no.
  • Las cejas levantadas muchas veces son señal de incomodidad. De la misma forma que las arrugas demuestran que te estás riendo, la preocupación, sorpresa o miedo puede causar que la gente levante sus cejas por incomodidad. Así que si alguien te hace un cumplido respecto a tu peinado y levanta las cejas tal vez no está siendo sincero.
  • Si su tono de voz sube o baja, pueden estar más interesados. Aunque no lo creas, tu tono de voz demuestra tu interés.
  • Si imitan tu lenguaje corporal la conversación puede ir bien. Cuando dos personas se llevan bien, sus posturas y movimientos se parecen a los del otro. Cuando tu mejor amiga cruza la pierna tú también lo harás. Si estás en una cita que va bien los dos harán los mismos gestos.
  • El contacto visual demuestra interés….positivo y negativo. Cuando miras a alguien a los ojos usualmente provocas algún tipo de reacción. Depende de las partes involucradas, esta emoción es interpretada de diferentes formas que un extraño te vea a los ojos puede parecerte como una amenaza y provocarte miedo, pero la mirada de tu novia te puede poner nervioso y se interpreta de forma positiva.”
  • Si te miran durante mucho tiempo pueden estar mintiendo. Para evitar verse falsos, algunos aguantan la mirada a propósito para que sea un poco incómodo. También pueden pararse muy quietos y no parpadear.
  • Las piernas cruzadas normalmente son señal de resistencia, baja receptividad y son una mala señal de negociación. Psicológicamente hablando, las piernas cruzadas señalan que la persona está cerrada mental, emocional y físicamente, lo cual indica que no va a querer negociar.
  • Si se ríen contigo tal vez les importas. Si alguien es receptivo a tu humor posiblemente está interesado. El humor juega un rol importante en el desarrollo humano. Sirve como una forma de señalar el deseo de una relación, ya sea de manera platónica o romántica.
  • Las posturas autoritarias muestran liderazgo. Ya sea innato o aprendido, hay un número de señales y comportamientos que las personas usan cuando sienten que son los líderes o al menos cuando tratan de convencerte que lo son. Incluyen mantener una postura recta, caminar con propósito, hacer gestos con las manos, etcétera.
  • Una pierna que tiembla señala un estado interior inestable. Cuando mueves tus piernas es difícil no darse cuenta. Una pierna en movimiento muestra ansiedad, irritación o ambas.
  • Los brazos cruzados señalan que estás a la defensiva, dependiendo del contexto. Es fácil detectar señales del lenguaje corporal, pero es importante tomar en cuenta el contexto. Aunque los brazos cruzados típicamente indican que alguien no quiere hablar, también muchas veces lo hacen cuando hace frío o cuando su silla no tiene un descansabrazos. Sé consciente del ambiente antes de tomar una decisión o cambiar de estrategia basado en este tipo de comportamientos.

8 maneras de emprender un negocio y con bajo RIESGO

art 3

 

8 maneras de emprender un negocio y con bajo RIESGO

Emprender no tiene que ser un salto al vacío. Hay esquemas de negocio ya probados que puedes analizar y que, dependiendo de tu personalidad y presupuesto se pueden adaptar.

  1. Franquicia

Es un formato de negocios dirigido a la comercialización de bienes y servicios, según el cual una persona física o moral (franquiciante) concede a otra (franquiciatario), por un tiempo determinado, el derecho de usar una marca, transmitiéndole los conocimientos técnicos necesarios que le permitan comercializar dichos bienes y servicios con métodos comerciales y administrativos uniformes.

Ventaja: se trata de un modelo probado que incluye manuales de operación, capacitación, equipo y materia prima, apoyo administrativo, asistencia técnica y campañas de publicidad.

Tip: para sumarte a este esquema debes cubrir una inversión inicial y la cuota de franquicia, además de pagos mensuales (regalías) por el uso de la marca

  1. Licencia

El dueño de una licencia (licenciante) otorga al licenciatario un permiso limitado para usar o reproducir una marca, imagen, logotipo, personaje o línea de artículos. Esto durante determinado tiempo o cantidad de productos fabricados o comercializados. Todo esto a cambio del pago de regalías, que es un porcentaje sobre las ventas obtenidas.

Ventaja: se generan atractivas ganancias si se sabe negociar para obtener las licencias más rentables, así como integrar un equipo eficiente de ventas y comercialización.

Tip: el secreto de este negocio está en tener instinto para identificar modas, tendencias y oportunidades en el mercado

  1. Distribución

El emprendedor es un agente independiente dentro del canal de ventas del fabricante y se encarga de hacer llegar la mercancía a los consumidores finales. Para ello, debe firmar un contrato y hacer una inversión inicial fijada por el propietario del producto.

Ventaja: existe una amplia gama de artículos y servicios para comercializar a través de este sistema.

Tip: es clave tener experiencia para negociar precios y plazos con proveedores y clientes, así como para administrar inventarios y cobrar

  1. Representación

Es un acuerdo de distribución exclusiva para comercializar los productos de una compañía fabricante. Se puede otorgar por regiones, países y hasta continentes, asumiendo las obligaciones del corporativo en tu territorio. En ocasiones, incluye permisos de subdistribución.

Ventaja: si bien se requiere de una fuerte inversión y la formación de equipos de trabajo, se tiene control total sobre cierta área geográfica.

Tip: es necesario contar con conocimiento en la administración de negocios y el presupuesto suficiente para desarrollar un mercado a largo plazo.

  1. Ventas por catálogo

Consiste en contactar personalmente al cliente para entregarle un ejemplar que contiene información de productos de cierta marca. Esto para tomar un pedido en el momento o después. El margen de utilidad es variable. Los artículos que más se comercializan son: cosméticos, calzado, suplementos alimenticios, etc.

Ventaja: al ser miembro de una red de negocios, obtienes beneficios como descuentos, material de ventas y capacitación.

Tip: debes tener disponibilidad para estar en contacto con tus compradores tanto para vender, entregar y cobrar la mercancía a tiempo.

  1. Máquinas Vending

Las también llamadas expendedoras cuentan con mecanismos automatizados para despachar productos al usuario con sólo depositar el monto del precio de venta al público. Se ubican en lugares con alta afluencia de personas como centros comerciales, corporativos y oficinas de gobierno.

Ventaja: el negocio puede operar las 24 horas, los 365 días del año, permitiendo al emprendedor dedicarse a otras actividades.

Tip: se trata de una opción de autoempleo y sólo requiere de una administración ordenada para mantener bien surtida la unidad.

  1. Multinivel

Los distribuidores compran la mercancía al fabricante y reciben un descuento, el cual se convierte en su ganancia al momento de realizar la venta. También pueden reclutar a otras personas para integrarlas bajo su estructura y recibir un porcentaje por las ventas de cada uno de sus agremiados.

Ventaja: entre más venda el asociado, mayor será el descuento que obtendrá y así sus ingresos aumentarán, además de premios como viajes y autos.

Tip: hay que tener facilidad para invitar a más personas y convencerlas de unirse a tu red de negocios.

  1. Venta de insumos

Cuando una empresa le vende a un tercero (emprendedor) todo lo necesario (como alimentos, materiales o insumos) para que pueda elaborar un producto u ofrecer un servicio al cliente final. Para llegar a un resultado óptimo, hay que contar con recetas, diseños y procesos definidos.

Ventaja: el emprendedor puede crear una marca propia para diferenciar su oferta del resto, así como ponerle un toque personal a cada una de sus creaciones.

Tip: es una buena opción para quienes tienen el talento para preparar platillos o fabricar productos artesanales.