¿Por qué es una mala idea contratar amigos en la EMPRESA?

LKJM

¿Por qué es una mala idea contratar amigos en la EMPRESA?

Tal vez pienses que contratar amigos sea una buena idea para incrementar el equipo de trabajo de tu empresa. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones casi nunca se consigue una respuesta positiva ni tampoco para la amistad que tienen.

Al final, se trata de una ayuda que no ha salido del todo bien. Todos y cada uno de los trabajadores notarán una desconfianza de la persona recién llegada. Igualmente, en caso de no tener los saberes necesarios ni interés en aprender, los demás asumirán gran parte de sus labores.

Cuando un amigo está relacionado a tu empresa, hay poca probabilidad de permanecer unidos. Si la base de la colaboración es a raíz de la amistad en vez de las aptitudes, es probable que fracases.

Contratar amigos nunca ha sido la mejor idea

Claro que no en todas las situaciones es negativo. Existen uno que otros que han logrado mantener una amistad y una relación profesional dentro de lo laboral. Es esa la única manera de que pueda funcionar. A pesar de eso, quiero mostrarte algunos ejemplos de situaciones para que comprendas mejor.

Crítica: Normalmente, cuando decides contratar amigos es más difícil hablarles directamente cuando algo está mal hecho. El hecho de pensar que la crítica no la tomen correctamente hará que entorpezca tu decisión.

Distracciones: Puede darse la situación de una charla continúa debido a que son personas de confianza y pueden contarse de todo.

Contrariedades de ascensos: Si uno asciende y el otro se estanca, podría darse apertura a los celos. De igual manera, el cambio de estatus dentro de la empresa afectaría quebrantando el espíritu profesional de la persona.

Ser jefe es un error: Usualmente, no terminan por alejarse todo el factor “personal” en torno al profesional. Siempre se lidiará con sujetos que no tienen nada de empatía, que desconocen lo que de verdad representa la diplomacia, inclusive, el trabajo en equipo es un mundo extraño para ellos. En definitiva, contratar amigos nunca ha sido la mejor opción así que ten mucho cuidado con eso.

¿Te gusta capacitarte en temas de emprendimiento? nosotros somos un centro de entrenamiento para emprendedores y empresarios, te invitamos a conocer nuestro calendario de actividades del mes, da clic aquí…

Un trabajador motivado vale por DOS

ASCC

 

Un trabajador motivado vale por DOS

Sabemos la importancia de mantener al trabajador motivado, por eso, queremos compartirlo contigo. El objetivo de toda compañía es poder mejorar la productividad de los mismos trabajadores. Por ello, mantenerlo motivado es un factor importante y a pesar de que sea fácil de mencionar, es difícil de lograr.

El objetivo esencial es poder reanimar el entusiasmo hacía el trabajo como tal, donde, muchas veces, se apaga mientras el tiempo avanza.

Mantener al trabajador motivado siempre será bueno

Normalmente, ser productivo se vincula a la capacidad de concentrarse. Si existe algún tipo de inquietud familiar, personal o estamos muy mal de salud, es mejor detenerse e ir a casa a descansar. Claro que esto no tiene relación con huir de las labores, sino, de estar en la mejor forma para trabajar después.

Lo que hace con el empleado es mostrarle que existe un compromiso moral en la compañía. En ese momento, se ha retirado el empleado por cualquier enfermedad o, por tener que atender un asunto urgente y personal. Al darle el espacio, supondría que en los siguientes días trabajará con más entusiasmo y fuerza.

Otra poción que ayuda a la optimización de productividad es dejarle el control del proyecto a cualquier trabajador. Eso ha involucrado el hecho de ceder cualquier decisión. En un momento que ellos mismos han caminado y solventado la forma de hacer las cosas, le han puesto mayor entusiasmo a que algo salga bien.

Claro que no sugiere que el jefe se encierre en su oficina y deje a los demás solos. De hecho, tan solo es cuestión de separarse un poco, supervisarlo pero no tan seguido. En especial, si se deja a disposición cualquier indicador en general. Todas estas acciones no crean más que confianza entre el empleado y el jefe, una confianza mutua.

¿Te interesan los temas de emprendimiento y negocio? Nosotros somos un centro de entrenamiento para emprendedores y empresarios, te invitamos a conocer nuestro calendario de actividades del mes, mas info aquí…

¿Qué se requiere para ser un mejor LÍDER?

formato-articulo

 

¿Qué se requiere para ser un mejor LÍDER?

Para ser un buen líder se requiere tener diversas características pero sobre todo, hacer que nuestros actos coincidan con lo que decimos. ¿Eres un buen líder?

La seguridad personal, se logra a través del autoconocimiento. El autoconocimiento es resultado de un proceso reflexivo y de auto observación. Aquí salen a flote tus luces y sombras. Cuando consigues ponerle nombre a este conjunto de elementos que te describen, lograrás sacar el máximo provecho a tus cualidades y podrás trabajar a profundidad tus debilidades.

El líder no necesita copiar a otros, busca sacar su mejor versión. Se conoce, se acepta, se admira y se pone al servicio. Sabe “presumir” sus cualidades sin caer en la soberbia o arrogancia, pues sabe que esas cualidades las tiene para lograr un bien mayor.

Cuando estás dispuesto a conocerte, trabajarte y superarte, estás listo para alcanzar grandes metas. En la medida que el líder se conoce va a ser capaz de potenciar a su gente.

8 acciones que te ayudarán a sacar el líder que llevas dentro

1.- QUERER. Lo más difícil de conocerte es vencer el miedo a “entrarle” con sinceridad a ver a plena luz tus carencias más consistentes.

2.- PREGUNTARSE. Hacerte las preguntas adecuadas para saber quién eres.

3.-ESCUCHAR. Las personas que te rodean son grandes observadores, acercarse a las personas indicadas y preguntar qué es lo que ellos ven de ti pueden darte un panorama de tu persona.

4.-DISPOSICIÓN. El cambio sólo se logra con una destreza activa de tu parte.

5.-NOMBRAR. Los fantasmas desaparecen cuando le pones nombre a aquello que te merodea. Es sacarlo del inconsciente y ponerle nombre a aquella cualidad que tienes. Es mirar de frente al enemigo.

6.- ACEPTAR. Es más fácil aceptar los defectos que tenemos, que aceptar y valorar esas luces que tenemos, acepta también en lo que eres bueno y pon tus dones al servicio de los demás.

7.- TRABAJAR. La clave para que esto tenga un resultado consistente: la repetición. Debe haber constancia en repetir una y otra vez este proceso. Es estar encima de uno mismo y no abandonar la lucha.

8.- PEDIR AYUDA. Muchas veces este proceso es difícil de vivirlo solo. El coaching puede ser una buena herramienta pues su objetivo es ayudarte a plantearte las preguntas indicadas para que cada persona vaya haciendo el cambio que ellos quieren y necesitan.

Servicio al cliente: 5 reglas para un mejor SERVICIO

art 2

Servicio al cliente: 5 reglas para un mejor SERVICIO

En cualquier ambiente en el que interactúes, existe la necesidad de saber relacionarse correctamente y con propiedad con otras personas. A menudo, como empresa nos es complicado invertir dinero en este tipo de capacitación objetando que es un gasto, cuando en realidad, es una inversión.

  1. Capacita a tu personal continuamente

No basta con ser el mejor. El trato con el público es una de las cosas más complicadas que un empleado puede experimentar, no es suficiente la paciencia que el empleado tenga hacia el cliente, sino la capacidad de recurrir a diversas herramientas para poder darle a cada uno, un manejo adecuado, pero sobre todo profesional en el caso de tener un contratiempo, ¿y por qué no?, cuando las cosas están saliendo a pedir de boca.

Es por esto que la sugerencia de muchos expertos es que continuamente el personal tenga una apropiada capacitación para aprender nuevos instrumentos que le faciliten el trato con el consumidor en el momento de realizar alguna transacción.

  1. La visión de tu empresa es de gran importancia

Tú has sido el emprendedor y creador de tu propia empresa, por lo tanto, nadie mejor que tú para saber si las personas de tu equipo comprenden la visión que tienes para llegar a donde deseas, ya que si tus empleados no tienen un amplio panorama de lo que vislumbras, difícilmente podrán ayudarte a llegar donde has pensado.

Una empresa puede tener sistemas de última tecnología, pero si no tiene un departamento de servicio al cliente (por pequeño que sea), terminará fracasando. Resulta indispensable contar con al menos una persona que se haga cargo de darle una atención de calidad al comprador.

  1. Conoce a tus clientes mejor que a tus jefes

Todas las personas deseamos sentirnos importantes y halagados. Generalmente desciframos cuando nuestro jefe ha tenido un mal momento, de igual modo, lo mismo deberían nuestros empleados ser capaces de detectar, en el momento que un cliente llega hosco o desganado para anticiparse a una situación incómoda.

Hay clientes que se adaptan muy bien al cambio de personal, sin embargo hay otros cuyos cambios les resultan menos agradables; para esos casos, el empleado debe solicitar la asistencia de alguien con mayor experiencia en el área, para que tenga asegurado el trato correcto y poder atender al cliente que ha tenido un mal día, mejor de lo que él se espera ser atendido y recibido.

  1. Selecciona y retén personal de calidad

Una empresa opera gracias al personal con el que cuenta.  Para evitar una significativa rotación de personal debes prestar especial atención desde la contratación, pero más que nada, que tengan en mente la calidad y servicio en la atención que se desea ofrecer.

La seguridad y confianza de tus colaboradores hacia sus propias personas, hará que sea palpable con el cliente y creará un ambiente armónico donde, si hubiera algún contratiempo, podría resolverse sin gran dificultad.

  1. Realiza un adecuado proceso de entrega de producto o servicio

Muchas de las quejas se desarrollan en el transcurso de la entrega del producto o servicio realizado, apóyate en tu equipo de trabajo para que esto no suceda. Identifica los puntos rojos que podrían estar ocasionando una mala comunicación para que desde la entrega hasta la recepción del compromiso establecido con el cliente exista fluidez, ya que sin ella, además de provocar malentendidos, puede ser detonante de insatisfacción por parte de tu cliente.

Establece protocolos adecuados de servicio al cliente para que desde el inicio de la compra hasta el cierre de la misma, tu cliente permanezca con la satisfacción y tranquilidad de haberte contratado.