Mentiras que los emprendedores creen acerca de la CONTABILIDAD

art 2

Mentiras que los emprendedores creen acerca de la CONTABILIDAD

El 21.4% de las MiPYMES no lleva ningún tipo de registro de sus finanzas para su empresa, en muchas ocasiones porque no tienen conciencia de la importancia de tener un contador.

México es un país de MiPyMES. Así lo afirma el último censo económico del INEGI donde se menciona que este sector representa el 99.8% del total de establecimientos.

La desinformación ha generado que el control de las finanzas se vea como algo tedioso y difícil, provocando prejuicios que pueden repercutir gravemente en la operación de una empresa.

  1. Es algo que puedo hacer por mi cuenta

Sin duda tener conocimientos contables es importante para asegurar un crecimiento financiero. No obstante, si planeas comprometerte con la contabilidad de tu empresa, es mejor que cuestiones qué tanta familiaridad tienes con su aplicación. Ya sabes que del dicho al hecho hay mucho trecho, y si buscas aprender a prueba y error, quizá esta área de tu negocio no sea la más adecuada para hacerlo.

  1. La contabilidad es sólo escribir lo que gano y lo que gasto

A pesar de que el registro estricto de ingresos y egresos es una parte fundamental en el control financiero, no es la única responsabilidad. Mantener la información de manera precisa y objetiva, realizar informes, cumplir con tus obligaciones ante el SAT, emitir facturas correctamente, entre muchas otras, son funciones habituales en la labor de un contador. Además, ya existen nuevas plataformas digitales que podrás aprovechar para agilizar y simplificar tus procesos, jubilando de una vez a la libreta contable.

  1. Mi familiar o amigo puede hacerlo

Si tu conocido es un excelente contador y no tienes problemas con revelar información sensible a una persona con quien mantienes una relación emocional, entonces podrías considerarlo. Sin embargo, aunque exista un buen vínculo y comunicación entre ustedes, debe prevalecer la disposición para hacer el trabajo. Averigua si la persona tiene suficiente tiempo y habilidades, así como capacidad de acción cuando se presente alguna crisis. Por último, prevé que si están trabajando como un favor no tienen ninguna obligación laboral contigo, y en caso de cualquier apuro pueden quedarte mal a ti, pero tu no puedes quedarle mal al SAT.

  1. La contabilidad sólo es necesaria en época de impuestos

Aunque cumplir con las obligaciones fiscales es una prioridad, no es el único objetivo de tus reportes. Mantener actualizada tu información te permitirá tomar decisiones más adecuadas según el estado financiero de la empresa y detectar posibles fugas de capital. Invertir, buscar inversionistas, obtener nuevos activos o incluso cesar las actividades por completo son decisiones que requieren un profundo conocimiento de tus números.

  1. La contabilidad es un gasto que no me ofrece beneficios

Probablemente, al inicio, invertir en contabilidad no figure entre tus planes. Sin embargo, cuanto antes te involucres con tus finanzas, mejores resultados tendrás. ¿Sabías que la mayoría de las PyMES no lleva registros contable? No contar con un historial ni control de ingresos y gastos puede limitar tus opciones a la hora de solicitar un crédito que pueda ser vital para que tu negocio crezca.

No permitas que la desinformación afecte tu negocio. Actualmente puedes encontrar una gran variedad de productos que se adapten a las necesidades contables de tu empresa. Sin duda, una buena opción son las plataformas digitales, ya que combinan la facilidad de consulta, manejo de información y seguridad de tus datos, con la ayuda de un equipo de expertos que te asesorarán y realizarán los trámites por ti para que tu puedas enfocarte totalmente en la operación de tu negocio.