Cómo Ser Más Positivo Todos los DÍAS

sdfredss

Cómo Ser Más Positivo Todos los DÍAS

Ser positivo se puede aprender, al igual que cualquier otra habilidad y está muy relacionado con cambiar tu actitud y mentalidad. A veces es complicado ver las cosas desde el punto de vista positivo, incluso si todo parece a tu favor. Se trata de una tendencia que surge en la amígdala cerebral; imaginar las situaciones más negativas ha permitido que nuestros ancestros hayan sobrevivido.

Sin embargo, hoy en día no hay ni mucho menos tantos peligros como en la prehistoria y antes. De hecho vivimos en la época más abundante de la historia.

13 Formas para ser positivo desde hoy

  • 1-¡Desacelera!

Normalmente, cuanto más rápido hagas las cosas, menos vas a disfrutar del momento y menos cosas positivas podrás percibir. El estrés negativo (tener un poco de estrés es bueno) se da cuando tienes demasiado estrés y es cuando llegan las consecuencias negativas a tu salud.

Además, no disfrutarás de la vida y verás las cosas negativas.

Si haces las cosas de manera más lenta, intentando disfrutar del momento, tu cuerpo se tranquilizará y podrás centrarte en las cosas positivas.

  • 2-Se consciente de tus pensamientos

A partir de ahora, intenta mirar tus pensamientos como simples pensamientos, no como hechos. Si te tienes que llevar algo de esta lectura que sea esto: acostúmbrate a ser consciente de que estás pensando y de tu estado de ánimo. Cada persona tiene miles de pensamientos al día. Ese diálogo interno influye en tus acciones, forma de comunicarte, relaciones y finalmente en toda tu vida.

Demasiado a menudo el patrón de diálogo interno al que se habitúan las personas es negativo. Si tienes ese diálogo negativo, es como si llevases unas gafas de la negatividad; mires a donde mires verás todo lo negativo.

Incluso crearás situaciones irreales que en realidad no existen.

  • 3-Ridiculiza lo negativo

Una forma de construir positividad es ridiculizando lo negativo. Evidentemente, aquí no me refiero a acontecimientos serios como muertes o eventos traumáticos.

Me refiero a interpretaciones que haces como:

  • Tener que hablar en público.
  • Tener que presentar un trabajo en poco tiempo.
  • Estar en un atasco.
  • Tener un mal día.

La clave es aprender a reírte de ti mismo o pensar en lo peor que puede pasar (normalmente lo peor que puede pasar no conlleva nada negativo).

  • 4-Practica la gratitud

Escribir un diario de gratitud en el que describir todo por lo que puedes estar agradecido cada día. Entablar conversaciones con alguien de confianza durante 10 minutos en la que puedas hablar solo de cosas por la que puedes estar agradecido y cosas que puedes aprovechar.

Hacer una lista cada día de cosas por las que puedes estar agradecido.

  • 5-Cuida tu lenguaje no verbal

Intenta ser positivo con los hombros agachados, la cabeza mirando hacia abajo y con los brazos difíciles. Te será realmente difícil porque todas ellas son posturas defensivas y tu lenguaje no verbal tiene influencia sobre tu estado de ánimo.

Intenta ponerte recto, con los hombros hacia atrás y pecho hacia delante, la barbilla alta y brazos abiertos.

Con esta postura te sentirás más fuerte y positivo.

  • 6-Líbrate de la negatividad

Cualquier cosa negativa que veas o escuches influirá en tu estado de ánimo. Si estas escuchando las noticias tres veces al día, es normal que te sientas negativo.

Si lees libros tristes, escuchas música triste o ves películas deprimentes es normal que te sientas negativo.

  • 7-Relaciónate con gente positiva

¿Es mejor estar solo que mal acompañado? Yo creo que sí, y es que hay una enorme diferencia cuando hablas con personas constructivas y que aportan y con personas que no aportan nada.

La gente con la que te relaciones tiene una gran influencia en tu vida. Puede ser el mejor día del año y alguien negativo decirte “que mal está el mundo, solo ocurren cosas malas”. Si tú no tienes actitud crítica caerás en ese juego y tu visión comenzará también a ser negativa.

  • 8-Haz algo amable

¿Has hecho alguna vez algo amable por alguien y te has sentido bien de repente? Pues eso lo puedes repetir a menudo.

  • 9-Toma las críticas como aprendizajes para mejorar

Si no te han criticado ya, prepárate porque lo van a hacer. La única forma de que no lo hagan es quedarte en tu casa.

El miedo a las críticas te puede impedir hacer lo que realmente quieres hacer. Es decir, es una barrera mental. Pero puedes actuar y ver de una forma positiva esas críticas. Lo importante es aprender a manejarlas de una forma adecuada.

  • 10-Ponte el filtro positivo

En cualquier situación o persona que te encuentres por la vida hay algo positivo. La mayor parte del tiempo no es algo obvio. Solo tienes que encontrarlo y actuar. Cuando camines por la calle, proponte ver las cosas positivas que existen, que en realidad pueden ser cientas. Desde la gente que hay en la calle, hasta los trabajadores, hasta los árboles, animales… La idea aquí es acostumbrarte a centrar tu foco de atención en las cosas positivas, en lugar de deambular con tu diálogo interno negativo.

  • 11-Mira las posibilidades, no las barreras

Las personas positivas se centran en lo que pueden hacer, no en lo que no pueden hacer. Hay miles de cosas que no puedes hacer y miles que si puedes hacer.

En lugar de perder el tiempo pensando en cómo no puedes hacer algo que quieres, dedícalo a pensar cómo vas a hacer algo que sí puedes hacer.

  • 12-Refuerza tu positividad

Cuando realmente te hayas descubierto pensando positivamente, viendo lo positivo del ambiente o centrándote en las posibilidades, es hora de que te refuerces. Es decir, date a ti mismo un premio por haber hecho algo que te te beneficia. De esa forma habrá más probabilidades de que lo vuelvas a hacer. Puedes decirte a ti mismo “eres genial”, “lo has hecho muy bien” o puedes hacer algo que te guste.

Es importante que seas honesto, no darte premios cuando has hecho lo que no te propones.

  • 13-Acepta los momentos de tristeza

No siempre vas a poder estar con un estado de ánimo alto. De vez en cuando, ocurrirán ciertos acontecimientos que harán que tu estado de ánimo baje. En esos casos, lo mejor es aceptarlos, verlos como algo normal en la vida y darse cuenta de que son temporales.

La actitud positiva en este caso sería pensar que lo superarás y que pasará. La actitud negativa sería pensar que ese momento triste durará siempre.