¿Por qué es una mala idea contratar amigos en la EMPRESA?

LKJM

¿Por qué es una mala idea contratar amigos en la EMPRESA?

Tal vez pienses que contratar amigos sea una buena idea para incrementar el equipo de trabajo de tu empresa. Sin embargo, en la mayoría de las ocasiones casi nunca se consigue una respuesta positiva ni tampoco para la amistad que tienen.

Al final, se trata de una ayuda que no ha salido del todo bien. Todos y cada uno de los trabajadores notarán una desconfianza de la persona recién llegada. Igualmente, en caso de no tener los saberes necesarios ni interés en aprender, los demás asumirán gran parte de sus labores.

Cuando un amigo está relacionado a tu empresa, hay poca probabilidad de permanecer unidos. Si la base de la colaboración es a raíz de la amistad en vez de las aptitudes, es probable que fracases.

Contratar amigos nunca ha sido la mejor idea

Claro que no en todas las situaciones es negativo. Existen uno que otros que han logrado mantener una amistad y una relación profesional dentro de lo laboral. Es esa la única manera de que pueda funcionar. A pesar de eso, quiero mostrarte algunos ejemplos de situaciones para que comprendas mejor.

Crítica: Normalmente, cuando decides contratar amigos es más difícil hablarles directamente cuando algo está mal hecho. El hecho de pensar que la crítica no la tomen correctamente hará que entorpezca tu decisión.

Distracciones: Puede darse la situación de una charla continúa debido a que son personas de confianza y pueden contarse de todo.

Contrariedades de ascensos: Si uno asciende y el otro se estanca, podría darse apertura a los celos. De igual manera, el cambio de estatus dentro de la empresa afectaría quebrantando el espíritu profesional de la persona.

Ser jefe es un error: Usualmente, no terminan por alejarse todo el factor “personal” en torno al profesional. Siempre se lidiará con sujetos que no tienen nada de empatía, que desconocen lo que de verdad representa la diplomacia, inclusive, el trabajo en equipo es un mundo extraño para ellos. En definitiva, contratar amigos nunca ha sido la mejor opción así que ten mucho cuidado con eso.

¿Te gusta capacitarte en temas de emprendimiento? nosotros somos un centro de entrenamiento para emprendedores y empresarios, te invitamos a conocer nuestro calendario de actividades del mes, da clic aquí…

Iniciar un Negocio con Poco Capital ¿Es POSIBLE?

lll

Iniciar un Negocio con Poco Capital ¿Es POSIBLE?

¿Quieres iniciar un negocio, pero no tienes mucho capital?, tranquilo hay más de una forma que te permitirá emprender sin tener mucho dinero y aquí te las diré.

La parte más importante ya la tienes y es el deseo de crear tu propia empresa y volverte un empresario exitoso.

¿Qué “IDEA”?

¡Olvida la creencia! De que un negocio debe solo darte ganancia económica, ¡error! Invierte todos tus recursos (posteriormente hablare un poco mas sobre este tema) en una idea de negocio que realmente te apasione.

¿Cuál es tu Proyecto de Negocio ideal?

Ciertamente cuando estos tres universos se encuentran, es cuando realmente suelen tener éxito los proyectos, entonces busca el equilibrio entre:

TUS Habilidades

TU Pasión

TU Capacidad de venta

Aprende a reciclar tus fuerzas en algo nuevo en el mercado,

¿A que me refiero? Ejemplo: si eres Psicólogo, y tal vez estabas laborando para una empresa dando talleres a empleados y te apasiona el área de Coaching. Que tal montar tu consultoría donde realices sesiones personales y grupales, y además crees talleres y mini cursos.

La idea es mezclar pasión y habilidades

¿Con que RECURSOS cuentas?

Aunque puede frustrarte la idea de no contar con mucho dinero para emprender tu negocio, lo cierto es que cuentas con mas recursos que puedes comenzar a capitalizar para iniciar cuanto antes tu negocio.

Creo que es uno de los elementos que debes contar, sobre todo administrar el tiempo para hacer las diversas actividades, de verdad cuando hablo de administrar ¡hazlo! Desde que inicie con tu Proyecto elabora un calendario de actividades, de metas y de horarios que dedicaras a tu negocio.

Aunque parezca algo irrelevantes muchos emprendedores tenemos el sueño de emprender grandes proyectos, pero lamentablemente no contamos con el tiempo para llevarlos acabo adecuadamente, y mas que un éxito puede terminar siendo un fracaso, arruinando nuestras ganas de emprender.

Actitud. Hablando de las “Ganas de emprender” para mi eso es actitud en los negocios, toda aquella fuerza interna que tenemos para emprender nuestro negocio.

Conocimiento. Prácticamente este recurso va desde lo mas sencillo hasta lo mas complejo que podamos “saber” y que sea de utilidad para emprender nuestro negocio.

Y tu ¿Cuentas con estos Recursos Intangibles?

HERRAMIENTAS

Las Herramientas sin hábitos no nos llevarán a ningún lado. Pero Herramientas acompañadas de buenos hábitos financieros, creativos, productivos y laborales multiplicarán los resultados.

  1. Organización personal y simplificar tiempos

Evernote. , esta herramienta te ayuda a recordar las cosas pequeñas y las cosas importantes de tu vida cotidiana y empresarial utilizando tu computadora, tu teléfono, tu tableta y la Web.

Google Drive. Es el almacenamiento en la nube de Google y una alternativa a el famoso Dropbox.

Google Calendar. Este útil calendario te permite cargar, desde la computadora, todas las tareas con mucha facilidad. Por medio de colores podemos ver gráficamente cómo se divide nuestras actividades semanalmente. Puedes crear eventos y colaborar con otras personas.

  1. Habilidades de trabajo y colaboración en equipo

G MailGmail. El correo electrónico es una parte fundamental en nuestras vidas, de hecho en promedio los trabajadores pasamos un 28% de nuestro tiempo ahí y como emprendedor créeme que aumenta el porcentaje. Esta herramienta representa una forma muy sencilla de manejar tu correo y te permite hacer más cosas en menos tiempo.

AsanaAsana. Es una aplicación colaborativa para la gestión de tareas. El producto tiene muchas funcionalidades, como espacios de trabajo, proyectos, proyectos personales, tareas, etiquetas, notas, comentarios y un buzón que organiza y actualiza la información en tiempo real. Así es que cada equipo tiene un espacio de trabajo y en los espacios de trabajo se integran proyectos y los proyectos contienen tareas. Definitivamente muy recomendable.

Google DocGoogle Doc´s. Una herramienta que ayuda mucho en el tema de productividad ya que te permiten crear distintos tipos de documentos online, trabajar con ellos en tiempo 24 real con otras personas y guardarlos en tu Google Drive online, y todo ello de manera gratuita.

  1. Diseño de imágenes

CavaCanva. En lo personal me encanta esta herramienta en cuanto a diseño se trata, realmente es una herramienta que te ayudara a diseñar lo que te imagines de forma muy sencilla con la posibilidad de agregar estampados, textos y formas de manera gratuita.

¿NEGOCIO ONLINE?

Partiendo de la idea que no contamos con mucho capital pero nuestro único activo son los “Tres RECURSOS Intangibles” de los cuales hablamos anteriormente, entonces para arrancar nuestro negocio ¡ya!, podemos considerar la opción que hoy en día es indispensable, la Internet.

Lo que necesitaras básicamente es adquirir un hospedaje web y comenzar a diseñar tu pagina web y añadir una tienda en línea, seguro que te va a costar menos que rentar un lugar físico.

Si tu negocio necesita entregar productos físicos, puedes apoyarte de algunos paquetes que ofrecen las distintas empresas de envíos postal, solo es cosa de que investigues mejor opción.

¿Quieres iniciar un negocio desde cero y no tienes idea? nosotros te podemos ayudar, somos un centro de capacitación para emprendedores y empresarios, te invitamos a conocernos sin costo, en un entrenamiento presencial gratuito, clic aquí…

20 hábitos que te impiden ser MILLONARIO

art2

20 hábitos que te impiden ser MILLONARIO

La mayoría de nosotros, incluyéndote, tenemos malos hábitos que se interponen a lo largo de este camino. Si eres capaz de abandonar los siguientes hábitos, debes ser capaz de entender que el convertirte en millonario no es una idea tan alejada de la realidad como crees. Todos queremos serlo.

  1. Dormir cuando no debes

Si te levantas hasta el mediodía y trabajas 12 o más horas por día para compensar que comenzaste tarde. Aquí está la cosa. Entiendo perfecto, porque luché con eso durante años. No todos somos personas activas por la mañana. Yo, aún me quedo en cama durante las mañanas frescas y lluviosas.

Las personas exitosas son conocidas por despertarse temprano, generalmente antes que todos en su casa, de esta forma pueden empezar desde primera hora a poner en marcha el trabajo, ponerse al día en las noticias, responder correos electrónicos y hacer ejercicio sin sacrificar el tiempo que pasan con su familia.

  1. Descuidar tu salud

Cuando no estás saludable, estás cansado, menos productivo, más estresado y mucho más propenso a enfermarte. ¿Cómo puedes enfocarte en la construcción de tu salud, si luchas contra esos factores todos los días?

  1. No leer

Las personas con dinero, invierten su tiempo y esfuerzo necesario en ampliar su conocimiento, mantenerse al día con las noticias y tendencias dentro de su industria, aprender de otros y encargarse de seguir innovando.

Como escribió Lipovsky, la lectura trae diferentes perspectivas, te permite obtener varios puntos de vista que a su vez ampliarán el tuyo, dándote el empuje necesario para soñar en grande y motivarte para nunca renunciar.

  1. Depender de una sola fuente de ingresos

Las personas con mucho dinero tienen varias fuentes de ingresos. Lo que significa que para aquellos de nosotros que aspiramos la riqueza, tenemos que invertir parte de nuestros ingresos en pagar nuestras deudas, y reservar para el retiro e invertir.

Esto no significa que tengas que conseguir un segundo trabajo mientras esperas resultados (no es una mala idea hasta que tengas una mejor opción). Podría ser algo que te apasione, como escribir sobre tecnología. Puedes hacerlo a través de un blog y empezar a ganar un ingreso pasivo a través del mercado.

  1. No establecer un presupuesto

Todo el mundo necesita crear un presupuesto y adherirse a él, pero, por desgracia, existen muchas personas que no lo hacen. Puesto que no pueden ver si están gastando más de lo que ganan con exactitud, a menudo les trae problemas financieros. Si notas que este es tu caso, entonces necesitas comenzar a reducir los gastos innecesarios y debes hablar con un asesor para que te reivindique.

  1. No pensar a futuro

No ahorrar y gastar más de lo que ganas, genera pobreza a largo plazo sin la esperanza de poder escapar.

  1. No prestar atención a pequeños gastos

Puedes pensar que gastar $40 al día en una taza de café no tiene ningún efecto en tu monedero. Lo mismo pasa con esa membresía de $500 del gimnasio que casi nunca usas. Pero, a pesar de que en el esquema de las cosas estos son gastos pequeños, aunque no lo creas, se suman rápidamente.

Una vez más, por esta razón es que un presupuesto es tan útil. Te ayuda a administrar estos pequeños gastos para que puedas ajustarte y enfocarte en las cosas importantes. Recuerda sólo mantener las suscripciones que en verdad uses.

  1. Salir con la gente equivocada

Reemplaza a las personas tóxicas y negativas de tu vida por aquellas que son optimistas, que te motivan y te apoyan. “En la vida, sólo conseguirás el éxito si te rodeas de las personas correctas”, dice Corley.

  1. Posponer

Una cosa es decir que quieres convertirte en millonario y otra muy diferente es empezar a hacerlo. Si quieres salir del estancamiento financiero, entonces necesitas tomar medidas tan pronto como sea posible. Si te sientas con un profesional financiero para ajustar tu presupuesto, este sería un gran paso para comenzar a hacer en lugar de hablar.

10. Beber y apostar

“No hay nada como hacerte rico de manera rápida”; “El éxito financiero toma tiempo, iniciativa y requiere de un esfuerzo implacable”; “Aquellos que apuestan, se engañan al pensar que hay un atajo para alcanzar el éxito”, escribe Corley.

En cambio, los millonarios “crean el hábito de perseguir sus sueños y sus objetivos”.

Por otra parte, el consumo excesivo de alcohol impide que te conviertas en millonario ya que perjudica tu memoria, la capacidad de pensar con claridad y tu salud. Eso no quiere decir que ocasionalmente no puedas beber una copa de vino o una cerveza. No hagas de la bebida un hábito.

11. Ver demasiada televisión

“La gente rica tiene televisiones pequeñas y bibliotecas grandes. La gente pobre tiene bibliotecas pequeñas y televisores grandes”, dijo una vez Zig Ziglar.

12. No encontrar un mentor

Estoy seguro de que si hubiera encontrado un mentor años atrás me habría vuelto rico desde entonces. ¿Por qué lo creo? Podría haber aprendido de los éxitos y errores de alguien que se ha desarrollado en esos terrenos, sus consejos podrían haberme ayudado a omitir tantas equivocaciones que he experimentado y en su lugar pude haber obtenido algún beneficio.

En lugar de salir a conseguir un mentor, abre los ojos, están a tu alrededor. Puedes tomar el consejo de un profesor de la universidad o de tus padres.

13. Permanecer en tu zona de confort

Tomar riesgos y salir de tu zona de confort es inquietante. Lo entiendo. Pero hasta que des ese salto encontrarás el éxito financiero. Este es un hábito que le funcionó muy bien a Bill Gates, Richard Branson, Larry Ellison y Warren Buffet.

“La búsqueda de la riqueza requiere de riesgos, la mayoría de las personas no se lo hacen, por eso no son ricos”, dice Corley.

14. No hacer preguntas

No lo sabes todo. Por un momento deja de lado tu ego. Odio ser el portador de las malas noticias, pero eso es un hecho y te impedirá ser rico hasta que lo afrontes.

Aprendí de la manera difícil que intentar adivinar el futuro conduce al fracaso y a tomar malas decisiones. Si no estás seguro acerca de alguna inversión o de una idea para tu negocio, no dudes en pedir retroalimentación y asesoramiento.

15. Ser consumido por el fracaso

Los empresarios portan el fracaso como una insignia de honor. Eso no significa que disfrutan o quieran fallar. Concluir un negocio y perderlo casi todo es una basura, pero esos golpes de la vida son necesarios para llegar a ser tan fuerte como se pueda.

No te confundas. El fracaso es horrible. Pero no debes dejar que eso te detenga. Toma riesgos, y, si fallas, aprende de tus errores y avanza.

16. No establecer metas diarias

Uno de los mejores hábitos que adopte durante los últimos años fue escribir diario y a primera hora de la mañana mis metas. Esto me inspira y me alienta para lograr mis objetivos.

Descubrí que establecer objetivos diarios, ayuda a priorizar desde los más importantes hasta lo menos importantes. Por ejemplo, en lugar de buscar mis facturas vencidas de $100, me enfoco en una o dos de $1.500. Priorizar significa hacer lo que en verdad importa.

17. Pensar negativamente 

“El éxito a largo plazo sólo es posible cuando se tiene una mentalidad positiva”, escribe Corley.

18. No ahorrar 

“Un trabajo nunca te hará rico. Tampoco ahorrar todo tu dinero en una alcancía. Entonces, ¿cómo construyes la riqueza?”, pregunta Brandon Turner, vicepresidente de crecimiento de BiggerPockets.com.

Entonces, ¿Cómo se logra? A través de bienes materiales como un negocio rentable, una cartera de acciones en crecimiento o invertir en el derecho de bienes raíces.

Recuerda, tu coche y tus juguetitos son responsabilidades que te quitan los ingresos de tu futura riqueza. Enfócate en adquirir cosas que te darán dinero a largo plazo.

19. Crear excusas 

Las excusas fueron uno de los mayores obstáculos entre la riqueza y yo. Crear excusas es fácil cuando estamos tratando de entender por qué tenemos tantas deudas y si no tenemos un ingreso de seis cifras. Decir que queremos “vivir el momento” es una excusa para no trabajar y crear un mejor futuro. Deja de inventar excusas y comienza a trabajar.

20. No seguir la Regla 70/30.

Jim Rohn, una de las principales figuras de autoridad en los negocios del condado, tiene una fórmula sencilla para acumular tu riqueza.

“Después de pagar tus impuestos, aprende a vivir con el 70 por ciento de tu ingreso para tus necesidades y lujos”, “es importante ver cómo asignas el 30 por ciento restante después de eso”. Menciona Rohn.

Rohn sugiere dar un tercio a la caridad, un tercio a las inversiones de capital y el último tercio para los ahorros. No notarás nada al principio, pero “deja que pasen cinco años y las diferencias serán notables. 10 años después, serán completamente sólidas”.

 

Te invitamos a un entrenamiento presencial gratuito que cambiara tu mentalidad del dinero y de como hacer negocios, ideal para todo aquel que quiera iniciar un negocio y no tenga idea de como, mas info aquí.

¿Cómo definir una idea de NEGOCIO?

ARTUNO

¿Cómo definir una idea de NEGOCIO?

En general, esto se debe a que se cree que pensar un negocio es cosa fácil; que sólo basta el ingenio, un planteamiento atractivo y vistoso con sex appeal único cuando se platica. Sí, eso ayuda. Sin embargo, las ideas de negocio son como el vino: requieren de una cuidadosa maduración para lograr la aceptación de los comensales y, por supuesto, un conocimiento de cómo se moldea el gusto del comensal.

Una idea de negocio se distingue porque aparece planteada como hipótesis (“qué tal si…” es la frase más socorrida en estos casos). Y ésta esboza una posible solución que impactará la vida de las personas y, a largo plazo, la economía de un sector, región o país. Pero fundamentalmente, significa que alguien (gobiernos, empresas, consumidores) estará dispuesto a pagar por ella de modo consistente y constante. El resto de las ideas pueden tener igualmente un impacto, aunque no necesariamente lo traducen en dinero para crear más valor, empleos y mercado de forma recurrente.

En suma, una solución que sí es de negocio consiste en conocer una situación donde: a) se proyectan ciertas problemáticas;

  1. b) se reconocen ciertos elementos, agentes, recursos y soluciones vigentes así como sus respectivos impactos involucrados en una dinámica económica;
  2. c) se diseña un nuevo modo de superar las áreas de oportunidad no cubiertas aún por medio de know-how, nuevos canales de distribución o venta, ciencias aplicadas, innovación en productos o servicios, optimización de procesos o incluso, dándole la vuelta a toda una industria desde su planteamiento tradicional;
  3. d) se monetizan dichas soluciones a favor de sus creadores e implementadores.

La eficacia de la idea, entendida como producto o servicio que el emprendedor desea ofrecer al mercado, se caracteriza por tomar en cuenta tendencias y tecnologías existentes para introducirse en un sector. La solución que pretendemos ofrecer, debe ser congruente con nuestro estilo de vida y con la manera en la que éste va a incidir en un mercado concreto.

Toda idea de negocio tiene como primicia que el cliente pague por ella. Esta es una prueba irrefutable de que tu hipótesis es viable y va a funcionar. Hay que salir a la calle, escuchar al mercado a quienes podrían ser tus clientes potenciales y estar atentos a los cambios que se presentan en el ecosistema emprendedor diariamente.

  • ¿Cómo saber si el impacto devendrá en un buen resultado?

Recolectar datos macroeconómicos y de mercado que sirvan para reconocer la factibilidad de que dicha hipótesis se transforme en una idea sostenible y escalable.

  • Cómo crear valor

Una idea de negocio deja de serlo en la medida en que se pormenorizan las razones por las cuales se plantean soluciones y qué se espera conseguir con ellas.

Es importante que al momento de formular una hipótesis como una solución consideres qué tipo de idea piensas desarrollar. Existen fundamentalmente tres tipos de ideas de negocio:

 

Idea de alto impacto. Como su nombre lo indica, son aquellas ideas pensadas para generar cambios sociales o ambientales a gran escala y que eventualmente representan un factor clave en la macroeconomía de un país o, incluso, a escala mundial.

 

  1. Idea de producto. Son esas ideas donde lo que piensas fabricar es una solución práctica para el consumidor. Aquí, los productos se caracterizan por ser únicos en su clase y, aunque repetibles, difíciles de igualar en la anticipación a una problemática.

 

  1. Idea de servicio. El valor agregado de este tipo de ideas se centra en dar una asistencia y atención directa a un problema mediante metodologías específicas aplicables por el factor humano o bien, por medio de tecnologías inteligentes. Generalmente se incluyen en sectores como el de la salud, la banca, agrícolas, legales, etcétera.

 

Reconocer de dónde nace la idea y hacia dónde se dirige es fundamental para determinar los beneficios que conseguirán tanto tú (emprendedor) como el sector de la comunidad (mercado objetivo) para la cual debiera estar destinada.

 

¿Cómo materializar tu idea de negocio en pocos PASOS?

art. 1

¿Cómo materializar tu idea de negocio en pocos PASOS?

Todos los grandes negocios surgieron de una idea o un sueño, lo cual significa que cualquiera de nosotros tiene la capacidad de convertirse en un empresario exitoso, pero la pregunta es cómo lograrlo.

En la actualidad existen más de 12.2 millones de emprendedores en México, de acuerdo con datos del Global Entrepreneurship Monitor (GEM), lo que ha convertido al país en uno de los lugares con mayor índice de personas que inician sus propios negocios.

Para aquellos que están dudando o para cualquiera que busque convertirse en un emprendedor consulta los siguientes consejos básicos para que conviertas tu empresa en una realidad:

 

1. Construye tu ruta hacia el emprendimiento

 

El primer paso es visualizar tus sueños y tener la voluntad de perseguirlos. Además, es necesario que consideres todos los aspectos relevantes: análisis de fortalezas, oportunidades, así como las debilidades y amenazas; estudiar el contexto político, económico, social y tecnológico; y finalmente, con estos datos armar tu plan de negocios.

 

  1. Desarrolla tus habilidades

 

La planificación y el control son dos herramientas esenciales para cada empresario, por lo que son habilidades que será importante que vayas desarrollando con una formación adecuada.

 

  1. Encuentra el valor de tu idea

 

Una elemento que en ocasiones olvidan los emprendedores es el generar un valor para su público objetivo y considerar todos los stakeholders posibles. Siempre pregúntate: ¿qué estoy haciendo para generar una idea de valor para mi público?

 

  1. Escucha, escucha, escucha

 

Al emprender debes estar abierto a todas las posibilidades, no dejes de escuchar a tu equipo, clientes y amigos, toma en cuenta sus comentarios, ya que estos pueden ser de gran utilidad para ir analizando tu empresa e identificar áreas de oportunidad.

 

  1. El conocimiento vence al miedo

 

Es normal tener miedo pero sin duda permanecer estático no te llevará al objetivo, por eso una muy buena opción es asesorarte con alguien de confianza y adquirir conocimientos de áreas en las que no tienes tanta experiencia. Entre más aprendas, más oportunidades tendrás de encontrar una solución a tus problemas.

 

  1. Hazlo simple

 

Busca metas cortas de manera que puedas seguir avanzando poco a poco hacia tus objetivos mayores. Se dice que menos es más, y en el mundo del emprendimiento es un básico, a veces las mejores ideas de negocios surgen de encontrar soluciones simples.