El secreto para cobrar por adelantado sin TITUBEAR

c

El secreto para cobrar por adelantado sin TITUBEAR

Es posible que para un buen grupo de personas el cobrar sea natural al momento de ejecutar un trabajo. Al ser freelance, esto podría ser un problema serio. Muchos lo saben, yo lo sé de sobra… por eso es bueno aprender a cobrar por adelantado.

No importa el trabajo que ejecutes, todo te consume tiempo y el tiempo vale mucho. Por eso, no se puede esperar a que el trabajo termine para pasara a cobrar. Lo que siempre recomiendo es facturar antes un 40% para cubrir los gastos personales. Lógicamente tu como personas debes comer todos los días, por eso, déjalo claro en primera instancia.

No obstante, muchos se ven obligados a pasar días, semanas y a veces hasta meses sin tocar un solo euro. ¿Cómo solucionamos este problema? Hoy quiero mostrarte ciertos trucos para cobrar por adelantado sin titubear. El principal consejo es dejar la pena a un lado ya que es un trabajo que tú haces.

¿Cómo cobrar por adelantado?

Antes de comenzar, cobra una parte

En un comienzo parecerá que no es lógico, pero debe ser así. Anímate a cobrar un pequeño porcentaje que te garantizará tener finanzas para ejecutar el trabajo. Asimismo, el cliente está obligado a cumplir las cuotas de tu trabajo.

Descuentos

Al ser parte del punto anterior, con esto podrías conseguir un buen anticipo al ofrecer un descuento por el pago. Por ejemplo, podrías solicitar un 40% de adelanto y le bajas el 10%.

Penalización por errores en el pago

Todas las cosas que realices cuando eres empresario deberá quedar por escrito. Por ende, deberás hacer un pliego de solicitudes en el que expongas las cláusulas por incumplir el pago. Esto supondría un compromiso por parte del cliente.

Precio fijo

Es verdad que día a día los costos van cambiando, pero para que ganes la confianza de tu cliente déjale un precio fijo. Considera cada cambio que debas hacer para experimentar y dale un presupuesto que vaya acorde a lo que busca.

Si sigues todos estos consejos es seguro que puedas cobrar por adelantado sin miedo a fallar.

 

5 Consejos para incrementar VENTAS

ARTICULO dos

5 Consejos para incrementar VENTAS

Con el propósito de ayudarte, queremos brindarte 5 consejos para incrementar ventas para obtener ganancias. Con ello lograrás definirte mejor y conquistarás el mercado y a tus clientes de la mejor manera.

  1. El cliente

Lo principal es conquistar o “enamorar” al cliente usando una estrategia a prueba de fallas en tus ventas. Intenta planear todo tipo de acción y brinda un mejor servicio. Debes recordar que tu plan es saber reconocer la necesidad de esa persona para cubrirla con tus productos.

  1. Ser primero

Vinculado al punto anterior, en caso de que ya poseas el plan para seducir a tu cliente, es bueno que escuches las exigencias. Dale la posibilidad de explicar cada uno de los detalles como él lo quiere. Tienes que estar atento y vigilar la expresión junto a los gestos que hace, esto te ayudará en gran medida cuando sea momento de conversar.

  1. Oportunidad

Cuando estás al corriente y pendiente de todo, esto se traducirá como más ventas. En cualquier momento sería una grandiosa oportunidad para tener conversiones. Intenta probar una manera de brindar interés al cliente y evitar ser parecido a otras marcas. Ofrece mayor personalidad y da a demostrar que puedes ser innovador.

  1. Comunicación

Instrúyete al momento de comunicarte para que puedas tener más probabilidad de venta. Este aspecto normalmente es el más débil de todos, bien sea de manera escrita u oral. Tienes que aprender a expresarte bien y estar seguro de lo que venderás. No es cuestión de memorizar discursos u ofrecer ofertas, es lograr vender usando palabras.

  1. Persuasión

Finalmente tenemos la persuasión que va ligada a la comunicación. El arte de persuadir no es para nada sencillo, no obstante, con algo de práctica se puede llegar a ser muy bueno. Usar las palabras correctamente y cambiarlas de tal forma para parecer alguien importante en ventas podría ayudarte. No cambiarás a ningún cliente, sólo sabrá que sí necesitará ese producto.

Si sigues todos estos consejos para incrementar ventas, seguramente lo lograrás dentro de poco. Ánimo y esfuérzate en todo momento, pronto tu suerte cambiará.

¿Te interesa capacitarte en el mundo de los negocios? Nosotros somos un centro de entrenamiento para emprendedores y empresarios, te invitamos a conocernos, mas info aquí…

¿Quieres ser emprendedor, cuanto y como debes GANAR?

art 2

¿Quieres ser emprendedor, cuanto y como debes GANAR?

Ningún empleado que contrates va a trabajar gratis. Tampoco tú deberías hacerlo. Mejor, aprende a fijarte un sueldo justo y a maximizar las utilidades de tu empresa.

Como dueño de una startup o de un negocio en crecimiento, es tentador reinvertir cada peso que ganes en tu operación. Algunos emprendedores incluso van más allá y no se pagan a sí mismos hasta no estar en números negros, lo que significa haberle devuelto su dinero a los inversionistas y tener un colchón financiero. El problema es que ese día casi nunca llega, especialmente si la empresa continúa en proceso de desarrollo. Siempre hay nuevas necesidades en las que debes invertir, proyectos que implementar y cuentas que pagar; por lo que al final, todos reciben su cheque excepto tú.

Ser rentable es la meta de todo negocio. Para lograrlo, muchos empresarios hacen sacrificios, incluyendo un sueldo. Tal vez no necesites pagarte una gran cantidad en los primeros años; sin embargo, en algún punto deberías recibir un salario por el tiempo y talento que aportas a tu propia compañía. Aquí algunas razones de por qué hacerlo:

  • Privarte es contraproducente

No tener una paga significa que nada está entrando a tu cuenta y, por lo tanto, tus finanzas personales podrían ver- se afectadas si vives de tus ahorros. Si bien en las fases iniciales de tu negocio es normal abstenerse de un salario para ayudarlo a crecer, también es razonable que empieces a recibir parte de las ganancias cuando éste comience a generarlas.

  • Pago justo por trabajo justo

Algunos emprendedores se pagan un salario base modesto y lo compensan beneficiándose de un porcentaje mayor de las utilidades. Si tienes inversionistas o socios, éste podría ser el acuerdo más justo, pues inspira a todos a poner su mayor empeño en el trabajo. Porque mientras mejores resultados se obtengan, mayores serán los ingresos y las ganancias.

  • Tu tiempo es valioso

Los emprendedores por lo común contabilizan aspectos obvios, como renta, teléfono, Internet o papelería de oficina, pero se olvidan de incluir el pago por sus horas tra- bajadas. Una buena regla es estimar cuánto valdría tu tiempo (consideran- do el estándar del mercado) y usar el cálculo como tu salario base. En la fase de arranque, eso podría representar un salario bajo; aunque una vez que haya utilidades mensuales y tu compañía sea autosustentable, podrás pagarte más. Recuerda, nadie trabaja gratis, y tú tampoco deberías hacerlo.

  • Con o sin inversionistas, debes pagarte

No asumas que tus fondeadores deben recibir su paga total antes de que puedas obtener un salario. Si tu negocio ya es rentable, se vale apartar un porcentaje de las ganancias mensuales como tu sueldo. Muchos inversionistas son cautelosos sobre los emprendedores que quieren obtener un salario gene- roso desde el día uno, porque primero quieren comprobar que estos están tanto o más comprometidos con la in- versión y con la empresa. Abstenerte de cobrar un salario en la fase inicial hasta que el negocio sea rentable puede ser una de sus expectativas. No obstante, cuando empieces a moverte a terrenos más sólidos, la mayoría de los inversionistas estarán de acuerdo en que seas el primero en recibir una parte de las ganancias. Regla de oro: pagarte primero a ti mismo cada mes, reinvertir las utilidades en la compañía y solventar tus deudas son parte de una administración financiera sana.

  • Evita el agotamiento

Recibir una paga mes a mes antes de reinvertir el resto de vuelta en el negocio ayuda a que mantengas los ánimos y no te agotes en vano. Desafortunadamente, no puedes vivir de ese rush de adrenalina que implica emprender; en algún punto necesitas ver resultados tangibles por tu esfuerzo.