¿Cómo perder el miedo al RECHAZO?

inteligencia

¿Cómo perder el miedo al RECHAZO?

1-Cambia el significado del rechazo

Personajes como J.K. Rowling o Walt Disney también fueron rechazados muchas veces. Sin embargo, no dejaron de perseverar y al final lograron sus sueños.

¿Y si dejas de pensar en el rechazo como algo malo? Comienza a pensar que si te rechazan, estás haciendo algo por tu vida:

  • Te estas acercando a conseguir lo que quieres
  • Has hecho algo diferente
  • Has intentado lograr lo que quieres

Es más, usa los rechazos como oportunidades para aprender y mejorar:

  • Si te rechazan en una entrevista de trabajo aprende de los errores
  • Si te rechaza la persona que te gusta aprende qué hiciste mal
  • Si te rechaza un cliente, aprende cómo servir mejor

2-Busca el rechazo

Cuanto más te rechacen, menos te afectará. Puede que tengas una mayor tendencia que otras personas a sentirte mal tras ser rechazado.

Entonces lo tendrás que trabajar más.

Por otra parte, al principio es posible que sientas un mayor desgaste emocional o desgaste de energía, aunque es algo normal porque estarás esforzándote por cambiar tu tendencia de comportamiento.

3-No busques la aprobación

Deja de buscar la aprobación de los demás para todo lo que haces y sobre tus opiniones. Actúa sin pensar si te aprobarán o no. De hecho, cuanto menos busques la aprobación más te aprobarán.

En cualquier caso, vive de forma que solo busques ser aceptado por ti mismo. No puedes tener una buena calidad de vida si vives para agradar a los demás.

4-Se consciente de lo que piensas

Si piensas que te rechazan por algún defecto personal, tu autoestima tenderá a descender (si es que ese defecto personal te afecta). Sin embargo, la mayoría de rechazos no se basan en algo personal, más bien son por reglas sociales establecidas o defensas del ego:

 

  • Si haces algo que esta fuera de las reglas sociales, aunque no te saltes ninguna ley, habrán muchos que te rechacen
  • Si alguna persona o grupo te envidia, también tenderá a rechazarte.

Piensa que el rechazo no es personal, sino una tendencia de comportamiento. No te lo tomes personalmente. Deja la carga del rechazo en los demás, no en ti.

5-Míra el rechazo con humor

No importa en la situación que estés, siempre puedes mirar con las gafas del humor.

Esto hará que el rechazo no te afecte nada. Si hablas con alguien y te rechaza, di algo gracioso, ríete por su incapacidad de socializar o por la situación misma.

Si das un discurso y te pitan, ríete por haberte atrevido.

6-Construye tu autoestima

Si prácticas lo anterior superarás el miedo a que te rechacen poco a poco y al final no te dará nada de miedo. Sin embargo, hay rechazos que es normal que duelan; los de las personas queridas.

En estos casos, es normal que te sientas mal, aunque si tienes una autoestima alta no te afectará tanto. Si tu autoestima es sana, sentirás el rechazo de alguien querido como un bache, aunque no afectará en exceso a tu estado de ánimo y seguirás hacia adelante.

7-Piensa que no es el fin del mundo

Cuando se siente miedo a ser rechazado, se tiende a pensar que si te rechazan será el fin:

  • ¿Y si mi rechazan?
  • ¿Y si no les gusto?
  • ¿Y si no les caigo bien?

En cualquiera de los casos no ocurre nada. La vida sigue adelante.

La próxima vez que el miedo a ser rechazado te paralice piensa: ¿qué es lo peor que podría suceder?

8-Olvida la perfección y acepta los errores

Es posible que a veces te rechacen con razón porque hayas hecho algo mal. En ese caso, tampoco tienes que sentirte mal o tener una mala opinión de ti mismo.

La realidad es que a veces vas a estar equivocado, es imposible hacer siempre todo bien o estar siempre en lo correcto.

 

Cuando te equivoques o hagas algo mal, simplemente acéptalo y aprende de ello para la próxima vez. Es necesario superar el perfeccionismo.

¿Es posible no ser rechazado?

El primer motivo para superar el miedo al rechazo es que siempre te va a rechazar alguien, hagas lo que hagas.

Personas con Demasiado Ego ¿Cómo RECONOCERLAS?

inteligencia 2

Personas con Demasiado Ego ¿Cómo RECONOCERLAS?

Se describe a las personas que muestran un predominante patrón de grandeza, que presentan la necesidad de admiración por parte del resto y, además, una marcada falta de empatía (capacidad para ponerse en el lugar del otro, así como de identificar lo que siente y piensa). Este trastorno es muy invalidante para las personas que lo padecen, ya que la afectación que produce ocurre tanto a nivel personal, como social.

•Tienen que ser el foco de atención
Es característico de las personas con tendencia a la egolatría que, en cualquier reunión social o conversación, ya sea tanto de ocio como de trabajo, ellos tengan que ser el centro de atención y que, además, deben de ser admirados por el resto.

•Evitan el contacto con todo aquello que les confronten
En relación al punto anterior, también es común que las personas ególatras tiendan a crear vínculos de apego más fuertes con aquellas personas que refuerzan su imagen de personas exitosas.

•Necesitan verse continuamente reconocidos
Necesitan que se les reconozca todo lo que hacen, tienen una continua necesidad de aprobación. Deben alimentar su ego a través de los halagos de los demás. A través de los piropos y el reconocimiento social, está supliendo los bajos niveles de autoestima que presentan.

•Presentan una tendencia a la comparación constantemente
Necesitan sentir que sus ganancias son mayores que las de los demás y que sus posesiones son mejores. Como estamos viendo con todas estas características, para ellos es muy importante sentirse por encima de los demás y también ocurre con las ganancias y posesiones.

•Muestran una actitud de “estar a la defensiva” normalmente
Al no soportar ser superados por los demás, siempre se están midiendo y comparando con el resto. Este hecho, el estar comparándose continuamente, puede causarles una gran ansiedad y frustración cuando no se sientan por encima de los demás.

•En muchas ocasiones, el éxito de las personas ególatras va de la mano del fracaso de sus personas cercanas
Una vez más, vemos presente la baja empatía o bien, la ausencia de ésta. Una persona con características ególatras, si la situación lo requiere, humillará y pisoteará a aquellos que tiene cerca para cumplir el objetivo que se haya propuesto.

•Son un espejo
Esto quiere decir que, en vez de mostrar cuáles son sus carencias, tienden a identificarlas en los demás y a proyectarlas en los otros. Por ejemplo, si sienten que están solos, atacarán a alguien, normalmente al más débil, acusándole de ser una persona con pocas relaciones.

•Son comunes en ellos las relaciones sociales artificiales e instrumentales
Es decir, buscan vincularse con alguien para conseguir un objetivo, para obtener el apoyo que necesitan. Por lo tanto, estas relaciones suelen ser superficiales y con una marcada ausencia de emotividad.

•Odian ser objeto de las críticas
Tienen una imagen tan idealizada de sí mismos que son incapaces de escuchar sus debilidades porque no las aceptan lo que los demás puedan decirles.

•Existe en estos perfiles una marcada tendencia al exhibicionismo
Para este tipo de personas es importante alardear y presumir de todos sus logros. Mostrando todos sus bienes materiales, refuerzan su imagen personal, así como su status social.

•Se enorgullecen de crear envidias y celos
Se sienten bien generando sentimientos como la envidia y los celos en sus relaciones y círculos cercanos. De esta manera, al desencadenar este tipo de sentimientos, ven reforzada su idea de superioridad sobre el resto, forjando su auto-percepción.

•Se sienten especiales
Se sienten que son personas especiales y que, por esta razón, no son entendidas por el resto. Las únicas personas que podrían entenderles son aquellas que se encuentren en su mismo nivel o bien, pertenezcan a su mismo status.