Cómo llevar un control de gastos en la EMPRESA

sdcsa

Cómo llevar un control de gastos en la EMPRESA

No existe entidad con éxito en el ámbito que se base en el mejoramiento del control de los recursos, es decir, el control de gastos en la empresa. Se trata de un punto que en la administración de viáticos como también en la gestión de ingesta de gasolina. Claro que el uso de la caja chica tiene también un papel que cumplir.

Se tratan de tres puntos para los gastos que suelen ser volátiles y pueden sufrir cualquier tipo de descontrol. Es decir, puede tratarse de alguna fuga tipo hormiga, la misma puede que se refleje de forma negativa en cada resultado general de un negocio.

No obstante, hay que tener cuidado al llevar dicho control ya que podría ser complicado reconocer entre todos los gastos en la empresa –fundamentales para la tarea organizativa– y aquellos que resultan redundantes o no sirvan.

Lo que hay que intentar hallar es la mejora en el manejo de los recursos teniendo el objetivo de optimizar toda oportunidad para la competencia y desarrollo de la empresa. Lo que se debe es prevenir que algún trabajador consiga desviar todos los fondos de manera errónea. No importa por diminuta que sea la cantidad, se debe evitar.

¿Cómo llevar el control de gastos entonces?

Se trata de un control que deberás añadirlo dentro de la política de gastos para empresas. La misma deberá ser conocida por toda la entidad y tener un sistema que pueda darle un seguimiento de cerca. Siguiendo estos pasos, tendrás el control:

Primero debes estudiar en qué se está gastando y cuál es el propósito de ello. Asimismo, ver en qué cantidad lo haces para que logres ver la discrepancia entre gastos justificados y aquellos que no lo son.

Estudia cada función que el empleado ejerce y de esa forma, poder asignar un presupuesto idóneo en sus tareas. Deberás hacer lo mismo con cada una de las zonas de tu empresa.

Hay que definir bien la política de gastos y que todo aquel que trabaje en tu empresa, la conozca. Tienen que tener claro que están autorizados a pagar, conocer el límite de todo gasto y su tipo de documento de comprobación.

Hay que añadir un control automático el cual tenga un registro de cada monto asignado. Asimismo, vigilar toda acción llevados al concepto en el que se está gastando, un monitoreo de establecimiento en el que se paga y todo comprobante para la validación de archivos.

Finalmente, utiliza toda capacidad de un instrumento tecnológico para crear el reporte necesario. El mismo te ayudará a darle seguimiento a cada gasto hecho y lograr modificarlo en el momento que se requiera.

De esa forma, el control de gastos en la empresa ya podrás llevarlo mucho mejor y gestionarla apropiadamente.

¿Cómo perder el miedo al RECHAZO?

inteligencia

¿Cómo perder el miedo al RECHAZO?

1-Cambia el significado del rechazo

Personajes como J.K. Rowling o Walt Disney también fueron rechazados muchas veces. Sin embargo, no dejaron de perseverar y al final lograron sus sueños.

¿Y si dejas de pensar en el rechazo como algo malo? Comienza a pensar que si te rechazan, estás haciendo algo por tu vida:

  • Te estas acercando a conseguir lo que quieres
  • Has hecho algo diferente
  • Has intentado lograr lo que quieres

Es más, usa los rechazos como oportunidades para aprender y mejorar:

  • Si te rechazan en una entrevista de trabajo aprende de los errores
  • Si te rechaza la persona que te gusta aprende qué hiciste mal
  • Si te rechaza un cliente, aprende cómo servir mejor

2-Busca el rechazo

Cuanto más te rechacen, menos te afectará. Puede que tengas una mayor tendencia que otras personas a sentirte mal tras ser rechazado.

Entonces lo tendrás que trabajar más.

Por otra parte, al principio es posible que sientas un mayor desgaste emocional o desgaste de energía, aunque es algo normal porque estarás esforzándote por cambiar tu tendencia de comportamiento.

3-No busques la aprobación

Deja de buscar la aprobación de los demás para todo lo que haces y sobre tus opiniones. Actúa sin pensar si te aprobarán o no. De hecho, cuanto menos busques la aprobación más te aprobarán.

En cualquier caso, vive de forma que solo busques ser aceptado por ti mismo. No puedes tener una buena calidad de vida si vives para agradar a los demás.

4-Se consciente de lo que piensas

Si piensas que te rechazan por algún defecto personal, tu autoestima tenderá a descender (si es que ese defecto personal te afecta). Sin embargo, la mayoría de rechazos no se basan en algo personal, más bien son por reglas sociales establecidas o defensas del ego:

 

  • Si haces algo que esta fuera de las reglas sociales, aunque no te saltes ninguna ley, habrán muchos que te rechacen
  • Si alguna persona o grupo te envidia, también tenderá a rechazarte.

Piensa que el rechazo no es personal, sino una tendencia de comportamiento. No te lo tomes personalmente. Deja la carga del rechazo en los demás, no en ti.

5-Míra el rechazo con humor

No importa en la situación que estés, siempre puedes mirar con las gafas del humor.

Esto hará que el rechazo no te afecte nada. Si hablas con alguien y te rechaza, di algo gracioso, ríete por su incapacidad de socializar o por la situación misma.

Si das un discurso y te pitan, ríete por haberte atrevido.

6-Construye tu autoestima

Si prácticas lo anterior superarás el miedo a que te rechacen poco a poco y al final no te dará nada de miedo. Sin embargo, hay rechazos que es normal que duelan; los de las personas queridas.

En estos casos, es normal que te sientas mal, aunque si tienes una autoestima alta no te afectará tanto. Si tu autoestima es sana, sentirás el rechazo de alguien querido como un bache, aunque no afectará en exceso a tu estado de ánimo y seguirás hacia adelante.

7-Piensa que no es el fin del mundo

Cuando se siente miedo a ser rechazado, se tiende a pensar que si te rechazan será el fin:

  • ¿Y si mi rechazan?
  • ¿Y si no les gusto?
  • ¿Y si no les caigo bien?

En cualquiera de los casos no ocurre nada. La vida sigue adelante.

La próxima vez que el miedo a ser rechazado te paralice piensa: ¿qué es lo peor que podría suceder?

8-Olvida la perfección y acepta los errores

Es posible que a veces te rechacen con razón porque hayas hecho algo mal. En ese caso, tampoco tienes que sentirte mal o tener una mala opinión de ti mismo.

La realidad es que a veces vas a estar equivocado, es imposible hacer siempre todo bien o estar siempre en lo correcto.

 

Cuando te equivoques o hagas algo mal, simplemente acéptalo y aprende de ello para la próxima vez. Es necesario superar el perfeccionismo.

¿Es posible no ser rechazado?

El primer motivo para superar el miedo al rechazo es que siempre te va a rechazar alguien, hagas lo que hagas.

Técnicas de Autocontrol Emocional que debes CONOCER

inteligencia

Técnicas de Autocontrol Emocional que debes CONOCER

El autocontrol es vital para conseguir objetivos, tener relaciones personales sanas y en general ser felices. Las personas que tienen un buen autocontrol tienden a ser más populares y más exitosas en varias áreas de la vida.

Sin embargo, aquellas con bajo autocontrol están en riesgo de comer en exceso, caer en adicciones o mostrar bajo rendimiento. Desafortunadamente, como todos sabemos, el autocontrol a veces falla y parte del problema es que sobreestimamos nuestra habilidad para resistir la tentación. La buena noticia es que puedes aprender a controlar tus emociones, es como si trabajaras un músculo. Solo necesitas hacer el tipo correcto de ejercicios mentales.

El autocontrol es la capacidad de regular las emociones, los pensamientos y el comportamiento frente a las tentaciones e impulsos. Como función ejecutiva, es un proceso cognitivo que es necesario para regular el comportamiento y alcanzar objetivos específicos.

  1. Reconoce cuando tienes poca energía

La investigación ha demostrado que el autocontrol es un recurso ilimitado. Ejercitarlo tiene claros efectos psicológicos y fisiológicos, como menores niveles de glucosa.

A cualquier hora tenemos un “límite” de autocontrol. Cuando te has estado autocontrolando, habrás gastado energía y tendrás más posibilidades de caer en la tentación. Los psicólogos llaman a esto el “agotamiento del ego“. Reconoce cuando tus niveles de autocontrol son bajos y asegúrate de evitar la tentación durante esos momentos. El primer paso para tener un gran autocontrol es conocer cuando te sientes con menos energía.

  1. Establece un compromiso

Toma una decisión antes de tentar la tentación. Comprometerte a conseguir objetivos difíciles puede dirigirte a conseguir un gran rendimiento.  Es difícil comprometerse porque normalmente nos gusta dejar nuestras opciones abiertas. Pero si eres duro contigo mismo, seguro que no te arrepentirás.

  1. Usa recompensas

Las recompensas pueden funcionar para fortalecer el autocontrol.

  1. Usa castigos

No solo nos deberíamos prometer una recompensa por el buen comportamiento, sino también un castigo por el malo. Los castigos deben ser algo que realmente nos moleste. Si has roto tu compromiso de fumar y te gusta salir por la tarde a pasear, te podrías poner el castigo de no salir durante una semana.

  1. Combate el inconsciente

Parte de la razón por la que caemos fácilmente en la tentación es que nuestro inconsciente siempre está preparado para socavar nuestras mejores intenciones Trata de mantenerte fuera de las tentaciones -físicas y mentales- y mantente cerca de las cosas que promueven tus metas.

  1. Ajusta las expectativas

Incluso si no es de forma natural, trata de ser optimista sobre tu habilidad para evitar las tentaciones. Permítete sobrestimar tu habilidad para conseguir tu objetivo, hasta el límite en que no caiga en la fantasía y no dejes de aplicar otras técnicas de autocontrol.

  1. Ajusta tus valores

Al igual que puedes tratar de pensar de forma más optimista, también puedes cambiar como valoras los objetivos y tentaciones.

Cuando valoras más tus objetivos, te orientarás automáticamente a ellos. De la misma forma, devaluar las tentaciones te ayudará a evitarlas de forma automática.

  1. Usa tus emociones

Las emociones a menudo controlan a la razón, por tanto usa tus emociones para incrementar el autocontrol. Puedes incrementar la motivación hacia tu objetivo de la misma manera; pensar sobre los aspectos emocionales positivos de conseguirlo; la excitación, bienestar, orgullo…

  1. Usa autoafirmaciones

A veces ejercitar el autocontrol significa evitar un mal hábito. Un modo de hacerlo es usando auto-afirmaciones; reafirmar los valores centrales en los que crees; podrían ser familia, trabajo, lealtad…siempre y cuando sea un valor central tuyo.

  1. Piensa en abstracto

Parte de la razón de porque las auto-afirmaciones funcionan, es que nos hacen pensar en abstracto y se ha demostrado que el pensamiento abstracto mejora el autocontrol.

Somos más capaces de pensar en abstracto si pensamos sobre los motivos de hacer algo, en lugar de únicamente pensar en cómo lo hacemos.