Una Actitud Mental Positiva es posible con solo estos HÁBITOS

jhggfg

Una Actitud Mental Positiva es posible con solo estos HÁBITOS

La actitud mental positiva en trabajo y vida general es tener una disposición optimista, la cual atrae cambios positivos y hace que consigas mayores logros. Si tienes una mente positiva, buscarás las formas de obtener resultados positivos en tu vida, aunque tengas circunstancias que no sean del todo favorecedoras.

La mentalidad positiva es todo lo opuesto al negativismo, desesperanza, derrota o conformismo. Se trata de tener pensamientos positivos de forma frecuente.  Una actitud mental positiva es el punto de partida de todas las riquezas, ya sean riquezas de carácter material o riquezas intangibles.

1-Elige a personas positivas

Siempre va a haber personas negativas y es normal ser negativo de vez en cuando.

Sin embargo, si puedes elegir, intenta juntarte con personas positivas. Ellas influirán en ti, te enseñarán cosas nuevas, harán que tu vida sea de una manera u otra. La visión del mundo de una persona positiva influirá en la tuya. Cuando estas con alguien que solo ve posibilidades, tú también verás esas posibilidades y no límites. Sin embargo, será elección tuya aprovecharlas o no.

En definitiva, no solo por estar junto a gente positiva tendrás una vida mejor. También tendrás que poner de tu parte.

2-Aprende a tener el foco positivo

Imagina que hay dos tipos de personas:

-Las que llevan un foco que alumbra con una luz negra o negativa.

-Las que llevan un foco que alumbra con una luz brillante o positiva.

Las que llevan la luz negra solo se enfocarán en lo negativo del mundo, aunque haya muchas cosas positivas.

Las que llevan la luz brillante solo se enfocarán en lo positivo, aunque haya muchas cosas negativas.

Vayas a donde vayas, intenta enfocarte en lo positivo y aprovecharlo para tu bien y para el de los demás.

3-Cuestiona las opiniones negativas

Es muy fácil meterte en una conversación con alguien que tiene una opinión negativa de una situación y dejarte llevar, sin cuestionarte si existe otra visión de la situación.

 

4-Piensa en soluciones y actúa

Encontrarse con los problemas y quejarse es un hábito.

Encontrarse con los problemas y buscar la forma de solucionarlos es otro.

La segunda opción es la que elegiría una persona con una buena actitud. Requiere más gasto de energía, aunque tendrá infinitamente mejores resultados en tu vida.

Esta es la ecuación:

Problema>Pensar en solución>Actuar para resolver el problema.

5-Comienza a pensar en grande

Si te esfuerzas, perseveras y llevas un plan adecuado, lo conseguirás. A partir de ahí, podrás pensar un poco más “en grande”.

La actitud positiva puede definir tu vida…y la de la humanidad

La actitud es una pequeña cosa que marca una gran diferencia (Winston Churchill).

Las actitudes marcan grandes diferencias. Y no solo en tu vida, algunas actitudes pueden marcar la vida de millones de personas. Por tanto, aprender cómo pensar en positivo puede ser un comienzo de una nueva y mejor etapa en tu vida.

Una actitud negativa en una persona con mucho poder puede resultar en una catástrofe. Solo tienes que observar las actitudes negativas hacia el ser humano que tenían personas como Hitler, Stalin o dictadores de la actualidad.

8 maneras de emprender un negocio y con bajo RIESGO

art 3

 

8 maneras de emprender un negocio y con bajo RIESGO

Emprender no tiene que ser un salto al vacío. Hay esquemas de negocio ya probados que puedes analizar y que, dependiendo de tu personalidad y presupuesto se pueden adaptar.

  1. Franquicia

Es un formato de negocios dirigido a la comercialización de bienes y servicios, según el cual una persona física o moral (franquiciante) concede a otra (franquiciatario), por un tiempo determinado, el derecho de usar una marca, transmitiéndole los conocimientos técnicos necesarios que le permitan comercializar dichos bienes y servicios con métodos comerciales y administrativos uniformes.

Ventaja: se trata de un modelo probado que incluye manuales de operación, capacitación, equipo y materia prima, apoyo administrativo, asistencia técnica y campañas de publicidad.

Tip: para sumarte a este esquema debes cubrir una inversión inicial y la cuota de franquicia, además de pagos mensuales (regalías) por el uso de la marca

  1. Licencia

El dueño de una licencia (licenciante) otorga al licenciatario un permiso limitado para usar o reproducir una marca, imagen, logotipo, personaje o línea de artículos. Esto durante determinado tiempo o cantidad de productos fabricados o comercializados. Todo esto a cambio del pago de regalías, que es un porcentaje sobre las ventas obtenidas.

Ventaja: se generan atractivas ganancias si se sabe negociar para obtener las licencias más rentables, así como integrar un equipo eficiente de ventas y comercialización.

Tip: el secreto de este negocio está en tener instinto para identificar modas, tendencias y oportunidades en el mercado

  1. Distribución

El emprendedor es un agente independiente dentro del canal de ventas del fabricante y se encarga de hacer llegar la mercancía a los consumidores finales. Para ello, debe firmar un contrato y hacer una inversión inicial fijada por el propietario del producto.

Ventaja: existe una amplia gama de artículos y servicios para comercializar a través de este sistema.

Tip: es clave tener experiencia para negociar precios y plazos con proveedores y clientes, así como para administrar inventarios y cobrar

  1. Representación

Es un acuerdo de distribución exclusiva para comercializar los productos de una compañía fabricante. Se puede otorgar por regiones, países y hasta continentes, asumiendo las obligaciones del corporativo en tu territorio. En ocasiones, incluye permisos de subdistribución.

Ventaja: si bien se requiere de una fuerte inversión y la formación de equipos de trabajo, se tiene control total sobre cierta área geográfica.

Tip: es necesario contar con conocimiento en la administración de negocios y el presupuesto suficiente para desarrollar un mercado a largo plazo.

  1. Ventas por catálogo

Consiste en contactar personalmente al cliente para entregarle un ejemplar que contiene información de productos de cierta marca. Esto para tomar un pedido en el momento o después. El margen de utilidad es variable. Los artículos que más se comercializan son: cosméticos, calzado, suplementos alimenticios, etc.

Ventaja: al ser miembro de una red de negocios, obtienes beneficios como descuentos, material de ventas y capacitación.

Tip: debes tener disponibilidad para estar en contacto con tus compradores tanto para vender, entregar y cobrar la mercancía a tiempo.

  1. Máquinas Vending

Las también llamadas expendedoras cuentan con mecanismos automatizados para despachar productos al usuario con sólo depositar el monto del precio de venta al público. Se ubican en lugares con alta afluencia de personas como centros comerciales, corporativos y oficinas de gobierno.

Ventaja: el negocio puede operar las 24 horas, los 365 días del año, permitiendo al emprendedor dedicarse a otras actividades.

Tip: se trata de una opción de autoempleo y sólo requiere de una administración ordenada para mantener bien surtida la unidad.

  1. Multinivel

Los distribuidores compran la mercancía al fabricante y reciben un descuento, el cual se convierte en su ganancia al momento de realizar la venta. También pueden reclutar a otras personas para integrarlas bajo su estructura y recibir un porcentaje por las ventas de cada uno de sus agremiados.

Ventaja: entre más venda el asociado, mayor será el descuento que obtendrá y así sus ingresos aumentarán, además de premios como viajes y autos.

Tip: hay que tener facilidad para invitar a más personas y convencerlas de unirse a tu red de negocios.

  1. Venta de insumos

Cuando una empresa le vende a un tercero (emprendedor) todo lo necesario (como alimentos, materiales o insumos) para que pueda elaborar un producto u ofrecer un servicio al cliente final. Para llegar a un resultado óptimo, hay que contar con recetas, diseños y procesos definidos.

Ventaja: el emprendedor puede crear una marca propia para diferenciar su oferta del resto, así como ponerle un toque personal a cada una de sus creaciones.

Tip: es una buena opción para quienes tienen el talento para preparar platillos o fabricar productos artesanales.

¿Cómo medir el impacto real de tu empresa con la sociedad?

art 3

 

¿Cómo medir el impacto real de tu empresa con la sociedad?

La Teoría de Cambio permite a los emprendedores sociales definir cuál es su impacto real y clarificar los resultados que están buscando.

Lo más importante para una empresa social es sin duda el impacto que quiere generar. Es por esto, que invertimos nuestros recursos, tiempo y esfuerzos para conseguirlo, pero ¿cómo sabemos si verdaderamente estamos generando el impacto que queremos?

¿Cómo medimos el impacto de nuestra empresa social?

El impacto es la “intención final” de una empresa social, y por esto es clave saber si estamos haciendo las cosas bien.

Lo primero que tiene que hacer un emprendedor social es definir muy bien cuál es su impacto, tenemos que tener claros los resultados que estamos buscando con nuestra empresa, y para eso usamos una herramienta llamada Teoría de Cambio. La Teoría de Cambio sirve para que un emprendedor social defina qué impacto quiere lograr, e identificar que recursos y actividades necesita llevar acabo para lograrlo.

Para crear una Teoría de Cambio, se llevan a cabo los siguientes pasos:

  1. Definir el problema que quieres resolver.
  2. Definir el impacto final que quiero lograr, es decir, ¿Cómo se va a resolver el problema?
  3. Definir los resultados a los que tengo que llegar para lograr ese impacto.
  4. Definir las tareas que tengo que realizar para poder llegar a estos resultados.
  5. Definir los insumos que necesito para poder llevar acabo esas tareas.

Si te das cuenta, para crear una teoría de cambio tienes que ir de atrás para adelante: Impacto, luego tareas, no al revés. Esto es por qué si tú defines primero las actividades y después asumes el impacto que se va a generar, estás poniendo como prioridad lo que tu empresa hace, y no el impacto al que quieres llegar.

Decir que generamos impacto no es suficiente, tenemos que poder demostrarlo.

Afortunadamente, existen diferentes métricas internacionalmente reconocidas que te pueden servir para que puedas medir el impacto que estás generando, esto es importante por dos razones:

Más importante que nada, necesitas saber si lo que estás haciendo y los recursos que estás invirtiendo están teniendo los resultados esperados, y en caso de no tenerlos, podrás corregir y ser más efectivo con aquello que es más importante para tu empresa. Además, esto te servirá para poder demostrárselo al resto del mundo. Tú tienes contacto directo con las personas a las que tu empresa impacta, conoces sus historias y sabes perfectamente cómo han cambiado sus vidas, sin embargo, posibles inversionistas, aliados, y en general el resto del mundo, no tiene ese acceso, por lo que es importante usar métricas mundialmente reconocidas.

 

¿Mezclar tu dinero con el de tu empresa es correcto? ¡Descúbrelo!

art 3

 

¿Mezclar tu dinero con el de tu empresa es correcto? ¡Descúbrelo!

Separar las finanzas personales con las de tu empresa es de los mayores retos que enfrenta un emprendedor. Si tienes este problema, aquí te damos unos consejos.

Si tienes una microempresa… ¿te debes pagar un sueldo? Por supuesto. Es importante hacerlo para calcular bien los costos, es posible que en una etapa muy temprana lo omitas, pero no es aconsejable hacerlo por mucho tiempo.

  1. ¿De qué dependería este sueldo o con base en qué podrías definirlo?

Debemos estar conscientes que al iniciar una empresa o un negocio generalmente hay que esperar unos cuantos meses (dependiendo del giro) en lo que comenzamos a percibir ganancias, mientras eso pase todo es inversión, sangre, sudor, lágrimas, diversión y aprendizaje.

Al hacer la planeación de costos de la empresa hay que incluir nuestro sueldo, que deberá ser una media del sueldo de empleados con un puesto similar en otras empresas. Aunque en realidad aún no nos paguemos, debemos hacer un cálculo certero de costos, punto de equilibrio y tiempo estimado de retorno de la inversión.

Si debemos asignarnos un sueldo pero siempre con la mira puesta en que sea acorde con las ganancias que se están percibiendo. Es probable que en los inicios de la empresa eso sea complicado o que no sea acorde a los esfuerzos o cantidad de trabajo, sin embargo con el pasar de los meses y el incremento de las ganancias esto se debe ajustar.

Otra manera de determinar un sueldo en los inicios de la empresa es hacer un cálculo real de todos tus gastos personales del mes y ese registro podría ser el primer acercamiento a un sueldo inicial.

  1. Si necesito dinero para mi empresa ¿puedo tomar de mi dinero personal?

Sí, pero hay que analizar antes. Una cosa es riesgo calculado y otro riesgo estúpido. Si ya se realizó ese cálculo del riesgo puedes tomar el dinero de tu cuenta personal para invertirlo con miras a que regrese en un plazo razonable. Y recuerda que cuando el 100% de tu patrimonio está amarrado a tu empresa estás completamente expuesto ante una eventualidad, así que trata de no hacerlo.

  • Si necesito dinero para mis gastos personales ¿debo tomarlo de las ganancias de mi empresa?

De preferencia no, si ya nos asignamos un sueldo esto no tendría por qué pasar, pero pueden existir situaciones en donde se tiene que hacer por una emergencia o imprevisto, sin embargo hay que tratar que pase continuamente porque se pueden afectar las finanzas de la empresa. Recuerda que las finanzas personales sanas son base para las de la empresa, de otra manera el desequilibrio puede llevarnos a la quiebra tanto personal como empresarial.

 

 

  1. ¿Qué pasos o qué acciones debe tomar una persona para no mezclar los gastos de estos dos ámbitos?

Tomar un curso de finanzas personales hará que los buenos hábitos financieros de un emprendedor o empresario se trasladen para la empresa.

  1. 6 tips para no mezclar las finanzas personales y las de la empresa
  • Tener dos cuentas de ahorro. Una personal y otra para la empresa. Y si necesitas mover dinero de una a otra que sea mediante transferencia bancaria, ya que éstas no se consideran un ingreso por lo que no hay que justificarlas ni declararlas ante hacienda.
  • Haz un presupuesto personal y uno para la empresa, y apégate a ellos.
  • Construye un fondo de emergencia equivalente a seis meses de tus gastos mensuales para que no tengas que hacer uso del dinero de la empresa mientras ésta genera ganancias.
  • Dentro de tu cálculo de riesgo para determinar qué tanto dinero de tu cuenta personal metes a la empresa, toma en cuenta la etapa en la que estás, no es lo mismo asumir un riesgo grande para un joven soltero que para alguien de mediana edad con responsabilidades y gastos que no se pueden eludir como la manutención de los hijos.
  • Debes incrementar el nivel de ahorro, ya que uno nunca sabe los altibajos y contratiempos que se sufren como empresario y si podremos continuar pagándonos nuestro sueldo. Aquí no hay patrón a quien reclamarle más que a nosotros mismos.
  • Evita por todos los medios endeudarte hasta que no veas que tu empresa está generando ingresos constantes que te permitan pagar.

¿Qué pasos seguir si eres un emprendedor y quieres llegar al ÉXITO?

art 3

 

¿Qué pasos seguir si eres un emprendedor y quieres llegar al ÉXITO?

Comenzar un negocio no es para los débiles de corazón. Es muy estresante y prácticamente demanda todo tu tiempo y atención. Por el otro lado, también puede ser una gran experiencia en lo personal y profesional. Aquí hay 50 tips para ayudarte en tu aventura emprendedora.

  • Desarrolla una idea. Desarrolla un concepto de negocios que te apasione relacionado con algo en lo que tengas cierta experiencia. Después, piensa en un producto o servicio que creas que mejorará la vida de la gente.
  • Escribe un plan de negocios. Un plan de negocios sólido te guiará hacia adelante. También lo necesitarás para presentar tu idea a los inversionistas potenciales.
  • Identifica tu mercado. Evalúa el mercado para que le vendas a las personas que seguro realizarán la compra. Haz una evaluación competitiva.
  • Establece un presupuesto. Una vez que determines cuánto dinero tendrás para trabajar, descubre cuánto necesitas para desarrollar tu producto o servicio y crea un plan de marketing.
  • Encuentra a los inversionistas adecuados. Vas a necesitar algún tipo de financiamiento al comenzar, ya sea de tus ahorros, tarjetas de crédito, préstamos, capitalistas de riesgo o donaciones.
  • Determina la estructura legal. Determina qué te conviene más: ser el único propietario, tener un socio, una sociedad de responsabilidad limitada, una corporación S, una organización sin fines de lucro o una cooperativa.
  • Selecciona el nombre de tu empresa. Decide un nombre que vaya con tu marca, luego ve si ese está disponible y si lo puedes usar libremente en tu país y estado.
  • Registra el nombre de tu negocio. Si el nombre que quieres está disponible, regístralo lo antes posible en las oficinas correspondientes.
  • Aprovecha los recursos sin costo. Estos pueden ser las redes sociales o hasta una persona que te ofrezca consejos y experiencia para sacar adelante tu startup.
  • Compra un seguro. Asegúrate de que tengas el seguro adecuado para tu compañía. Esto puede variar de acuerdo con el tipo de negocio.
  • Elige la locación adecuada. Escoge un local que se adecue a las necesidades de tu negocio, uno que ofrezca una oportunidad para el crecimiento, el nivel adecuado de competencia y cercanía para los proveedores. También debe ser accesible para los clientes.
  • La patente puede esperar. Las patentes pueden costar mucho dinero. Paga esta cantidad cuando estés seguro de que tienes los clientes suficientes para saldar las cuentas.
  • Sé flexible. Las probabilidades son que tu idea original tenga que ser modificada. Ser capaz de adaptarte y cambiar algo para ofrecerle al cliente algo que desea determinará si tendrás éxito o no.
  • Comparte tus ideas con amigos y familia. Las personas más cercanas son las que serán más honestas contigo sobre tu idea. No dudes en buscar sus consejos y sugerencias.
  • Ignora a los negativos. Hay una gran diferencia entre la crítica constructiva y alguien diciendo rápidamente que tu negocio fracasará.
  • No te enojes. Si tu idea es rechazada por los clientes o inversionistas no sucumbas al enojo. Descubre qué fue lo que no les gustó, haz ajustes y regresa con ellos una vez que hayas cambiado lo que querían.
  • Entrega el producto o servicio rápido. Tu negocio es un trabajo en proceso y si lanzas un producto o servicio rápidamente, serás capaz de construir una comunidad de clientes que te podrán proveer retroalimentación valiosa que te ayudará a mejorar tu oferta.
  • Ofrece nuevos productos o servicios. Si ya tienes clientes asegúrate de cuidarlos dándoles nuevos productos o servicios.
  • Sé paciente. Siempre ten en mente que el éxito no pasará de la noche a la mañana. Va a tomarte algo de tiempo antes de que ganes algo.
  • Publica en tu blog todo el tiempo. No te avergüences de compartir tus triunfos y luchas. Los clientes disfrutarán tu honestidad.
  • Evita las peleas con socios. Si tienes desacuerdos, arregla los problemas lo antes posible. Las peleas pueden distraerlos de hacer las cosas bien en el negocio.
  • Contrata a un redactor. A menos que sepas escribir muy bien, contrata a alguien que redacte los mails para los clientes objetivo.
  • Prepárate para las juntas. Cuando te prepares para la junta con un cliente, lee todo lo que puedas sobre la industria, tu competencia y la empresa de ese cliente.
  • Benefíciate del boca en boca. Nada vence a un buen marketing de boca en boca. Deja que tus amigos, familia e influenciadores divulguen lo que hace tu producto o servicio.
  • Ofrece una experiencia al cliente. Una experiencia incluye mercadotecnia sensorial. Esto significa manejar colores, luces, aromas, etcétera. Integra todas estas sensaciones a tu oferta, de tal forma que conquisten los sentidos de tus consumidores.
  • Haz networking. No tengas miedo de salir y mostrar tu cara al público, ya sea en una conferencia o sólo por salir con un amigo un viernes en la noche.
  • Asegúrate de que tu sitio Web funcione. Los clientes potenciales quieren saber lo más que se pueda de tu negocio, así que el acceso al mismo debe ser rápido
  • Encuentra a los empleados adecuados. Contrata a las personas ideales para el puesto. Aunque sea tu negocio, no podrás lidiar con todo, por eso necesitas a gente calificada para completar el trabajo.
  • Asigna responsabilidades. Delega tareas realizables a tu equipo de trabajo.
  • Recuerda que los opuestos se atraen. Contrata a personas con habilidades y personalidades opuestas a las tuyas. Te retarán y traerán cosas nuevas a tu negocio.
  • Acepta que tú serás la última persona a la que le paguen. Como CEO, serás el último en recibir un cheque, y así será hasta que tengas las ganancias adecuadas.
  • No esperes el éxito de inmediato. Sólo porque tu negocio no te ha convertido en millonario (aún) no quiere decir que tu empresa es un fracaso.
  • Acepta cuando sea momento de retirarse. El fracaso es inevitable. Si las cosas no están funcionando y has hecho todo lo que puedes, haz a un lado tu orgullo y cierra. Algo así no es fácil de aceptar pero es para lo mejor.

Tips para mejorar tu habilidad en los NEGOCIOS

art

 

 

Tips para mejorar tu habilidad en los NEGOCIOS

La negociación se da en todos los aspectos de la vida, debido a que siempre intentamos obtener algún beneficio. Éstos pueden ser favorables o desfavorables para algunas de las personas que se encuentran en el proceso, pero quienes tienen la habilidad para negociar, siempre resultan favorecidos.

CONSEJOS PARA TRIUNFAR

  • Usa el tiempo a tu favor

Destina buena parte de tu tiempo a negociar, mientras más disponibilidad tengas, mejor será el resultado. Maneja a tu favor la conversación, enfocándola hacia donde tú quieres que se dirija, ya que la escasez de tiempo de tu competencia lo hará ceder en cualquier momento.

  • Utiliza la información cuando te convenga

Documéntate lo más que puedas para obtener el beneficio, porque será vital a la hora de negociar y con esto lograrás ejercer presión. Busca información en proveedores o clientes, para utilizarla en el momento adecuado.

  • Negocia con superioridad

Demuestra poder durante la negociación pero siempre con respeto. Esto se logrará sólo si hablas claro, evitarás las ambigüedades y proyectarás seguridad. Deja de lado el nerviosismo e incluso preocúpate de tu vestimenta y los gestos y actitudes que haces al hablar con tu contraparte.

  • Conoce a tu contraparte

Antes de reunirte con tu cliente, competencia o potencial socio de negocios, asegúrate de conocerlo lo más posible. Haz una breve investigación en la que definas cuáles son sus fortalezas y cuáles sus debilidades. Procura también enterarte de sus gustos pues tener un tema de conversación en común ayuda a aliviar la tensión.

ERRORES QUE DEBES EVITAR

  • No des lugar a la improvisación

Prepara detalladamente la negociación para no dar pie al fracaso. Recuerda tener los objetivos claros y prepárate para cualquier imprevisto. Ten a la mano todos los datos y cifras que te puedan ayudar. La clave para negociar es conocer tu producto, tu empresa y el mercado.

  • No te dejes llevar

Las emociones pueden jugar en contra tuya en muchos sentidos. Respecto a esto, evita tener una actitud defensiva que te haga reaccionar de la peor manera posible y recuerda siempre que los mejores negociadores saben mantener la calma y manejar los impulsos. Estas personas tampoco se dejan convencer por sentimentalismos ni argumentos baratos. Después de todo “no es nada personal, sólo son negocios”.

  • No faltes el respeto

Una actitud poco amistosa que lleve a la falta de respeto no permitirá terminar el proceso de buena manera. Exprésate siempre con educación ante la otra persona, ya que jugará a tu favor. El respeto no significa que debas ceder ante la contrapropuesta que te hagan, al contrario, incrementará la confianza del otro individuo.

Cambio de hábitos para ser más eficiente ¡Toma NOTA!

art 3

 

Cambio de hábitos para  ser más eficiente ¡Toma NOTA!

 

Conoce estos tips relacionados con tu rutina, agenda, mente y cuerpo para terminar más pendientes en menos tiempo.

A continuación te compartimos estos hábitos para aprovechar al máximo cada minuto:

En la tecnología

  • Limita las respuestas de email y sólo tarda un minuto a lo máximo en contestar cada correo
  • Si no entiendes el motivo u objetivo de un email, no lo respondas
  • Apaga las noticias; la mayor parte de las veces no ocurre nada importante
  • No respondas al teléfono ni los mensajes, a menos de que sea una emergencia
  • Usa atajos en el teclado de tu computadora

En tu vestimenta

  • Define un uniforme de moda y úsalo diariamente. Esta estrategia ha sido usada por personajes como Hillary Clinton, Barack Obama, Mark Zuckerberg y Steve Jobs
  • Lleva un atuendo formal (como un buen saco) siempre contigo
  • Deshazte de lo que ya no usas

En tu cuerpo

  • Define horarios para comer, dormir y ejercitarte
  • Controla la ansiedad con ejercicio (como correr, nadar y bailar)
  • Duerme más; serás más productivo
  • Tómate una siesta cuando decaiga tu energía

En tu horario

  • Haz las cosas más fáciles primero
  • Prioriza un pendiente cada día
  • Establece una rutina diaria
  • No tengas reuniones hasta que sean decisivas
  • Es mejor terminar una tarea a que quede perfecta desde el principio

En tu alimentación

  • Haz de tu dieta una rutina
  • Come alimentos saludables
  • Apuesta por pedir a domicilio para ahorrar tiempo

En tu mente

  • Identifica tu regla de 80/20: ¿Qué 20% de tu trabajo produce el 80% de tus resultados?
  • Enfócate en lo importante
  • Empieza una agenda de ideas, y hoy mismos trabaja en ella
  • Elimina decisiones triviales como qué ropa ponerte
  • Aprende a ignorar. No necesitas responder a todo
  • Haz un boceto imperfecto; edítalo después
  • Trata a tu tiempo como si fuera dinero
  • Delega cuantas tareas sea posible

Otros tips

  • Visualiza el resultado final de tu producto
  • Empieza antes de sentirte preparado
  • Cuando tengas una duda, asume que estás en lo correcto. Ser decisivo es ser productivo
  • Si tienes un bloqueo mental, crea un mapa mental
  • Si no puedes escribirlo, grábalo
  • Cuando leas algo útil, escríbelo
  • Prepara cuanto sea posible la noche anterior. Te ahorrará varias horas en tu jornada

Como mejorar las ventas de tu sitio web

art

Una gran cantidad de negocios que gastan y gastan y gastan dinero en marketing digital y no ven resultados. El marketing digital no se trata de tener muchos fans, comentarios o seguidores. Simple y llanamente se trata de generar ventas

Los sitios web son una hoja de venta.  El problema de las páginas es que son diseñados por muy buenos programadores, expertos diseñadores y estrellas del Photoshop, creativos geniales en estilos y tendencias visuales, pero en muy pocos casos se emplean personas profesionales que sepan cómo crear textos de ventas que conozcan los componentes que debe llevar un sitio web para que produzca ventas.

Por eso te comparto las cinco claves o elementos que un sitio web debe tener para producir ventas. Los mejores sitios web son de una sola hoja con cinco secciones o elementos que ahora te enseño.

  1. Una cabecera y sub-cabecera con un mensaje clara

La cabecera es el primer elemento visual que el visitante ve en tu sitio web, lo primero que carga en cualquier dispositivo. Es el espacio visual que el usuario observa sin  hacer un scroll en tu sitio.

Solo esta sección es 90% más importante que cualquier otra sección u hoja en tu sitio web. Literal, es la primera impresión de tu negocio, producto o marca. Si estuvieras en un cóctel y vieras a un chico o chica que te atrae,  todo tu cuerpo se llenaría de adrenalina para hablar con él o ella. Esa misma sensación debe provocar la cabecera de tu sitio web a tu potencial cliente, una respuesta fisiológica a querer saber más de tú producto o servicio y eso se logra con un ingrediente: CLARIDAD en el mensaje.

Neurológicamente el cerebro de toda persona, siempre está intentando sobrevivir/ prosperar y conservar calorías. Tu cerebro está obsesionado con estas dos acciones. Esto pasa en la parte más primitiva de tu materia gris sin que tú te des cuenta. Sobrevivir en nuestra época se trata de tener más status, ganar más dinero, ahorrar tiempo, pagar las cuentas, resolver problemas. Básicamente la cabecera del sitio web debe hablar al cerebro primitivo de tus visitantes.

Tú les tienes que decir en una sola sentencia: cómo tu producto, empresa o marca les ayudará a sobrevivir y prosperar. Cuando tu sitio web le hable a la parte más primitiva del cerebro, tendrás una respuesta neurofisiológica y el visitante querrá saber más de ti.

Ejemplos de malas cabeceras:

Tenemos X premios y reconocimientos (foto del fundador recibiendo el premio)

Poner muchas palabras vagas que no se entiende con claridad que hace el producto, la empresa o la marca

Poner demasiada información, de forma que pierden al cliente.

Poner videos, logos o verborrea de marketing “somos el mejor del país” “somos lo que tú necesitas” “un nuevo concepto” “una nueva experiencia”

El cerebro de tu visitante quiere evitar quemar calorías y cuando le das información innecesaria es como si por cada oración, frase o foto que pones en tu sitio web, cargaras a tu visitante con una bola de boliche (podrá con una, pero no con 5 o 7). Tu visitante terminará por irse. La investigación muestra que tienes 8 segundos para convencer a un visitante de tu sitio web si confía en ti o no.

Haz esta prueba en tu sitio web: en cinco segundos tu sitio web debe contestar estas tres preguntas, tan solo en la cabecera:

¿Qué ofreces?

¿Cómo haces mejor la vida de tu visitante?

¿Cómo comprar o adquirir tu producto/servicio?

El dinero en tu página está en la claridad, no en lo “bonito”, “complejo” o “innovador” que sea.

Hay un complemento: la Sub-cabecera, que es la franja de información que debe ir inmediatamente debajo de la cabecera.

Tu sitio web debe comunicar claramente cuál es el costo de que tu visitante no use o compre tus productos o servicios. Debe decirle al visitante en qué le costará no usarlo.

La razón por la que las personas visitan tu sitio web es porque principalmente tienen un problema que buscan cómo resolver y lo único que tus visitantes están necesitan es saber si tú les puedes ayudar o les darás más problemas.

  1. La propuesta de valor (o como tu empresa resuelve problemas)

En la siguiente sección debes decirle a tu visitante cómo le vas a resolver su problema. Lo que se conoce como Propuesta de Valor. El problema es que muchas empresas, productos y servicios no saben cómo crearla o no tienen claro qué problemas resuelven en la vida de sus consumidores.

  1. El plan

En la mente de tu visitante hay miedo. Quizás quiera hacer negocios contigo o  está buscando una empresa o freelance que le ayude a resolver su problema, pero tiene temor. Está buscando en su cuerpo una “indicación” –que por lo general es un sentimiento visceral-, que les diga que pueden confiar en ti.

Este miedo existe porque es la primera vez que te encuentran y su cerebro los pone en estado de alerta, les dice “estás bajo riesgo”. El peligro de ser timados, de pagar por algo que no sabe cómo será, incluso de repetir malas experiencias previas, evita que se acerque.

Por eso debemos explicarle claramente cómo se usa tu producto o servicio.

Mostrar abiertamente un plan de tres pasos, la famosa sección de “Cómo funciona”, elimina el miedo del potencial consumidor y le da una señal de confianza.

  1. Testimonios

Querrás incluir testimonios de otras personas que han usado tus productos o servicios.  Te preguntaré una cosa, ¿cuántas cosas has comprado solo porque un amigo en quien confías te habló de ello?  Es parte de nuestra psicología confiar en nuestros pares y en las cosas que nos recomiendan.

Mi consejo es que los testimonios que metas a tu página incluyan los diversos perfiles de tu consumidor y expliquen cómo el usar tu producto o servicio mejoro su vida.

  1. El llamado a la acción

Si has cubierto claramente los elementos anteriores, ahora tu visitante  “siente” algo positivo hacia tu empresa y está listo para dar un paso de acción.

 

Si vendes algo en línea, quizás es momento de pedir “comprar”. Si quieres generar leads de venta en línea lo mejor pedir los datos de tu consumidor de manera rápida y sencilla.  Si quieres que tu visitante descargue una aplicación, debe poder hacerlo con un simple clic.

Cómo llegar al éxito con 12 trucos MENTALES

art 3

Cómo llegar al éxito con 12 trucos MENTALES

Los trucos mentales no te harán un caballero Jedi, pero puedes usar las características poco conocidas del cerebro para dejar un impacto positivo en la gente que te encuentres en tu carrera.

Una vez que te des cuenta de estos 12 trucos, podrás convertirte en una influencia inconsciente para los demás. Ninguno de estos atajos son engaños o malintencionados, excepto la número seis, pero confío en que la usarás con sabiduría.

  1. Cuando un grupo de personas ríe, los miembros hacen contacto visual con la persona con la que se sienten más cercanos

Este truco puede ayudarte a observar los tipos de relaciones en un conjunto de personas. Puede servirte para descubrir cuáles miembros de tu equipo se están uniendo o colaborando. Por otro lado, si te fijas a quién volteas a ver, podrás aprender mucho de tu propia persona.

  1. Empiezas a agradarle más a las personas cuando te hacen un favor

Cuando convences a las personas de que te hagan un favor, ellos inconscientemente justifican por qué deben hacerlo. Entre las explicaciones típicas están “es mi amigo”, “me ‘cae bien’”, y “parece ser una persona que me ayudaría de vuelta”. Estas justificaciones son excelentes para ti ya que no solo obtuviste la asistencia buscada, también lograste agradarle más a la otra persona.

  1. El silencio genera respuestas

Cuando le preguntes algo a una persona y ésta tarde en responder, no te apresures a cambiar de tema de conversación. Permanecer en silencio te puede ayudar. Estas pausas hacen sentir a las personas como si debieran hablar. Esta es una gran herramienta para negociar o en conversaciones difíciles. Solo asegúrate de no caer en la tentación de avanzar la charla.

  1. Las manos abiertas y hacia arriba generan confianza

Hay un protocolo en Legoland que indica que si una visitante pregunta algo, el empleado debe dar las indicaciones con las manos abiertas. Esto se deba que este gesto conlleva confianza y hace que las personas estén más dispuestas a aceptar lo que dices. Por el contrario, señalar puede verse como un movimiento agresivo.

  1. Asentir con la cabeza durante una conversación o cuando haces preguntas a otras personas hace que estén de acuerdo contigo

La próxima vez que necesites lograr que alguien concuerde contigo, trata de mover tu cabeza mientras hablas. Tu interlocutor inconscientemente intentará imitar tu lenguaje corporal. Cuando asientes al hablar, indicas que lo que estás diciendo es real y deseable.

  1. Si tienes que decir una mentira, agrega detalles embarazosos para hacerla más creíble

Cuanto más detallada es la mentira, más real se ve. Cuando agregas detalles, haces que las personas se imaginen la historia. Y cuando esos detalles son vergonzosos, provocas que esa historia sea más creíble. ¿Por qué?  La lógica indica que si alguien va a inventar algo, va a tratar de lucirse, no dejarse en ridículo.

  1. Las personas recuerdan mejor las cosas sin terminar

La tendencia natural del cerebro de recordar cuando algo no está acabado se llama Efecto Zeigarnik. ¿Alguna vez has visto un comercial de televisión que terminó antes de tiempo? Esto provoca que el anuncio se quede en tu memoria más tiempo que la otra publicidad. La mejor manera de olvidar cosas sin terminar (comerciales o canciones) es acabarlas en tu mente. Si tienes una canción “pegada”, puedes tratar de cantar los últimos versos en tu cabeza. Te sorprenderá lo rápido que la olvidas.

  1. Masticar chicle te relaja y hace que te enfoques

Masticar baja los niveles de cortisol, la hormona responsable del estrés. También te pone más alerta y mejora tu desempeño en tareas relacionadas con la memoria. Esto se logra gracias al aumento de circulación en el cerebro. Cuando estás en una situación estresante masticando chicle, evitas que tu cerebro entre en el modo “pelear o correr”, donde básicamente te ofuscas y tomas malas decisiones.

  1. Los pies de las personas revelan sus intereses

Cuando hables con alguien, trata de poner atención a sus pies. Si apuntan hacia a ti, están interesados en lo que estás diciendo. Pero si señalan hacia otro lado, probablemente están pensando en otra cosa.

  1. Usa el nombre de la persona que acabas de conocer

La meta aquí es repetir el nombre de la persona al menos tres veces en los primeros cinco minutos de la conversación. Esto funciona muy bien, pero la clave es hacerlo de manera natural porque puede llegar a parecer forzado.

Puedes usar frases como “Hola____”, “Encantado de conocerte,____”  y “¿De dónde eres, ____?”.

  1. Mostrar emoción hace que le agrades a las personas

Esto es un ejemplo de “conducta espejo”, donde imitamos los movimientos de las personas que se encuentran a nuestro alrededor. Si muestras emoción cuando ves a alguien, este individuo se emocionará por verte. Es una gran manera de dejar una buena primera impresión.

  1. Mantén contacto visual por 60 por ciento de la conversación

La clave en el contacto visual es el balance. No mover la mirada puede ser molesto y agresivo para el interlocutor, pero evitar verlo de frente te hace parecer desinteresado o digno de poca confianza.  Ver a la otra persona por 60% de la plática te muestra como alguien con el que vale la pena platicar.

Prueba estos trucos y veraz la diferencia en la forma en que la gente se acerca a ti.

Como transformar tu día laboral para que te rinda MEJOR

art

 

Como transformar tu día laboral para que te rinda MEJOR

No necesitas más horas en tu día, sino aprender algunas técnicas para lograr que las horas con las que cuentas rindan al máximo.

Si sientes que tu día no rinde, que trabajas duro y no avanzas en tus pendientes importantes y te invade una sensación de frustración por no “ser productivo”, puedes estar tranquilo: no eres el único. Muchos empleados, jefes y dueños de negocios se sienten insatisfechos con su trabajo al finalizar la jornada laboral, y esto tiene que ver principalmente con que creen que “el tiempo no les alcanza”. Sin embargo, en la mayoría de los casos lo que se requiere no es un par de horas extra en el día, sino aprender y dominar algunas técnicas para lograr que las horas con las que ya contamos rindan al máximo.

De acuerdo con McKeown, éstas son algunas claves para sacar el máximo provecho de tu jornada laboral… y, en general, de tu vida.

  • Elimina el ruido

No nos referimos a aislarte del entorno con un par de audífonos (aunque esto también es necesario de vez en vez): se trata de hacer de la sencillez tu estilo de trabajo. ¿Alguna vez has escuchado que menos es más? El autor del libro cree que el secreto para tener una jornada productiva no es buscar hacer más cosas en menos tiempo, sino saber elegir las tareas para llevar a cabo. “El camino del esencialista implica aprender a identificar la diferencia, filtrar las opciones y seleccionar las que realmente son esenciales”, explica. En lugar de dividir tu tiempo y energía en muchas actividades, aprende a invertirlos de manera inteligente. Esta tarea requiere una gran disciplina, pero créenos: el esfuerzo bien valdrá la pena.

  • Aprende a decir “no”

¿Cuántas veces has lamentado haberte comprometido con algo y preguntado, “por qué dije que sí a esto”? A partir de hoy, antes de consentir a algo, pregúntate: “¿en realidad puedo cumplir esta solicitud considerando el tiempo y los recursos de que dispongo?” “¿Es esto lo más importante que debería estar haciendo con mi tiempo y mis recursos en este momento?”. “Si no puedes responder con un ‘sí’ rotundo, rechaza la petición”, explica McKeown. Quédate únicamente con los proyectos significativos y valiosos para la empresa. Al poco tiempo, quienes te rodean comenzarán a respetar y valorar tu trabajo como nunca antes.

  • No cedas ante la presión

¿Cuántas personas que conoces no viven abrumadas por las presiones que las rodean? A esta “dolorosa situación” el autor la conoce como “La paradoja del éxito”. Solemos comprometernos a completar tareas no porque las consideremos necesarias, sino porque cedemos ante las presiones ejercidas por el entorno. ¿La solución? No digas que sí sólo para complacer. Si tratas de mantener feliz a todo el mundo, sacrificarás lo más importante. “Si tú no estableces prioridades en tu vida, alguien más lo hará”, comparte el experto. Di que no con firmeza, determinación y elegancia.

 

  • Enfócate en resolver tus problemas

¿Eres esa persona que ha asumido el papel de ángel guardián y soluciona los problemas de todos los demás? Estás ejerciendo un daño doble; a ti mismo y a la persona que crees ayudar. Si les quitas a los demás sus problemas, les estás quitando también la habilidad para resolverlos. No permitas que otros drenen tu tiempo y energía para su beneficio. Levanta tus cercas, es decir, pon tus límites y desvía a las personas que sólo te hacen perder el tiempo.

  • ¿Estimas que tardarás 10 minutos? Considera el doble

Las personas suelen ser demasiado optimistas con el tiempo que creen que le tomará llevar a cabo sus actividades. Como resultado, con frecuencia llegan tarde, y viven en un constante estado de estrés y de culpa. “La falacia de la planeación” es un término que fue acuñado en 1979 por Daniel Kahneman, y que se refiere a la tendencia de la gente a subestimar el tiempo que tardará en completar una tarea. Rompe este ciclo de una vez por todas. Esto no sólo aliviará el estrés de llegar siempre tarde, sino que además te permitirá administrar mejor tú tiempo.