Iniciar un Negocio con Poco Capital ¿Es POSIBLE?

lll

Iniciar un Negocio con Poco Capital ¿Es POSIBLE?

¿Quieres iniciar un negocio, pero no tienes mucho capital?, tranquilo hay más de una forma que te permitirá emprender sin tener mucho dinero y aquí te las diré.

La parte más importante ya la tienes y es el deseo de crear tu propia empresa y volverte un empresario exitoso.

¿Qué “IDEA”?

¡Olvida la creencia! De que un negocio debe solo darte ganancia económica, ¡error! Invierte todos tus recursos (posteriormente hablare un poco mas sobre este tema) en una idea de negocio que realmente te apasione.

¿Cuál es tu Proyecto de Negocio ideal?

Ciertamente cuando estos tres universos se encuentran, es cuando realmente suelen tener éxito los proyectos, entonces busca el equilibrio entre:

TUS Habilidades

TU Pasión

TU Capacidad de venta

Aprende a reciclar tus fuerzas en algo nuevo en el mercado,

¿A que me refiero? Ejemplo: si eres Psicólogo, y tal vez estabas laborando para una empresa dando talleres a empleados y te apasiona el área de Coaching. Que tal montar tu consultoría donde realices sesiones personales y grupales, y además crees talleres y mini cursos.

La idea es mezclar pasión y habilidades

¿Con que RECURSOS cuentas?

Aunque puede frustrarte la idea de no contar con mucho dinero para emprender tu negocio, lo cierto es que cuentas con mas recursos que puedes comenzar a capitalizar para iniciar cuanto antes tu negocio.

Creo que es uno de los elementos que debes contar, sobre todo administrar el tiempo para hacer las diversas actividades, de verdad cuando hablo de administrar ¡hazlo! Desde que inicie con tu Proyecto elabora un calendario de actividades, de metas y de horarios que dedicaras a tu negocio.

Aunque parezca algo irrelevantes muchos emprendedores tenemos el sueño de emprender grandes proyectos, pero lamentablemente no contamos con el tiempo para llevarlos acabo adecuadamente, y mas que un éxito puede terminar siendo un fracaso, arruinando nuestras ganas de emprender.

Actitud. Hablando de las “Ganas de emprender” para mi eso es actitud en los negocios, toda aquella fuerza interna que tenemos para emprender nuestro negocio.

Conocimiento. Prácticamente este recurso va desde lo mas sencillo hasta lo mas complejo que podamos “saber” y que sea de utilidad para emprender nuestro negocio.

Y tu ¿Cuentas con estos Recursos Intangibles?

HERRAMIENTAS

Las Herramientas sin hábitos no nos llevarán a ningún lado. Pero Herramientas acompañadas de buenos hábitos financieros, creativos, productivos y laborales multiplicarán los resultados.

  1. Organización personal y simplificar tiempos

Evernote. , esta herramienta te ayuda a recordar las cosas pequeñas y las cosas importantes de tu vida cotidiana y empresarial utilizando tu computadora, tu teléfono, tu tableta y la Web.

Google Drive. Es el almacenamiento en la nube de Google y una alternativa a el famoso Dropbox.

Google Calendar. Este útil calendario te permite cargar, desde la computadora, todas las tareas con mucha facilidad. Por medio de colores podemos ver gráficamente cómo se divide nuestras actividades semanalmente. Puedes crear eventos y colaborar con otras personas.

  1. Habilidades de trabajo y colaboración en equipo

G MailGmail. El correo electrónico es una parte fundamental en nuestras vidas, de hecho en promedio los trabajadores pasamos un 28% de nuestro tiempo ahí y como emprendedor créeme que aumenta el porcentaje. Esta herramienta representa una forma muy sencilla de manejar tu correo y te permite hacer más cosas en menos tiempo.

AsanaAsana. Es una aplicación colaborativa para la gestión de tareas. El producto tiene muchas funcionalidades, como espacios de trabajo, proyectos, proyectos personales, tareas, etiquetas, notas, comentarios y un buzón que organiza y actualiza la información en tiempo real. Así es que cada equipo tiene un espacio de trabajo y en los espacios de trabajo se integran proyectos y los proyectos contienen tareas. Definitivamente muy recomendable.

Google DocGoogle Doc´s. Una herramienta que ayuda mucho en el tema de productividad ya que te permiten crear distintos tipos de documentos online, trabajar con ellos en tiempo 24 real con otras personas y guardarlos en tu Google Drive online, y todo ello de manera gratuita.

  1. Diseño de imágenes

CavaCanva. En lo personal me encanta esta herramienta en cuanto a diseño se trata, realmente es una herramienta que te ayudara a diseñar lo que te imagines de forma muy sencilla con la posibilidad de agregar estampados, textos y formas de manera gratuita.

¿NEGOCIO ONLINE?

Partiendo de la idea que no contamos con mucho capital pero nuestro único activo son los “Tres RECURSOS Intangibles” de los cuales hablamos anteriormente, entonces para arrancar nuestro negocio ¡ya!, podemos considerar la opción que hoy en día es indispensable, la Internet.

Lo que necesitaras básicamente es adquirir un hospedaje web y comenzar a diseñar tu pagina web y añadir una tienda en línea, seguro que te va a costar menos que rentar un lugar físico.

Si tu negocio necesita entregar productos físicos, puedes apoyarte de algunos paquetes que ofrecen las distintas empresas de envíos postal, solo es cosa de que investigues mejor opción.

¿Quieres iniciar un negocio desde cero y no tienes idea? nosotros te podemos ayudar, somos un centro de capacitación para emprendedores y empresarios, te invitamos a conocernos sin costo, en un entrenamiento presencial gratuito, clic aquí…

Ideas de negocios para emprender sin SOCIOS

e

Ideas de negocios hay muchas, pero aquellas que están hechas para emprender sin socios son selectivas. En caso que hayas tomado la decisión de emprender, deberías aprovecharte los tres puntos que veremos hoy. Infórmate sobre cualquiera de las tres, empieza una especialización en el ámbito. Verás como al final, estarás aceptando dar servicios en vez de buscarlos por tu cuenta. Igualmente, puedes valerte de la experiencia como profesional que tienes para desarrollar un nuevo servicio.

Con el viento a tu favor, deberás estudiar, por ejemplo, aquellas líneas de negocio que otras empresas han abandonado. Ahora mismo, quiero dejarte ideas de negocios para emprender sin tener que aguantar a un socio o empleado.

Ideas de negocios

Consultor con valor añadido

Puede ser uno de los ámbitos que más puede servirte. Puedes especializarte en el área y brindar el servicio con el valor añadido que el mercado esté ignorando. Es cierto que hay muchos consultores en el mundo, así que deberías buscar el nicho adecuado o una nueva manera de hacer el trabajo. Por ejemplo, podrías probar planificar alguna estrategia, optimizar el control de las compras, etc.

Fusión, alianza y adquisición de empresas

Es otro sector que las grandes mentes han estado trabajando, ya sea la agrupación, fusión o alianza y la compra de empresas por otras. ¿El objetivo? Ir ganando terreno dentro del mercado tan competitivo. Puedes transformarte en un profesional sobre este tipo de tema, ya que las propuestas nunca te faltarán.

Profesional en marketing online

Teniendo a disposición la Internet, la manera de hacer marketing cambió totalmente. Ahora los clientes requieren captar la atención de otras personas utilizando la Web como una vía de consumo ya sea de información como de producto y servicios. Especializarse en este entorno abrirá muchas puertas que, seguramente, se sabrán aprovechar.

¿Quieres emprender un negocio nuevo? nosotros te capacitamos para que tengas éxito en menos tiempo, más info aquí… 

¿Por qué los emprendedores necesitan VACACIONES?

bvcxzh

 

¿Por qué los emprendedores necesitan VACACIONES?

Al parecer, no hay forma de que te tomes unos días libres sin sufrir las consecuencias de salir a tomar aire fresco y dormir por primera vez en mucho tiempo- más de cinco horas al día, ¿cierto? Falso.

¿Por qué vacacionar?

Si no te permites tomarte un par de semanas libres al año para explorar y ampliar tus horizontes, ¿para qué tanto trabajo duro? Necesitas descansar de vez en cuando, de otra manera, terminarás agotado y tu desempeño se verá afectado, así como el rendimiento general de tu compañía; quizás hasta tu salud sufra las consecuencias. Los fines de semana largos no son suficientes, nos toma tres días entrar en una actitud vacacional, por esa razón la duración mínima de tu salida debe ser de siete días.

Además de darle a tu cuerpo el trato que se merece, podrás despejar tu mente, efecto que repercute de manera positiva directo a tu creatividad y capacidad de resolver problemas. A veces es necesario alejarse y respirar para encontrar la solución. Como un plus, tendrás tiempo de leer. Recuerda, la lectura es una forma efectiva de seguir aprendiendo.

¿Cuándo vacacionar?

Encontrar una temporada del año para salir de la oficina suena difícil, pero no es imposible. Identifica un periodo de baja demanda y aprovéchalo. Si ya te has tomado fines de semana largos, entonces tanto tú como tu equipo saben que la empresa puede sobrevivir sin ti por un rato; sino, comienza a ponerlos en marcha para ir soltando poco a poco y darle la confianza a los que se quedan de que es posible seguir operando sin que tú estés físicamente presente.

Por supuesto, en cuanto sepas cuándo tomarás tu break, comienza a planear los tiempos y movimientos de los proyectos que dejarás desarrollándose. Asigna tareas y fechas de entrega para que las funciones queden claras en tu ausencia.

¿Cómo vacacionar?

Acabas de aterrizar en Hawái y lo primero que haces es… tomar una llamada del vicepresidente de la compañía con la que estabas negociando un convenio comercial porque tal vez olvidaste mencionar tus vacaciones. No lo hagas. Si vas a salir encárgate de descansar, sino, ¿de qué sirve? Te estresarás más estando en las Bahamas que dentro de las cuatro paredes de tu oficina. Establece una hora al día o a la semana para ponerte al corriente.

Asimismo, no dejes que sea posible para todos localizarte, nombra a un miembro del equipo como el encargado para que te haga llegar las actualizaciones. Además, no estar ahí para responder cada pregunta hará maravillas por la capacidad de solución de problemas de tus colaboradores.

¿Dónde vacacionar?

Aunque cada quien tiene sus preferencias al momento de buscar un lugar para romper con lo ordinario, siempre prioriza la experiencia. Opta por lo extraordinario, de ahí viene la inspiración.

Entonces, ¿ya estás listo para salir de vacaciones? No tiene que ser esta semana, ni este mes, pero recuerda, una vez al año no hace daño, ni a ti ni a tu negocio.

¿Te interesa saber más de negocios, inversiones y finanzas? nosotros somos un centro de entrenamiento para emprendedores, te invitamos a conocernos con un entrenamiento presencial gratuito, clic aquí…

Cómo Ser Más Positivo Todos los DÍAS

sdfredss

Cómo Ser Más Positivo Todos los DÍAS

Ser positivo se puede aprender, al igual que cualquier otra habilidad y está muy relacionado con cambiar tu actitud y mentalidad. A veces es complicado ver las cosas desde el punto de vista positivo, incluso si todo parece a tu favor. Se trata de una tendencia que surge en la amígdala cerebral; imaginar las situaciones más negativas ha permitido que nuestros ancestros hayan sobrevivido.

Sin embargo, hoy en día no hay ni mucho menos tantos peligros como en la prehistoria y antes. De hecho vivimos en la época más abundante de la historia.

13 Formas para ser positivo desde hoy

  • 1-¡Desacelera!

Normalmente, cuanto más rápido hagas las cosas, menos vas a disfrutar del momento y menos cosas positivas podrás percibir. El estrés negativo (tener un poco de estrés es bueno) se da cuando tienes demasiado estrés y es cuando llegan las consecuencias negativas a tu salud.

Además, no disfrutarás de la vida y verás las cosas negativas.

Si haces las cosas de manera más lenta, intentando disfrutar del momento, tu cuerpo se tranquilizará y podrás centrarte en las cosas positivas.

  • 2-Se consciente de tus pensamientos

A partir de ahora, intenta mirar tus pensamientos como simples pensamientos, no como hechos. Si te tienes que llevar algo de esta lectura que sea esto: acostúmbrate a ser consciente de que estás pensando y de tu estado de ánimo. Cada persona tiene miles de pensamientos al día. Ese diálogo interno influye en tus acciones, forma de comunicarte, relaciones y finalmente en toda tu vida.

Demasiado a menudo el patrón de diálogo interno al que se habitúan las personas es negativo. Si tienes ese diálogo negativo, es como si llevases unas gafas de la negatividad; mires a donde mires verás todo lo negativo.

Incluso crearás situaciones irreales que en realidad no existen.

  • 3-Ridiculiza lo negativo

Una forma de construir positividad es ridiculizando lo negativo. Evidentemente, aquí no me refiero a acontecimientos serios como muertes o eventos traumáticos.

Me refiero a interpretaciones que haces como:

  • Tener que hablar en público.
  • Tener que presentar un trabajo en poco tiempo.
  • Estar en un atasco.
  • Tener un mal día.

La clave es aprender a reírte de ti mismo o pensar en lo peor que puede pasar (normalmente lo peor que puede pasar no conlleva nada negativo).

  • 4-Practica la gratitud

Escribir un diario de gratitud en el que describir todo por lo que puedes estar agradecido cada día. Entablar conversaciones con alguien de confianza durante 10 minutos en la que puedas hablar solo de cosas por la que puedes estar agradecido y cosas que puedes aprovechar.

Hacer una lista cada día de cosas por las que puedes estar agradecido.

  • 5-Cuida tu lenguaje no verbal

Intenta ser positivo con los hombros agachados, la cabeza mirando hacia abajo y con los brazos difíciles. Te será realmente difícil porque todas ellas son posturas defensivas y tu lenguaje no verbal tiene influencia sobre tu estado de ánimo.

Intenta ponerte recto, con los hombros hacia atrás y pecho hacia delante, la barbilla alta y brazos abiertos.

Con esta postura te sentirás más fuerte y positivo.

  • 6-Líbrate de la negatividad

Cualquier cosa negativa que veas o escuches influirá en tu estado de ánimo. Si estas escuchando las noticias tres veces al día, es normal que te sientas negativo.

Si lees libros tristes, escuchas música triste o ves películas deprimentes es normal que te sientas negativo.

  • 7-Relaciónate con gente positiva

¿Es mejor estar solo que mal acompañado? Yo creo que sí, y es que hay una enorme diferencia cuando hablas con personas constructivas y que aportan y con personas que no aportan nada.

La gente con la que te relaciones tiene una gran influencia en tu vida. Puede ser el mejor día del año y alguien negativo decirte “que mal está el mundo, solo ocurren cosas malas”. Si tú no tienes actitud crítica caerás en ese juego y tu visión comenzará también a ser negativa.

  • 8-Haz algo amable

¿Has hecho alguna vez algo amable por alguien y te has sentido bien de repente? Pues eso lo puedes repetir a menudo.

  • 9-Toma las críticas como aprendizajes para mejorar

Si no te han criticado ya, prepárate porque lo van a hacer. La única forma de que no lo hagan es quedarte en tu casa.

El miedo a las críticas te puede impedir hacer lo que realmente quieres hacer. Es decir, es una barrera mental. Pero puedes actuar y ver de una forma positiva esas críticas. Lo importante es aprender a manejarlas de una forma adecuada.

  • 10-Ponte el filtro positivo

En cualquier situación o persona que te encuentres por la vida hay algo positivo. La mayor parte del tiempo no es algo obvio. Solo tienes que encontrarlo y actuar. Cuando camines por la calle, proponte ver las cosas positivas que existen, que en realidad pueden ser cientas. Desde la gente que hay en la calle, hasta los trabajadores, hasta los árboles, animales… La idea aquí es acostumbrarte a centrar tu foco de atención en las cosas positivas, en lugar de deambular con tu diálogo interno negativo.

  • 11-Mira las posibilidades, no las barreras

Las personas positivas se centran en lo que pueden hacer, no en lo que no pueden hacer. Hay miles de cosas que no puedes hacer y miles que si puedes hacer.

En lugar de perder el tiempo pensando en cómo no puedes hacer algo que quieres, dedícalo a pensar cómo vas a hacer algo que sí puedes hacer.

  • 12-Refuerza tu positividad

Cuando realmente te hayas descubierto pensando positivamente, viendo lo positivo del ambiente o centrándote en las posibilidades, es hora de que te refuerces. Es decir, date a ti mismo un premio por haber hecho algo que te te beneficia. De esa forma habrá más probabilidades de que lo vuelvas a hacer. Puedes decirte a ti mismo “eres genial”, “lo has hecho muy bien” o puedes hacer algo que te guste.

Es importante que seas honesto, no darte premios cuando has hecho lo que no te propones.

  • 13-Acepta los momentos de tristeza

No siempre vas a poder estar con un estado de ánimo alto. De vez en cuando, ocurrirán ciertos acontecimientos que harán que tu estado de ánimo baje. En esos casos, lo mejor es aceptarlos, verlos como algo normal en la vida y darse cuenta de que son temporales.

La actitud positiva en este caso sería pensar que lo superarás y que pasará. La actitud negativa sería pensar que ese momento triste durará siempre.

¿Eres una persona resiliente… y no lo SABÍAS?

inteligencia

¿Eres una persona resiliente… y no lo SABÍAS?

¿Has sufrido y atravesado rachas muy complicadas a lo largo de tu vida, pero al final has salido de todas ellas un poco más fuerte y maduro? ¿Tienes una visión optimista, incluso a pesar de las dificultades? ¿Aprovechas los problemas para aprender, crecer y mejorar como persona?

Entonces… probablemente, ¡tú eres una persona resiliente! ¿Lo sabías?

La resiliencia es un término psicológico que define la capacidad del ser humano para hacer frente a las adversidades de la vida, superarlas y ser transformado positivamente por ellas.

Las personas resilientes son aquellas que han vivido situaciones problemáticas y estresantes que parecen difíciles o imposibles de superar, pero sin embargo, no sólo las superan, sino que finalmente salen fortalecidos y renovados de dichas situaciones. Consiguen adaptarse naturalmente de forma positiva tras la adversidad, con un estilo optimista y creativo.

La resiliencia, por lo tanto, tiene dos componentes:

La capacidad de resistir frente a la destrucción; es decir, proteger la propia integridad bajo situaciones de presión.

La capacidad para construir una vida positiva pese a la adversidad de las circunstancias.

Origen del concepto “resiliencia”

Las personas resilientes no nacen, se hacen

La resiliencia no es una lotería que “nos toca” o “no nos toca” en función de nuestra suerte, no es una cualidad invariable que nos viene incrustada desde la infancia, ni es un rasgo de personalidad o un atributo personal absoluto y terminantemente estable o permanente.

Más bien, la resiliencia es un proceso que es posible desarrollar y entrenar para fortalecerla. A algunas personas les surge de forma más natural o innata y a otras menos, debido a diferentes factores personales, biológicos, familiares y/o sociales que influyen en el desarrollo de la resiliencia. Pero lo cierto es que todos y cada uno de nosotros podemos elegir potenciar nuestra capacidad de resiliencia ante las adversidades de nuestras vidas.

Características de las personas resilientes

  • Autoestima fuerte y flexible
  • Autonomía y autosuficiencia
  • Capacidad de dar y recibir, cuidar y dejarse cuidar
  • Responsabilidad y autodisciplina
  • Reconocimiento y desarrollo voluntario de sus propias capacidades personales
  • Una mente abierta, flexible y receptiva a nuevas ideas
  • Disposición para ponerse retos y metas
  • Curiosidad por la vida e intereses variados
  • Fuerte sentido del humor
  • Facilidad para percibir los sentimientos propios y de los demás
  • Capacidad para comunicar estos sentimientos de manera adecuada
  • Gran tolerancia al sufrimiento
  • Alta capacidad de concentración
  • Sentido de esperanza y optimismo
  • Estrategias variadas de afrontamiento ante el estrés
  • Apoyo social de calidad
  • Un propósito significativo en la vida
  • Sensación de controlabilidad ante las circunstancias vitales

5 formas de desarrollar tu resiliencia

Conócete a ti mismo.

Ser consciente de tus propias fortalezas y limitaciones te permitirá conocer los recursos de los que dispones para conseguir tus metas, y proponerte crecer en las áreas pendientes. Un autoconocimiento bien desarrollado te ayudará a confiar más en tus capacidades y potenciar tu autoestima. Un psicólogo puede ayudarte en este proceso: recuerda que la terapia no sólo es útil si tienes problemas, sino también si deseas crecer y mejorar.

Rodéate de personas que tienen una actitud positiva.

Y, por el contrario, distánciate de aquellas personas pesimistas envueltas permanentemente en un halo de negatividad, que te restan energía y te contaminan con su malestar y sus quejas. Crear una red sólida de apoyo social, rodeándonos de relaciones de calidad, es uno de los factores más importantes para potenciar nuestra capacidad de resistir ante las adversidades. Las personas resilientes son autónomas y autosuficientes, pero eso no significa que no necesiten el apoyo de los demás. No dudes en buscar la ayuda de tus seres queridos cuando lo necesites, y ¿por qué no?, abrirte a conocer nuevas personas afines a ti.

Entrena tu tolerancia a la incertidumbre y a la frustración.

Una de las principales fuentes de tensión y de estrés es la necesidad de querer controlar todos y cada uno de los aspectos de nuestra vida, para que salgan como nosotros necesitamos. Claro que es útil tomar las riendas y cambiar aquello que esté bajo nuestra mano, pero también es importante asumir esa porción de “incontrolabilidad”, comprender que hay circunstancias que no dependen de nosotros mismos y que hay otras que no van a salir como esperábamos. Sentirte cómodo y seguro de ti mismo a pesar de la incertidumbre, te ayudará a desarrollar tu resiliencia. Para entrenar tu tolerancia a la incertidumbre y a la frustración, aprender técnicas de meditación o de mindfulness (conciencia plena) puede serte de gran utilidad.

Aprovecha al máximo tu creatividad.

La creatividad es algo que puedes potenciar cada día, buscando formas alternativas de hacer “lo de siempre”. La creatividad a la hora de tomar decisiones y responder ante las dificultades es una de las principales virtudes de las personas resilientes. “La persona resiliente no se limita a intentar pegar el jarrón roto, pues es consciente de que ya nunca volverá a ser el mismo. Hará un mosaico con los trozos rotos, y transformará su experiencia dolorosa en algo bello y útil”.

Sé flexible ante los cambios.

Las personas resilientes tienen una fuerte habilidad para ser tenaces y persistentes, pero a la vez, saben ser flexibles ante los cambios inevitables de la vida causados por las circunstancias, el paso del tiempo, los demás o nosotros mismos. En lugar de aferrarse y no soltar el pasado, tienen habilidad suficiente para ir adaptando sus planes y sus metas cuando sea necesario. No reniegan ante los cambios, pues están dispuestas a sacar lo positivo de cada uno de ellos y crecer. Además, saben que nunca existe una única solución para un problema. Una forma de desarrollar tu flexibilidad mental y emocional es la lectura de libros de crecimiento personal.