¿Qué pasos seguir si eres un emprendedor y quieres llegar al ÉXITO?

art 3

 

¿Qué pasos seguir si eres un emprendedor y quieres llegar al ÉXITO?

Comenzar un negocio no es para los débiles de corazón. Es muy estresante y prácticamente demanda todo tu tiempo y atención. Por el otro lado, también puede ser una gran experiencia en lo personal y profesional. Aquí hay 50 tips para ayudarte en tu aventura emprendedora.

  • Desarrolla una idea. Desarrolla un concepto de negocios que te apasione relacionado con algo en lo que tengas cierta experiencia. Después, piensa en un producto o servicio que creas que mejorará la vida de la gente.
  • Escribe un plan de negocios. Un plan de negocios sólido te guiará hacia adelante. También lo necesitarás para presentar tu idea a los inversionistas potenciales.
  • Identifica tu mercado. Evalúa el mercado para que le vendas a las personas que seguro realizarán la compra. Haz una evaluación competitiva.
  • Establece un presupuesto. Una vez que determines cuánto dinero tendrás para trabajar, descubre cuánto necesitas para desarrollar tu producto o servicio y crea un plan de marketing.
  • Encuentra a los inversionistas adecuados. Vas a necesitar algún tipo de financiamiento al comenzar, ya sea de tus ahorros, tarjetas de crédito, préstamos, capitalistas de riesgo o donaciones.
  • Determina la estructura legal. Determina qué te conviene más: ser el único propietario, tener un socio, una sociedad de responsabilidad limitada, una corporación S, una organización sin fines de lucro o una cooperativa.
  • Selecciona el nombre de tu empresa. Decide un nombre que vaya con tu marca, luego ve si ese está disponible y si lo puedes usar libremente en tu país y estado.
  • Registra el nombre de tu negocio. Si el nombre que quieres está disponible, regístralo lo antes posible en las oficinas correspondientes.
  • Aprovecha los recursos sin costo. Estos pueden ser las redes sociales o hasta una persona que te ofrezca consejos y experiencia para sacar adelante tu startup.
  • Compra un seguro. Asegúrate de que tengas el seguro adecuado para tu compañía. Esto puede variar de acuerdo con el tipo de negocio.
  • Elige la locación adecuada. Escoge un local que se adecue a las necesidades de tu negocio, uno que ofrezca una oportunidad para el crecimiento, el nivel adecuado de competencia y cercanía para los proveedores. También debe ser accesible para los clientes.
  • La patente puede esperar. Las patentes pueden costar mucho dinero. Paga esta cantidad cuando estés seguro de que tienes los clientes suficientes para saldar las cuentas.
  • Sé flexible. Las probabilidades son que tu idea original tenga que ser modificada. Ser capaz de adaptarte y cambiar algo para ofrecerle al cliente algo que desea determinará si tendrás éxito o no.
  • Comparte tus ideas con amigos y familia. Las personas más cercanas son las que serán más honestas contigo sobre tu idea. No dudes en buscar sus consejos y sugerencias.
  • Ignora a los negativos. Hay una gran diferencia entre la crítica constructiva y alguien diciendo rápidamente que tu negocio fracasará.
  • No te enojes. Si tu idea es rechazada por los clientes o inversionistas no sucumbas al enojo. Descubre qué fue lo que no les gustó, haz ajustes y regresa con ellos una vez que hayas cambiado lo que querían.
  • Entrega el producto o servicio rápido. Tu negocio es un trabajo en proceso y si lanzas un producto o servicio rápidamente, serás capaz de construir una comunidad de clientes que te podrán proveer retroalimentación valiosa que te ayudará a mejorar tu oferta.
  • Ofrece nuevos productos o servicios. Si ya tienes clientes asegúrate de cuidarlos dándoles nuevos productos o servicios.
  • Sé paciente. Siempre ten en mente que el éxito no pasará de la noche a la mañana. Va a tomarte algo de tiempo antes de que ganes algo.
  • Publica en tu blog todo el tiempo. No te avergüences de compartir tus triunfos y luchas. Los clientes disfrutarán tu honestidad.
  • Evita las peleas con socios. Si tienes desacuerdos, arregla los problemas lo antes posible. Las peleas pueden distraerlos de hacer las cosas bien en el negocio.
  • Contrata a un redactor. A menos que sepas escribir muy bien, contrata a alguien que redacte los mails para los clientes objetivo.
  • Prepárate para las juntas. Cuando te prepares para la junta con un cliente, lee todo lo que puedas sobre la industria, tu competencia y la empresa de ese cliente.
  • Benefíciate del boca en boca. Nada vence a un buen marketing de boca en boca. Deja que tus amigos, familia e influenciadores divulguen lo que hace tu producto o servicio.
  • Ofrece una experiencia al cliente. Una experiencia incluye mercadotecnia sensorial. Esto significa manejar colores, luces, aromas, etcétera. Integra todas estas sensaciones a tu oferta, de tal forma que conquisten los sentidos de tus consumidores.
  • Haz networking. No tengas miedo de salir y mostrar tu cara al público, ya sea en una conferencia o sólo por salir con un amigo un viernes en la noche.
  • Asegúrate de que tu sitio Web funcione. Los clientes potenciales quieren saber lo más que se pueda de tu negocio, así que el acceso al mismo debe ser rápido
  • Encuentra a los empleados adecuados. Contrata a las personas ideales para el puesto. Aunque sea tu negocio, no podrás lidiar con todo, por eso necesitas a gente calificada para completar el trabajo.
  • Asigna responsabilidades. Delega tareas realizables a tu equipo de trabajo.
  • Recuerda que los opuestos se atraen. Contrata a personas con habilidades y personalidades opuestas a las tuyas. Te retarán y traerán cosas nuevas a tu negocio.
  • Acepta que tú serás la última persona a la que le paguen. Como CEO, serás el último en recibir un cheque, y así será hasta que tengas las ganancias adecuadas.
  • No esperes el éxito de inmediato. Sólo porque tu negocio no te ha convertido en millonario (aún) no quiere decir que tu empresa es un fracaso.
  • Acepta cuando sea momento de retirarse. El fracaso es inevitable. Si las cosas no están funcionando y has hecho todo lo que puedes, haz a un lado tu orgullo y cierra. Algo así no es fácil de aceptar pero es para lo mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *