El secreto para cobrar por adelantado sin TITUBEAR

c

El secreto para cobrar por adelantado sin TITUBEAR

Es posible que para un buen grupo de personas el cobrar sea natural al momento de ejecutar un trabajo. Al ser freelance, esto podría ser un problema serio. Muchos lo saben, yo lo sé de sobra… por eso es bueno aprender a cobrar por adelantado.

No importa el trabajo que ejecutes, todo te consume tiempo y el tiempo vale mucho. Por eso, no se puede esperar a que el trabajo termine para pasara a cobrar. Lo que siempre recomiendo es facturar antes un 40% para cubrir los gastos personales. Lógicamente tu como personas debes comer todos los días, por eso, déjalo claro en primera instancia.

No obstante, muchos se ven obligados a pasar días, semanas y a veces hasta meses sin tocar un solo euro. ¿Cómo solucionamos este problema? Hoy quiero mostrarte ciertos trucos para cobrar por adelantado sin titubear. El principal consejo es dejar la pena a un lado ya que es un trabajo que tú haces.

¿Cómo cobrar por adelantado?

Antes de comenzar, cobra una parte

En un comienzo parecerá que no es lógico, pero debe ser así. Anímate a cobrar un pequeño porcentaje que te garantizará tener finanzas para ejecutar el trabajo. Asimismo, el cliente está obligado a cumplir las cuotas de tu trabajo.

Descuentos

Al ser parte del punto anterior, con esto podrías conseguir un buen anticipo al ofrecer un descuento por el pago. Por ejemplo, podrías solicitar un 40% de adelanto y le bajas el 10%.

Penalización por errores en el pago

Todas las cosas que realices cuando eres empresario deberá quedar por escrito. Por ende, deberás hacer un pliego de solicitudes en el que expongas las cláusulas por incumplir el pago. Esto supondría un compromiso por parte del cliente.

Precio fijo

Es verdad que día a día los costos van cambiando, pero para que ganes la confianza de tu cliente déjale un precio fijo. Considera cada cambio que debas hacer para experimentar y dale un presupuesto que vaya acorde a lo que busca.

Si sigues todos estos consejos es seguro que puedas cobrar por adelantado sin miedo a fallar.

 

Diferencias entre teletrabajo y servicio FREELANCE

cbv

Diferencias entre teletrabajo y servicio FREELANCE

Es normal que los términos de teletrabajo y servicio freelance sean confundidos, sobre todo, por las pymes. Es normal que exista cierta confusión con estas dos profesiones. Igualmente, hay características que han desigualado las dos maneras de trabajar y ayudan a todos a entenderlo mejor.

  1. Servicio freelance:

Los trabajos son hechos de manera autónoma.

Sólo se centra en proyectos específicos.

El trabajo es desde casa, según la disposición o el horario que posea. El tiempo es administrado personalmente. A pesar de que suena bien, podría ser nocivo si no se tiene control del sistema.

No es necesaria una reunión o encuentro con el cliente para hacer el trabajo.

Puedes trabajar sin importar en que parte del mundo estés.

El pago tú lo eliges, el ingreso irá creciendo conforme más grande sea tu productividad.

El consumo de operación y creación se pone en marcha por ti mismo. No obstante, puede existir una variación, dependerá del cliente.

  1. Teletrabajo:

Dentro del teletrabajo, a pesar de que puede hacerse a distancia, este sí necesita de una relación profesional con la empresa.

El trabajo puede ser desarrollado desde la casa o un sitio, siempre respetando los horarios que exige la empresa.

En algunas ocasiones, las empresas necesitan que se asista por lo menos a una reunión a la semana.

Usualmente, la empresa busca un teletrabajador que viva en la misma ciudad.

En varias ocasiones una empresa le pide al teletrabajador que reporte su nivel de progreso.

Por tener un acuerdo fijo con la empresa, el teletrabajador obtiene un sueldo fijo.

Los pagos normalmente son hechos por la empresa que ha contratado.

Por lo tanto, es fácil notar las diferencias entre teletrabajo y servicio freelance. Podemos decir que uno depende de la empresa y el otro depende de sí mismo.

Contrariamente a las semejanzas que consigan tener ambas elecciones laborales; muchas empresas deben aprender a desigualar que en la primera nuestra productividad e ingresos económicos penden de la norma y organización con la que se trabaje de acuerdo a la disponibilidad de nuestros horarios; mientras que en la segunda los beneficios económicos y la seguridad profesional que nos concede una empresa.