El carisma como herramienta de TRABAJO

ZXC

El carisma como herramienta de TRABAJO

Sabemos que el carisma como herramienta de trabajo puede ser un elemento poderoso, especialmente si eres jefe. Lograr el respeto y cariño por los demás es el objetivo de cualquiera que tenga este rango. Asimismo, lo esencial es poder aceptar lo que eres y eso te dejará trabajar con mayor seguridad. Aquellos que usan el carisma como herramienta notarán la potencia de ella al instante.

En el instante que un jefe se considera como carismático, no dejará avergonzado a otros trabajadores. De hecho, es otro lo contrario, buscará siempre la manera de inspirar a todos y cada uno de los que están en el plantel. Siempre hay que intentar ser afectuoso, intentando que los demás aprendan de ti en la mejor forma.

Tener la confianza en uno mismo

Ofrece alguna charla que termine siendo atractiva. No tienes que ir con la intención de llamar la atención ni tampoco, conversar de más ni forzar tu voz. Simplemente, deberás expresar en el transcurso de dicha charla, cada idea de manera coherente. En sí, deberás facilitar cada explicación que vayas realizando.

Ser prudente

Al momento de hablar, deberás tener presente que ser asertivo es uno de los elementos más importantes. Tener una prudencia apta junto a la seguridad, son clave en este sentido. Para lograrlo, se requiere de un alto autoestima y la seguridad apropiada en el carácter. Finalmente, debo decir que es un aspecto que no se consigue de un día para otro, esto requiere de práctica y trabajo.

Respeto hacia los demás

Si lo que buscas es que la personas te respeten, hay que dar el mismo ejemplo con el resto. El ser puntual a cada cita, mostrar total honestidad, tener una conducta formal e idónea son puntos esenciales.

No hay que tener alguna habilidad especial y tampoco tener el mejor físico. Es simple, para usar el carisma como herramienta, hay que ser agradable. Intenta siempre hacer sentir tu interés por el trabajo de los demás y verás como el carisma llegará solo.

¿Te interesa seguir aprender de Emprendimiento y Negocios? nosotros somos un centro de entrenamiento para emprendedores, te invitamos a conocer nuestras actividades del mes, clic aquí…

Un trabajador motivado vale por DOS

ASCC

 

Un trabajador motivado vale por DOS

Sabemos la importancia de mantener al trabajador motivado, por eso, queremos compartirlo contigo. El objetivo de toda compañía es poder mejorar la productividad de los mismos trabajadores. Por ello, mantenerlo motivado es un factor importante y a pesar de que sea fácil de mencionar, es difícil de lograr.

El objetivo esencial es poder reanimar el entusiasmo hacía el trabajo como tal, donde, muchas veces, se apaga mientras el tiempo avanza.

Mantener al trabajador motivado siempre será bueno

Normalmente, ser productivo se vincula a la capacidad de concentrarse. Si existe algún tipo de inquietud familiar, personal o estamos muy mal de salud, es mejor detenerse e ir a casa a descansar. Claro que esto no tiene relación con huir de las labores, sino, de estar en la mejor forma para trabajar después.

Lo que hace con el empleado es mostrarle que existe un compromiso moral en la compañía. En ese momento, se ha retirado el empleado por cualquier enfermedad o, por tener que atender un asunto urgente y personal. Al darle el espacio, supondría que en los siguientes días trabajará con más entusiasmo y fuerza.

Otra poción que ayuda a la optimización de productividad es dejarle el control del proyecto a cualquier trabajador. Eso ha involucrado el hecho de ceder cualquier decisión. En un momento que ellos mismos han caminado y solventado la forma de hacer las cosas, le han puesto mayor entusiasmo a que algo salga bien.

Claro que no sugiere que el jefe se encierre en su oficina y deje a los demás solos. De hecho, tan solo es cuestión de separarse un poco, supervisarlo pero no tan seguido. En especial, si se deja a disposición cualquier indicador en general. Todas estas acciones no crean más que confianza entre el empleado y el jefe, una confianza mutua.

¿Te interesan los temas de emprendimiento y negocio? Nosotros somos un centro de entrenamiento para emprendedores y empresarios, te invitamos a conocer nuestro calendario de actividades del mes, mas info aquí…

Cual es la diferencia entre startup y PYME

2a

 

Cual es la diferencia entre startup y PYME

Una startup puede conceptuarse como una compañía emergente donde su vínculo laboral dependerá de un mercado totalmente lleno de tecnología en gran parte. De igual manera, buscan más trabajar dentro de un producto en concreto en vez de un servicio. Es decir, prácticamente es la cara opuesta de lo que hacen las pymes.

El punto de partida de este tipo de compañía trata innovar sin tener en cuenta la rama donde está trabajando. De esa forma, buscan emplearse, por ejemplo, en algún tipo de procedimiento eficiente o el modelo de negocio eficaz. De esa forma, siempre estará diferenciado gracias a dicha peculiaridad.

Muchas de las startup que fueron referencia, son esas que trabajan el ámbito de la biotecnología. No obstante, igualmente se han centrado directamente en explorar todo tipo de material. Por esa razón, muchos se equivocan al pensar que la startup son esas que se centran únicamente en las redes sociales.

Generan empleo

Teniendo la diferencia clara con la pyme, donde el trabajo y su contratación respectivo se crea a nivel local, una startup hace lo contrario. Y es que una ventaja de este modelo es que mucho de los trabajos pueden hacerse desde cualquier parte del mundo. Un ejemplo sería que la sede de la startup está en Perú pero una gran parte del equipo de desarrollo está en Francia.

Sin duda, una peculiaridad bastante notoria de las startups es que puede generar empleos por muy arriba de las pymes. El cálculo es que cada trabajo directo logra generar una startup donde crea otros 5 empleos anexos.

El peligro que conlleva

Muchas startups se condicionan por el peligro financiero que tienen. En realidad, están basadas en un concepto básico: ir a por todas o por nada. Claro que este aspecto puede que comprometa el futuro de ellas como tal. Asimismo, en varios de los casos han perdido mucho dinero al comienzo. En caso de que logren sobrevivir, seguramente se convertirán en un éxito rotundo. En este punto decimos que las pyme intentan ganar dinero desde su creación, mientras que las startups lo hacen a largo plazo porque buscan ir a escalas.

¿Quieres iniciar una idea de negocio? nosotros te ayudamos, más info aquí…

Cómo saber si emprender es tu mejor OPCIÓN

sdfg

Cómo saber si emprender es tu mejor OPCIÓN

  • El foco se apagó. Últimamente muchos están debatiendo si un emprendedor nace o se hace. Sin importar de qué lado estés, tal vez te has dado cuenta de que muestras algunas características clásicas de emprendedor.
  • Siempre estás pensando. Los emprendedores nunca dejan de meditar. Es una bendición y una maldición al mismo tiempo. Si exhibes este comportamiento, tal vez es tiempo de seguir adelante y hacer algo para poner tus pensamientos en acción.
  • Eres apasionado. Si hay un concepto de negocio que se queda contigo y del que estás enamorado, puedes convertirlo en una realidad. Los emprendedores y los dueños de negocios sienten pasión por lo que hacen y harán lo posible para cambiar su visión sobre un producto o servicio para que el resto del mundo lo disfrute.
  • Eres independiente. Esto no significa que eres alguien extraño o que no sabes cómo pedir ayuda. Significa que puedes resolver tus problemas. Ahora es momento de que te sientas lo suficientemente independiente para construir una compañía.
  • Estás motivado. No siempre necesitas algo o a alguien para seguir adelante. Te despiertas todos los días y haces lo necesario. Este sentido de automotivación puede conducirte a iniciar y llevar a cabo el lanzamiento.
  • Eres organizado. Manejar un negocio requiere muchas habilidades desde su organización. En algún punto tal vez quieras o necesites contratar a algunos expertos, como contadores o abogados, pero al principio puedes confiar en ti mismo para llevar las finanzas, delegar las responsabilidades y presentar ideas a los inversionistas. No puedes hacer nada de eso sin tener cierto orden.
  • Sientes la necesidad de ayudar a la gente. Si quieres ofrecer un producto o servicio, considéralo una señal de que estás listo para tener una empresa. Este deseo de ayudar a las personas para que mejoren sus vidas, puede ayudarte en los altos y bajos de manejar una operación.
  • Estás seguro de que puedes construir un mundo mejor. Tal vez es tu confianza o tu ego apareciendo, pero puedes darte cuenta de que puedes hacer de este mundo un lugar mejor.
  • Te sientes atrapado en tu trabajo. Si tienes miedo de despertar cada mañana entonces tal vez no te sientes completo. Un ascenso u otro trabajo pueden mejorar el problema, pero muy en el fondo no lo resuelven por completo. Averigua si necesitas ser tu propio jefe o si sólo quieres hacer algo diferente.
  • Sientes que necesitas probar tu visión. Digamos que tienes una idea, pero todos te están diciendo que no se puede hacer. ¿Qué harás con esa situación? Esta experiencia tal sea motivación suficiente para ignorar a los pesimistas.
  • Quieres crear un nombre por ti mismo. Algunos de los emprendedores más importantes y dueños de negocios se dieron cuenta que querían algo más de la vida. Steve Jobs sabía que era especial. Si también te sientes así, entonces grandes cosas podrían salir de eso.
  • Siempre has querido ser tu propio jefe. No importa si eres un obsesivo del control o no te gusta que te ordenen cosas, te diste cuenta de que siempre has querido ser el jefe.
  • La contratación de trabajadores independientes va en aumento. Según diversos reportes, el número de trabajadores independientes (freelance, contratistas, dueños de negocios) está en aumento, se espera que crezca un 40 por ciento para el 2020.
  • Tu campo carece de trabajos. Las contrataciones en tu área pueden estar congeladas. En lugar de esperar o aceptar un trabajo que requiere menos habilidades de las que tienes, estás considerando tener tu propio negocio.
  • Puedes tomar riesgos. Si eres soltero o no tienes hijos, tal vez no tengas que preocuparte de mantener a otros. Aprovecha este tiempo en tu vida cuando tengas la oportunidad de aventurarte un poco.
  • No soportas ir todos los días al trabajo. Si te sientas en el tráfico todos los días algo enojado, tal vez puedas poner un negocio en tu casa. Después de todo, las empresas más exitosas han sido lanzadas desde los garajes.
  • Tienes una increíble ética laboral. Si no te importa trabajar 12 horas al día múltiples veces a la semana (como lo hacen todos al iniciar los negocios) entonces ¿por qué no hacer algo que te entusiasme?
  • Te gusta la incertidumbre. Eres el tipo de persona que se emociona cuando explora lo desconocido. Si fundas un negocio puede ser que dejes de estar aburrido de hacer un trabajo que te tiene harto. Soy este tipo de persona y estoy orgulloso de eso.
  • Siempre ves algún potencial. No importa dónde estés o lo que estás haciendo, sientes la necesidad de hacer mejoras. Ahora entiendes que, como dueño de una compañía, puedes tener un gran potencial, hacer dinero o mejorar la vida de otros.
  • Más proyectos van a los empresarios. Si ves a un jefe actual contratar a gente de fuera para un trabajo que sabes que puedes hacer mejor, haz algo al respecto y aventúrate por tu cuenta.
  • Quieres ser parte de un equipo. Tal vez quieras construir tu propio grupo de empleados de la nada con personas que compartan tu visión y que estén dispuestas a embarcarse en un viaje contigo.
  • Odias trabajar con los otros. Si no puedes soportar tomar órdenes, odias a tu jefe/a y todas sus demandas, comienza a planear tu estrategia de salida para convertirte en tu propio jefe.
  • Llegaste al punto de la desesperación. Cuando inicias un negocio no debería ser sólo por el dinero, a veces ese es el caso cuando tu espalda está contra la pared. Las cuentas están apilándose y necesitas poner comida sobre la mesa. Ese sentido de desesperación puede ser suficiente para llevarte a hacer algo increíble.
  • Quieres crear trabajos. En estos tiempos difíciles ves que no hay suficientes empleos para los colegas con los que estudiaste o trabajaste. Si confías en estas personas y conoces sus talentos, tal vez desees ayudarlos al crear una empresa que los acepte.
  • Deseas desarrollar un producto o servicio que no está disponible todavía. Eres un solucionador de problemas. Has experimentado un momento de realización que un producto o servicio no está en el mercado. Podrías usar ese momento para inspirarte a convertir una idea en una realidad.
  • No soportas estar en una oficina. Si te sientes restringido en tu lugar de trabajo podrías liberarte y trabajar donde quieras en tu empresa.
  • Quieres tener tu propio horario. Tal vez eres más productivo de las 4 a.m. hasta las 9 a.m. o eres un búho nocturno. En lugar de que
    te digan cuántas horas trabajar y cuándo tomar descansos o vacaciones, podrías finalmente determinar tu horario.
  • Eres creativo. Si estás cansado de que tus ideas se vayan a la basura, puede ser tiempo de salir y expresarte al tener el negocio que imaginaste.
  • Necesitas inspirar. ¿Eres la persona a la que todos acuden cuando necesitan algún consejo? ¿Te gusta ese rol? Tener un negocio te da la oportunidad de inspirar a la gente que te rodea.
  • Quieres tener un legado para tus hijos. Tienes hijos y estás pensando en dejarles algo de los que estén orgullosos. Aunque no quieran hacerse cargo de la empresa familiar, pueden ser testigos de cómo tu trabajo duro y dedicación brindaron frutos.
  • No te importa ensuciarte las manos. Tienes que hacer mucho trabajo sucio como dueño de un nuevo negocio y eso no siempre es agradable. Pero si no te molesta, entonces ¿por qué no haces esas cosas por ti y no por otras personas?
  • Buscas un nuevo reto. Tal vez te has estrellado contra la pared y te has aburrido mucho. Esa no es siempre la mejor situación si eres alguien buscando un nuevo reto. Empezar tu propia compañía es retador, deberías satisfacer esa necesidad.
  • Eres capaz de resolver problemas. ¿Eres el tipo de persona que asume la responsabilidad de resolver problemas? No se trata sólo de hacerlo, sino de encontrar una mejor solución.
  • Te gusta adquirir nuevas habilidades y conocimientos. Algunas personas no pueden saciar la sed de aprender cosas nuevas. Tal vez no adquieras eso de hacer el mismo trabajo durante años. Pero puedes tener esa experiencia como dueño de un negocio.
  • No te importa el multitasking. Hay gente que puede hacer muchas cosas al mismo tiempo. Si eres de aquellos que no colapsan bajo presión, estás en el camino correcto.
  • No le tienes miedo al fracaso. Como dueño de un negocio tal vez tengas que enfrentar pronto el fracaso. Si eso no te asusta, úsalo como señal.
  • Puedes tener un trabajo seguro. Estás dándote cuenta que una de las peores cosas sobre trabajar para alguien más es contemplar la posibilidad de ser despedido o de que la empresa sea vendida. ¿Por qué no asegurar tu futuro?
  • Hay un vacío que llenar. Si te das cuenta no sólo que hay un mercado sino que no hay nadie capitalizando una idea en particular, tal vez seas el que pueda hacer algo diferente.
  • Una gran cantidad de talento te rodea. Aunque sólo seas un egresado o estés trabajando, estás rodeado de mucha gente habilidosa que parece estar desperdiciando su talento. Posiblemente seas capaz de atraerlos para unirse a tu startup al ofrecerles una sociedad, acciones, un ambiente divertido o crecimiento laboral.
  • Estás pensando ¿si no es ahora, cuándo? La procrastinación tal vez sea uno de los peores asesinos de una startup. En lugar de arrastrar tus pies, puedes poner la pelota en movimiento para esa idea de negocio ahora mismo.
  • Entiendes los incentivos fiscales. Los dueños de pequeños negocios son elegibles para los incentivos fiscales. Si no quieres quedarte fuera es hora de empezar a trabajar. Quizás puedas comprarte aquella computadora o smartphone que has estado viendo.
  • Te das cuenta que quieres ver resultados. Cuando trabajas para alguien más, puede ser difícil ver como tu duro trabajo beneficia tu compañía. Si quieres ver resultados directos de tus acciones, tener tu negocio puede darte una oportunidad.
  • Te relacionas bien con la gente. A veces sólo quieres salir y hacer networking. Desafortunadamente tu posición actual no permite eso. Si eres alguien que gusta la gente, entonces tener tu propio negocio puede darte una razón para hacer networking.
  • Estás cansado de sentirte ahogado. Es común cuestionar tus valores sobre el trabajo así como de tu vida personal. Si sigues sin tener un ascenso o sientes que te estrellaste contra una pared, tal vez sea momento de aventurarte por tu cuenta.
  • Eres un líder de nacimiento. Tener una gran idea es una cosa. Ser capaz de comunicarla y convencer a los otros para subir a bordo es otra. Si tienes habilidades de liderazgo para rodearte de personas y motivarlas, considera iniciar tu propia aventura.
  • Te gusta buscar emociones. A algunas personas les gusta jugar a lo seguro. Tú, por otra parte, eres del tipo aventurero. Nada es más emocionante que el que se te ocurra una idea laboral y lograrla en medio de todas las incógnitas y las altas y bajas.
  • Puedes usar tu conocimiento en las calles. Si eres de esas personas con diversos conocimientos, así como habilidades profesionales, tal vez puedes poner esos talentos a trabajar en algo que realmente te emocione.
  • Los emprendedores pueden aprovechar muchas herramientas y consejos. Eres consciente que hay muchos recursos online para ayudar a los nuevos dueños de negocios.
  • Estás listo para ser liberado. Durante cierto tiempo tu emprendedor interno ha estado molestándote. ¿Por qué no lo liberas? Una vez que lo hagas tal vez te sorprendas de lo feliz que eres.
  • Siempre has querido hacer algo que disfrutes. Thomas Edison dijo: “Nunca trabajé un solo día de mi vida. ¡Todo era diversión!”. Mucha gente exitosa ha hecho cosas similares. En lugar de sólo pensar en hacer algo que te haga feliz, ten fe y persigue tu visión de startup. Si sigues tu sueño, todo caerá en su lugar.

Si después de leer todo esto, sigues con la idea de emprender, nosotros te ayudamos con un entrenamiento presencial gratuito para todos aquellos que quieran iniciar un proyecto de negocio desde cero, más info aquí…

El ABC del Bitcoin

que es bitcoin

Bitcoin es una moneda, como el euro o el dólar estadounidense, que sirve para intercambiar bienes y servicios. Sin embargo, a diferencia de otras monedas, Bitcoin es una divisa electrónica que presenta novedosas características y destaca por su eficiencia, seguridad y facilidad de intercambio.

Su mayor diferencia frente al resto de monedas, se trata de una moneda descentralizada, por lo que nadie la controla. Bitcoin no tiene un emisor central como los dólares o los euros, la criptomoneda es producida por las personas y empresas de alrededor del mundo dedicando gran cantidad de recursos a la minería.

BENEFICIOS Y VENTAJAS DE BITCOIN

En la actualidad, es la moneda digital más usada de todo el mundo y hay buenas razones por las cuales se está haciendo cada vez más popular. Tanto usuarios particulares como vendedores y propietarios de negocios encuentran en Bitcoin importantes ventajas que les han llevado a adoptar este sistema.

CARACTERÍSTICAS:

  • No pertenece a ningún Estado o país y puede usarse en todo el mundo por igual.
  • Puedes cambiar bitcoins a euros u otras divisas y viceversa, como cualquier moneda.
  • No hay intermediarios: Las transacciones se hacen directamente de persona a persona.
  • Es descentralizada: no es controlada por ningún Estado, banco, institución financiera o empresa.
  • Es imposible su falsificación o duplicación gracias a un sofisticado sistema criptográfico.
  • Las transacciones son irreversibles.
  • No es necesario revelar tu identidad al hacer negocios y preserva tu privacidad.
  • El dinero te pertenece al 100%; no puede ser intervenido por nadie ni las cuentas pueden ser congeladas.

Bitcoin se asemeja al dinero en efectivo que todos conocemos. Además de presentar muchas de las características de este conocido medio físico, al utilizarlo siempre mantenemos el control de nuestros fondos. Adicionalmente, también disponemos de muchas de las ventajas que el medio digital nos ofrece: es inmediato, puede mandarse a cualquier parte del mundo, etc.

¿Te gustan los temas de negocios y emprendedurismo? Te ofrecemos cursos y talleres de negocio, más info aquí…

Las mejores apps para controlar tus GASTOS

art 2

Las mejores apps para controlar tus GASTOS

Existen apps para controlar tus gastos y no te mentiré, son demasiadas. El día de hoy nos enfocaremos solo en lo mejor de lo mejor para que no andes buscando durante horas y horas en la Internet. Gracias a las nuevas tecnologías, tendrás a disposición apps para controlar tus gatos o, poder ver cada informe de compra hecha. Sin duda, es una ayuda para poder ir planeando la mejor economía en la familia y llegar “liviano” cada fin de mes.

  1. MoneyWiz

Esta es una de las mejores apps para controlar tus gastos. Te da la posibilidad de crear un presupuesto, gestionar cada cuenta y factura e inclusive, crear un pronóstico. Podrás llevar a cabo el registro de cada uno de los gastos e ingresos, los ajustes en el saldo, las transacciones hechas de cuenta y cuenta, etc. Asimismo, podrás vigilar cada presupuesto y te señalará que cosa está yendo mal. Gracias a esta herramienta podrás entrar a cada una de las cuentas partiendo de un solo lugar y mantendrás actualizados los datos en el móvil. Sin duda, una de las mejores apps para controlar tus gastos que podrás hallar en la Internet. Lo único malo es que está creada para aquellos usuarios que son avanzados en el contexto.

  1. Cuentas Claras

Esta aplicación es la ideal para tener el control en la economía del hogar. Asimismo, podrás anexar cada uno de los datos en cuanto a los gastos e ingresos. Te da la posibilidad de poder personalizar cada gráfico a nivel global y con excelentes detalles. La finalidad es ayudarte a cargar con la mejor idea sobre en qué consumes tu dinero. Trae consigo una calculadora, un calendario, el típico bloc de notas y cada dato puede exportarse a PDF.

  1. Finanzas Personales Checkbook

Dale un estudio profundo a cada cuenta personal. Con esta aplicación puedes programar cada transacción usual, poder vincular los datos con diversos terminales, programar tu transacción con retraso y liquidarla luego. Tiene informes con varios gráficos en circunferencias y sus barras que muestran lo que sería la estructura de cada ingreso en gasto. Lo mejor de todo es que es gratuita.

¿Cómo definir una idea de NEGOCIO?

ARTUNO

¿Cómo definir una idea de NEGOCIO?

En general, esto se debe a que se cree que pensar un negocio es cosa fácil; que sólo basta el ingenio, un planteamiento atractivo y vistoso con sex appeal único cuando se platica. Sí, eso ayuda. Sin embargo, las ideas de negocio son como el vino: requieren de una cuidadosa maduración para lograr la aceptación de los comensales y, por supuesto, un conocimiento de cómo se moldea el gusto del comensal.

Una idea de negocio se distingue porque aparece planteada como hipótesis (“qué tal si…” es la frase más socorrida en estos casos). Y ésta esboza una posible solución que impactará la vida de las personas y, a largo plazo, la economía de un sector, región o país. Pero fundamentalmente, significa que alguien (gobiernos, empresas, consumidores) estará dispuesto a pagar por ella de modo consistente y constante. El resto de las ideas pueden tener igualmente un impacto, aunque no necesariamente lo traducen en dinero para crear más valor, empleos y mercado de forma recurrente.

En suma, una solución que sí es de negocio consiste en conocer una situación donde: a) se proyectan ciertas problemáticas;

  1. b) se reconocen ciertos elementos, agentes, recursos y soluciones vigentes así como sus respectivos impactos involucrados en una dinámica económica;
  2. c) se diseña un nuevo modo de superar las áreas de oportunidad no cubiertas aún por medio de know-how, nuevos canales de distribución o venta, ciencias aplicadas, innovación en productos o servicios, optimización de procesos o incluso, dándole la vuelta a toda una industria desde su planteamiento tradicional;
  3. d) se monetizan dichas soluciones a favor de sus creadores e implementadores.

La eficacia de la idea, entendida como producto o servicio que el emprendedor desea ofrecer al mercado, se caracteriza por tomar en cuenta tendencias y tecnologías existentes para introducirse en un sector. La solución que pretendemos ofrecer, debe ser congruente con nuestro estilo de vida y con la manera en la que éste va a incidir en un mercado concreto.

Toda idea de negocio tiene como primicia que el cliente pague por ella. Esta es una prueba irrefutable de que tu hipótesis es viable y va a funcionar. Hay que salir a la calle, escuchar al mercado a quienes podrían ser tus clientes potenciales y estar atentos a los cambios que se presentan en el ecosistema emprendedor diariamente.

  • ¿Cómo saber si el impacto devendrá en un buen resultado?

Recolectar datos macroeconómicos y de mercado que sirvan para reconocer la factibilidad de que dicha hipótesis se transforme en una idea sostenible y escalable.

  • Cómo crear valor

Una idea de negocio deja de serlo en la medida en que se pormenorizan las razones por las cuales se plantean soluciones y qué se espera conseguir con ellas.

Es importante que al momento de formular una hipótesis como una solución consideres qué tipo de idea piensas desarrollar. Existen fundamentalmente tres tipos de ideas de negocio:

 

Idea de alto impacto. Como su nombre lo indica, son aquellas ideas pensadas para generar cambios sociales o ambientales a gran escala y que eventualmente representan un factor clave en la macroeconomía de un país o, incluso, a escala mundial.

 

  1. Idea de producto. Son esas ideas donde lo que piensas fabricar es una solución práctica para el consumidor. Aquí, los productos se caracterizan por ser únicos en su clase y, aunque repetibles, difíciles de igualar en la anticipación a una problemática.

 

  1. Idea de servicio. El valor agregado de este tipo de ideas se centra en dar una asistencia y atención directa a un problema mediante metodologías específicas aplicables por el factor humano o bien, por medio de tecnologías inteligentes. Generalmente se incluyen en sectores como el de la salud, la banca, agrícolas, legales, etcétera.

 

Reconocer de dónde nace la idea y hacia dónde se dirige es fundamental para determinar los beneficios que conseguirán tanto tú (emprendedor) como el sector de la comunidad (mercado objetivo) para la cual debiera estar destinada.

 

¿Qué es la experiencia de CLIENTE?

articulofw

¿Qué es la experiencia de CLIENTE?

 

Si aún no conoces sobre la experiencia del cliente, te diré que se convirtió en un punto relevante en muchas marcas a largo de estos años. El inconveniente de todo esto es que ha sido un término de “innovación” por lo que resulta complicado hallar un concepto conciso que muestre lo que representa. Por eso hoy veremos qué es la experiencia de cliente y trataremos de despejar dudas.

 

Experiencia del cliente

 

Cuando hablamos de la experiencia del cliente nos referimos al grupo de experiencia que posee el mismo con la marca. Todo esto lo desarrolla dentro de un tiempo donde existe relación con el servicio. Por lo que, mientras mejor es la experiencia del cliente, hay más chance de aumentar la retención. De esta forma se consigue un incremento en leads, tickets, promedio, etc. Actualmente podemos decir que la aptitud que posee una marca para dar la mejor experiencia al cliente es constituida por ser ventaja en la competencia.

 

Lo que no sabes acerca de la experiencia de cliente

 

Sabemos que los clientes que tienes cogen experiencia a raíz de los servicios o productos que has brindado. Hay situaciones donde toda la experiencia cogida puede ser beneficiosa, regular o negativa. Todo dependerá de tu decisión al momento de emprender con acciones para optimizarla. Lo que si es verdad es que como dijimos arriba, cada marca ya lo ha estado implementando.

 

Tener le control de la experiencia del cliente podría ser al comienzo un tanto complejo porque envuelve la emoción, la percepción y conducta de un buen conjunto de individuos que poseen pensares y gustos distintos. Es posible que los clientes no adopten la conducta que tu deseas. No obstante, la marca que tienes no debe sucumbir. Todo lo contrario, necesita más preparación para afrontar lo peor y esperar lo mejor para la experiencia del usuario.

¿Qué es un plan FINANCIERO?

formato-articulo

¿Qué es un plan FINANCIERO?

 

Cuando emprendemos, el plan financiero es bien relevante en nuestros objetivos. Y es que para muchos, éste tiene todas las pautas para empezar y se halla dentro del plan de negocio. En el mismo se estudia cada dato económico y financiero del negocio, por eso, nos da la posibilidad de generar una idea para la visibilidad y factibilidad de la compañía que se piensa hacer.

Poco funciona que se tenga una idea, un excelente análisis del mercado y poderosos estudios sobre marketing y comunicación previa la creación de la compañía si luego, no hay capacidad de traducir todo en prácticos números económicos.

El plan financiero y sus características

Cuando hablamos del plan financiero, podemos decir que se trata de una herramienta que nos da la posibilidad de planear todo lo que será de nuestra empresa. Esto es hablándolo en términos de economía, claro está. Cada uno de los objetivos hechos con previo aviso estaban en el plan del negocio. Éste nos da la posibilidad de saber qué precios empresariales tendrán los negocios a comenzar. Luego, hay que tener la capacidad de poder calcular qué será de nuestros posibles ingresos y ventas. La idea es poder conocer si se puede obtener beneficios y que nuestro plan sea realmente rentable.

Conocer el precio de qué costara el comenzar el nuevo emprendimiento empresarial es esencial. Claro, teniendo en cuenta si se desea saber el dinero que se requiere (obviamente, si lo queremos). Finalmente, se debe seleccionar el camino para el plan financiero en la empresa que más ventajas nos traiga y empezar con el modelo de negocio.

En conclusión, tener el plan financiero a disposición sacará a muchos las “patas del lodo”. Lo ideal es empezarlo y estudiarlo minuciosamente para prevenir posibles fallas. Pedir colaboración siempre es bueno en este tipo de situaciones.

Cinco maneras para tener un dinerito EXTRA

formato-articulo

Cinco maneras para tener un dinerito EXTRA

Muchas personas sueñan con renunciar a su empleo, ya sea mañana, el año que viene o en la próxima década. Sin embargo, hay un gran abismo entre el soñar y el actuar que parece estar fundada en una causa mundana: la falta de dinero.

Obviamente, si quieres dejar tu trabajo, necesitas tener otra fuente de ingresos que te ayude a pagar tus cuentas, ahorrar para el futuro y disfrutar la vida. Pero, ¿cuál es la mejor manera de encontrar este capital? ¿Cómo puedes ganar más dinero para que en el futuro puedas renunciar a tu empleo y emprender?

  1. Invierte en bienes raíces

Hay muchas maneras de invertir en esta industria:

-Rentar una habitación en tu casa.

-Rentar un departamento.

-Participar en el negocio de rentas por vacaciones (AirBnB)

Este tipo de negocio se mueve como un tren: puede que le tome un tiempo generar potencia, pero una vez que lo hace, se mueve sin detenerse.

 

2.Escribe un libro

Miles de personas sueñan con escribir un libro, pero pocas lo hacen. Muchos piensan que es una tarea muy difícil, que no tienen el tiempo suficiente para hacerlo o que carecen de los conocimientos necesarios. La verdad es que puedes escribir un libro y ese texto te puede dar un ingreso extra.

 

Existen diversas opciones para publicar una obra:

 

-Puedes escribir una serie de textos cortos sobre un tema en específico y colocarlas en Kindle.

 

-Autopublicarte a través de una página web.

 

-Acercarte a una plataforma o sitio en internet que tenga una buena audiencia y escribir para ellos.

 

-Usar la ruta tradicional y vender tu texto a una editorial.

 

-Grabar un audiolibro y publicarlo en plataformas como Audible.

 

Escribir un libro ya no es la tarea titánica que solía ser. Gracias a la tecnología, las llaves del éxito de una obra ya no están solo en las manos de las grandes editoriales.

 

  1. Vende productos en Amazon, Etsy, Mercado Libre…

Nunca antes había sido tan sencillo vender tus productos como hoy gracias al comercio electrónico. Ya no necesitas tener un almacén, inventario y empleados para participar en los negocios digitales.

 

  1. Vende tus habilidades

Seguramente eres bueno para algo. Tal vez sepas manejar bien los números, diseñar páginas web o escribes bien. El punto es que deben existir personas que estén dispuestas a pagar por tus habilidades. De hecho, muchos emprendedores modernos contratan servicios de freelance para resolver cuestiones específicas de su negocio.

 

También podrías ser un consultor y ayudar a emprendedores a identificar qué les hace falta.

 

  1. Empieza un blog / vlog

Una buena manera de tener ingresos extras es a través de un blog /vlog. Ciertamente toma algo de tiempo construir una audiencia de seguidores que a su vez atraigan a los publicistas, pero una vez que lo hagas, podrás monetizar tu contenido.

 

No solo eso, estos formatos pueden ayudarte a construir una reputación como especialista en tu ramo.

 

Para tener un buen blog / vlog debes:

 

-Tener contenido de calidad

 

-Dar a conocer ese contenido a través de redes sociales

 

-Generar una base de datos con los correos de tus seguidores

 

Todas las tareas antes mencionadas tienen algo en común: no son sencillas. Requieren disciplina, diligencia, calidad y tiempo. Es correcto, nunca alcanzarás la vida que quieres sin un poco de trabajo. No obstante, si empiezas hoy, podrás juntar capital y renunciar a tu empleo más pronto de lo que crees.